Deseo dormido

Deseo Dormido
Estándar
Has despertado mi deseo dormido…
Deseo tenerte en mis brazos,
Tocar tu piel, recorrer tu cuerpo y pasar mis dedos por tu cabello.
Que sientas como mi cuerpo te necesita, te ansia…
Mi ser grita: que te necesito tener,
Siente como la ropa cae sin tocarla; mientras nos devoramos con las miradas,
Al verte… oler tu perfume de hembra en celo.
Mi ser me dice que mi cuerpo y el tuyo están listos.
Paso mi mirada por tu cuerpo ardiente y me detengo en tus ojos que brillan de deseo,
Rondas como fiera en celo a mí alrededor, pero no te acercas…
Y a cada segundo cresen mis deseos de tenerte en mis brazos…
Deseos de tocar todo tu cuerpo; sintiendo como vibra ante mis caricias,
Te has acercado y siento como el perfume de tu intimidad se dispara y me inunda…
Nos vamos a la intimidad sin decir palabra solo viéndonos;
Entregándonos a la pasión que se ha despertado.
Anuncios

El Mensajero y el Pergamino. (La respuesta)

El Mensajero y El Pergamino (La Respuesta)
Estándar
Ese día en la tarde salia de vacaciones pero los compañeros de la universidad que siempre se burlaban de mi llamándome “panzon, nerd, mantecoso, raro” y otros insultos, regularmente los ignoraba pero ese día, me tenían una sorpresa, ya que ese día no solo serian insultos ya que me dañaron el carro echándole pintura, cansado, ese día cansado, tome valor y los enfrente… después de la paliza que me dieron por reclamarles e insultarlos igual, me dejaron ahí… a un lado de mi carro, en el suelo, humillado y golpeado, agarrando aire por el esfuerzo y comenzando a quererme levantar, de pronto un anciano me ayudo a levantarme… “pero que te paso muchacho??”… jalando el brazo de su mano al quererme ayudar, me dijo: “tranquilo, solo quiero ayudarte a levantar”, volteando a verlo con la mirada perdida en el odio y coraje que sentía le dije: “perdón!”, y diciendo en voz baja dije: “ya me vengare de todos, de todos los  que han abusado de mi”… el anciano sonriendo me dijo, “es por el coraje muchacho, ya se te pasara”,  volteando a verlo con los ojos inyectados de odio, a la vez que cambiando el tono de voz le decía:  “no, ya estoy cansado que todos los que son abusones”… “juro que me vengare de todos, a todos los quiero ver muertos”… el anciano acentuando su expresión y viendo en sus ojos un brillo de complicidad, me dijo: “estas seguro?”, mirándole a los ojos  dije: “si”, el anciano haciendo una mueca a forma de sonrisa y cambiando su expresión, a una mas seria. metió la mano a una mochila de mano que traía,  saco un libro, y entregándomelo me dijo seriamente, “entonces, toma este libro, aquí encontraras lo que necesitas, solo léelo, has lo que te explica y tendrás la respuesta a lo que deseas sin mayor problema”, tomando el libro, pensé primeramente “lo que falt…” y como si supiera lo que pensaba, me dijo con una mueca a forma de reproche: “no es una biblia”…  y sorprendido vi al anciano, y al libro… era un libro color ocre, desgastado por el tiempo, con algunos símbolos anotados pero borrados por el tiempo, la pasta, parecía de piel, pero se sentía distinto, como si tuviese algo chispeante, mágico, me hormigueaba las manos y comencé a hojearlo ahí mismo… en eso, centrado en el libro voltee para preguntar sobre el libro, pero ya no lo encontré… en ese momento, tome la decisión de cambiar y prepararme como fuera, ya no permitiría que me hicieran mas daño, el odio se había sembrado en mi corazón, y en mi mente.
Después de llegar a mi casa, maltratado y humillado, viendo lo que el libro decía ese día me dedique a leerlo y sin darme cuenta, leí casi medio libro, (el cual no era muy extenso), no entendí la mayoría de lo que decía, pero leyendo tome la decisión de ir a las afueras de la ciudad a probar el ritual que decía, no perdería nada y tal vez pudiera ganar algo. vi que me tomaría un par de días hacerlo ya que había que repetir varias cosas, pero indicaba que tendría resultados al hacerlo bien… así que tomando cosas para comer y lo que indicaba para hacer el ritual, fui a comprarlo a esa tienda donde tienen las cosas.  sali en el carro con rumbo a la sierra a un área que sabia que no llegaría nadie y podría hacerlo sin problema.

Después de estar por tres días en el campo solo, haciendo todo lo que me decía el viejo libro, y maldiciendo mi suerte ya que en ese tiempo no había conseguido nada… molesto conmigo mismo por hacer caso a un viejo, y que porque me decían que haciendo lo que decía el libro conseguiría las cosas, sentándome en un tronco que se encontraba a un costado de la fogata que tenia… y mirando las flamas, comencé a reír solo y decirme: como puedes ser tan incrédulo, enciendo un cigarro y sonriendo saco una botella de tequila que tenia en la bolsa, mientras digo, “viejo loco” y dando un trago, cierro los ojos por lo fuerte de la bebida  y limpiando la boca con el antebrazo, de pronto mientras avivaba el fuego, entre las sombras salio el anciano que me dio  el libro y me pregunta “loco?”, piensas que estoy loco??, “mejor invitame un trago!”,  y echándome hacia atrás, mas asustado que sorprendido caigo y ruedo cuan largo era por la sorpresa a la vez que daba una especie de quejido por el miedo al verlo aparecer  entre las sombras, ya que me encontraba  retirado de cualquier lugar habitado, pensando todo a la vez, es ilógico como llego aquí?, en mi mente no entendía que este hombre se  apareciera así, y  menos ahí. el anciano de mirada profunda y espalda encorvada, viéndose con unos 60, o 70  años de edad, sin dejar esa mueca a forma de sonrisa  me  pregunto: “porque te asustas??, no has estado tratando de que venga??”, mientras se acomodaba en el tronco, con movimientos un poco lentos por la edad.
mientras yo tras el tronco literalmente a gatas y con una expresión de sorpresa que de miedo le comencé a decir: “pu-puues si… o eso creo!?!?!?” “pero este libro que me diste”…- a la vez que extendía la mano temblorosa con el viejo libro en ella- y recomponiendo rápido mi figura, con coraje le reclame: “me dijiste que me comunicaría con el Diablo, Luzbel, Satanás, o como lo quieras llamar para hacer un pacto… no contigo”, “o… eres tu?!?!”, “y, a todo esto, quien eres?, como llegaste hasta aquí?”… mientras el anciano miraba el fuego después de tomar de la botella como si fuera agua, y cambiando su mirada a un tono mas frío pero duro, sin alma, y tornando sus ojos al color de las brazas que se encontraban en la fogata, a la vez que le veía entre esa mueca a forma de sonrisa, mire unos dientes afilados, como si todos fueran colmillos, dejo de verme, volteando al fuego, seriamente me dijo: “yo nunca dije que te comunicarías con el, te dije que encontrarías la respuesta” vio la botella y volvió a tomar de ella, volteando y me miro por un momento mientras que yo que me encontraba de rodillas a un metro de el, me comenze a levantar del suelo y me acomodaba a un lado de el, hipnotizado por lo que estaba viendo, y tomando de su mano la botella, le tome un trago y le ofrecí otra vez la botella y un cigarro, diciendo “toma acompáñame!”, “no te miras tan tétrico, como pensé”…. el, tomando la botella, se levanto del tronco y después de dar un trago, suspiro y volvió a mirarme profundamente con los ojos rojos, viendo que comenzaba a despedir una especie de  humo que salia entre las ropas mientras se doblaba sobre si, y decía palabras en otra lengua que no entendí. lo que a continuación me dejo con la boca abierta, ya que comenzó a cambiar convirtiéndose en un hombre de mediana edad, y estatura regular, pero con el mismo aspecto algo duro en el rostro conservando la mirada profunda que despedía odio e ira a la vez, diciéndome como si fueran varias personas a la vez, (llegando la voz de todos los lugares alrededor mio al mismo tiempo) y con una voz atronadora, “ASÍ TE PAREZCO MAS TERRORÍFICO?, O QUIERES VER MI VERDADERO SER?”, diré que por la impresión que tuve, volví a caer del tronco hacia atrás, por lo que solo acerté a  asentir con la cabeza a la vez que le decía “nnooo !!, no!!, así esta bien!!”…
hablando con esa voz que parecía venir de todas partes o estar en mi cabeza, mientras avanzaba alrededor de la fogata, “ACASO PIENSAS TU?, MONO PARLANTE!!,  QUE EL MAESTRO VENDRÍA A TI SOLO POR LLAMARLO?, ESTO ES SOLO EL PRINCIPIO TENDRÁS LO QUE QUIERES A CAMBIO DE TU VIDA, YO SOY RAMUEL!, PRÍNCIPE DEL CUARTO CIRCULO, GENERAL DE LOS EJÉRCITOS DEL INFIERNO Y HERALDO ANTE USTEDES, MONOS PARLANTES, DEL SEÑOR DE LAS TINIEBLAS Y AMO ABSOLUTO DE LAS HUESTES DEL INFIERNO…”
sacudiendo la cabeza, murmure… “es un sueño, y el cansancio de estos días…” a lo que  respondió como si me hubiera escuchado… “NO!!… NO ES UN SUEÑO!!,  Y SI QUIERES OBTENER TU VENGANZA, TIENES QUE  HACER LO QUE LO QUE TE INDICO AL PIE DE LA LETRA… “asintiendo con la cabeza… entonces el devolviendo me la botella (que se encontraba caliente), sonrió diciendo: “HAS COMENZADO”, “TOMA TUS COSAS, TE DIRE LO QUE TIENES QUE HACER, HAS LO QUE TE FALTA PARA COMPLETAR EL ACUERDO, SI NO LO HACES BIEN PERDERÁS TODO”.

Asombrado, (por el contacto y lo que pasaba), mas que asustado. me levante del tronco y viéndolo a los ojos, si es que se le pueden llamar ojos a lo que tenia en el rostro. ya que eran como dos brazas encendidas, en un hoyo sin fondo (así veía sus ojos). le dije: “dime lo que hay que hacer??” y haciendo una mueca a modo de sonrisa, me dio un documento enrollado y me dijo “TIENES QUE HACER LO QUE AQUÍ VIENE, COMO ESTA ESCRITO, Y TENER LAS COSAS ANTES DE TRES DÍAS, YA QUE A LA MEDIA NOCHE TENDRÁS LO QUE QUIERES, MAS ADELANTE TE DIRÉ LO QUE TE FALTARÍA”. después de que este ser estrecho mi mano (la que me quedo roja y sentí que me quemaba), y viéndolo perderse en la obscuridad de la noche, mire mi reloj estaba detenido en las 03:34 am. pero ya estaba comenzando a amanecer y notando que los ruidos característicos del bosque en la madrugada volvían, medio confundido y a la vez feliz, por lo que pasaba tome el documento de lo que tenia que hacer, y guardando las demás cosas avance al carro y comencé mi viaje a la ciudad, ya en el camino, y pensando que no sabia en realidad si esto lo quería hacer o no, jamas pensé en serio que pudiera contactar con algún ser…
DÍA 1.
por la mañana, llegando a mi casa y como si se tratara de un tesoro llevaba el documento enrollado con ambas manos, (pensando en lo que pediría para vengarme) y colocando en la mesa de centro que tengo en el dpto. ya  sentado en la habitación, y recordando todo lo sucedido la noche anterior, comencé a repasar con la vista las cosas que tenia en mi cuarto sin aceptar al ver la mentira que me rodeaba, en la que vivía, y la realidad de lo que me acababa de suceder, me levante del sillón y comencé a arrancar los carteles con leyendas satánicas y cuadros donde se mira un macho cabrio y las estrellas inversas, y así como las estatuas a satanás y la muerte y toda la basura que tenia en el cuarto, quedando en la mesa solamente unos libros, y una lampara para quemar hierba que usaba ocasionalmente, y así, rodeado de la basura de los posters, y revistas así como algunos libros, y platos viejos de comida que tenia en la mesa y en la cama, pensando en todo lo que me paso en estos días en que hice los rituales… el anciano que llego y salio de la nada, viendo el rollo que había colocado en  la mesa, y que era la prueba de que todo era real!!.  vi la lampara y recordé que tenia algo de hierba escondida y prepare todo y me puse a fumar quedándome dormido en el sillón con la basura que había arrancado de las paredes y los libros, todo tirado… regado por el cuarto perdí la noción del tiempo.

DÍA 2.

en la madrugada, sentí que alguien se acomodo en el sillón por lo que medio dormido vi a una persona que era la que se sentó a un costado mio, entre dientes, le pregunte: “y tu??, quien eres??” -volteando a verme debajo de la capucha de la cogulla que portaba, vi con la luz del cuarto, (que quedo encendida) sus ojos muertos las cuencas vacías y con la piel del rostro desgarrada, pareciera como si también tuviese todos los años del mundo, y viéndose bastante desagradable sentí de pronto frió y un  terror que me llego al hueso, me señalo con su dedo semi-descarnado y dijo con una voz fría, vacía, hueca… (creo que si los muertos hablaran así tendrían su voz…)-“has malgastado un día… solo te quedan dos…. y viéndole aun mas con sorpresa que miedo, y habiendo despertado de golpe, “quien rayos eres? y como entraste aquí?” viéndome de reojo otra vez y repitiéndome “has malgastado un día… solo te quedan dos…. ” a lo que se levanto y viéndome a la vez que señalándome el rollo en la mesa dijo “es el primer aviso” y se desvaneció ante mi… por lo que dando un brinco y comenzando a sudar y a temblar ahora mas de miedo que otra cosa tome mi mochila y sacando lo que quedaba de la botella me lo tome de un trago, y mire el rollo en la mesa.
Con el rollo en medio de la mesa, nervioso, y sudando comencé a abrirlo ya que solo tenia dos días y este seria mi primer día para hacer las cosas, al abrirlo, vi que era una hoja amarillenta algo gruesa y que no tenia nada apuntado en ningún lado, por lo que pensé, “maldita sea, como voy a saber lo que tengo que hacer si esto no tiene nada”… en eso en el papel que lo tenia en la mesa, se extendió solo y apareció un texto que decía ” seis velas de cera virgen solo hechas por tus manos”… por lo que poniendo cara entre extrañado, preocupado y como sorprendido, pensé en voz alta, casi como un grito “DONDE DIABLOS VOY A CONSEGUIR VELAS DE CERA VIRGEN??”. por lo que me prendí un cigarro y pensé en mi vecina, esa dulce vieja metiche y chismosa (motivo por el que a veces la quería matar),  que todo lo sabe aunque nadie le pregunte…. a primera hora de la mañana acudí a ella y preguntándole me dijo que en las afueras de la ciudad había una granja de abejas y que ahí podría conseguirlas… por lo que me fui rápido ahí para hacerlo… y si, después de dar mil excusas en la granja por fin conseguir que me permitieran hacer las velas.

llegando a casa fui al papel, viendo y como tonto diciéndole a la vez que le enseñaba las velas “aquí están tus malditas velas,  ahora que mas quieres que te consiga…” y poniéndolas en el refrigerador regrese a la mesa, viendo que ya había aparecido la siguiente cita…”un saco de sal negra” y comencé a rascarme la cabeza, “y que diablos es eso??”, y mirando la basura que tenia en el cuarto, recordando que tenia un libro de hechicería y magia  donde venían explicados muchos ingredientes de magia y como hacer algunos, comenze a buscar entre el montón de papeles que tenia en la mesa y en el piso revolviendo todo, y maldiciendo mi suerte por no encontrar el libro que necesitaba… por fin lo encontré entre basura de posters arrancados y debajo del sillón… poniendo una sonrisa en la cara, comencé a buscar en el libro el termino dado por el rollo… “sal negra… sal negra… sal n.. aquí esta”… “sal negra: llámese así a la mezcla preparada de las hierbas quemadas, raspadura de una sarten vieja y carbón mezcladas con sal de mesa”…  y pensando en donde podría conseguirla, decidí comprar un mazo de esos de yerbas para limpias y un pedazo de carbón de mezquite el sarten viejo lo conseguiría por ahí y la sal de mesa me parece que existe por la casa… y así puse manos a la obra e hice la sal negra que me pidieron… pasada la hechura de la sal negra, regrese a la sala de mi casa y comencé a mirar el rollo que estaba en la mesa y colocando la sal a un lado, espere a que me diera la siguiente solicitud… pero ya era de tarde cuando termine la sal así que me quede dormido en el sillón esperando ya que no apareció nada mas en la hoja.

DÍA 3.

Eran como las 3 cuando de pronto, alguien se acerco a mi, y sintiendo un frió que me despertó, y volteando entre dormido y despierto, vi la figura de un monje o al menos eso creí en un principio… ya que la cogulla negra y la cuerda en la cintura color café me hizo pensar eso. pero al despertar bien me di cuenta que en realidad era todo menos monje… señalándome con un dedo cadavérico en el que tenia la piel pegada al hueso y haciéndome una seña hacia el pergamino, vi que había aparecido una leyenda que decía “sigue al mensajero el te enseñara lo que hay que hacer” levantándome del sillón, y tomando el papel vi al monje y le iba a preguntar que haríamos cuando el se volteo y vi que apareció algo mas y solo decía ‘sígueme”… encogiéndome de hombros dije “ok, no hablara mucho”… y con el pergamino en la mano, lo seguí al exterior de mi casa pero al salir de ella me di cuenta que nos encontrábamos en otro lugar… -“donde estamos??” y viendo el papel vi que apareció “observa” y vi que extendía un brazo y señalo hacia delante… estaba el local donde venden objetos variados de magia y otras cosas, y viendo el rollo, vi que apareció “necesitaras sangre de un alma virgen” pensé que era broma. a lo que volteando a verlo dije “como iba a conseguir la sangre así nomas!!, nadie seria tan tonto para darme su sangre!!.” y volteando al rollo, leí: “es tu problema… el quiere la sangre, no la vida”  rascándome la cabeza dije “esta bien, que mas necesito??” y levantando el papel leí “un cuchillo  para la ceremonia e incienso” “todo debe estar listo para la media noche”…

y en lo que levante la vista el ser había desaparecido, y volví a estar en la puerta de mi casa, por lo que pensando detenidamente me puse a ver el rollo, y apareció “la tienda”, y recordé  que en ese negocio trabaja una chica y a la vez conseguiría el cuchillo, pero como le haría para conseguir la sangre? y sobre todo que no se secara hasta la hora de la ceremonia?, así que dando vuelta me volví a sentar en el sillón, y pensando vi la lampara y saque la poca yerba que  me quedaba y comencé a fumarla. pensando en las cosas, llegue a la conclusión de que el cuchillo lo conseguiría en la tienda y la chica también… acudí al lugar,  busque y viendo los cuchillos y navajas que tienen en este tipo de tiendas hubo uno que lo vi y pensé que era el indicado por lo que lo tome y pase a pagarlo junto con otras cosas que tome en la tienda… la muchacha que me atendió era como de 19 años y desconozco porque le vi como una especie de aura alrededor de ella por lo que pensé que ella seria la indicada, comencé a platicar con ella, viendo que le interesaba todo lo de las misas negras y brujería ya que estaba leyendo un libro de magia negra.  pregunte mientras tomaba el libro, “te gusta la brujería??” sonriendo respondió “si, pero me da miedo hacerlo mal”, sonriendo y echándole una mirada de complicidad le pregunte, “te gustaría acudir a una misa y ver como se hacen las cosas para que vayas aprendiendo?”, mirándome a los ojos me dijo “si, me encantaría, he leído mucho aquí, pero me gustaría ir a ver una y aprender como se hace”, “mi novio también quiere aprender”
“mmm… es algo complejo ya que solo puede venir un invitado, por lo cerrado de lo que se hará pero podemos ver para una ocasión futura, no creo que acepten los espíritus el que el venga hoy”… “mira, si te animas. necesito que me digas para prepararlo todo, pero si no te animas, también avísame para saber y llevar a la otra persona que también quiere ir, pero si aceptas haré una excepción y te llevare a ti” mientras apuntaba en el dorso de su mano el numero de mi teléfono, le dije: “espero tu llamada para arreglarlo todo, seria hoy mismo”.. y sonriendo al verla a los ojos note que su respuesta seria si, salí de la tienda con mis cosas, y sentándome en mi carro frente de la tienda la vi por la ventana que tomo el libro y lo estuvo viendo, lo abrió y leyendo algo… volteo a todos lados, tomando el teléfono marco. sonó mi teléfono y contestando “si??”, “esta bien acepto, que tengo que hacer?”… sonriendo,  dije “dime a donde paso por ti a las seis para acudir a hacer la ceremonia” y una vez que me dio la dirección, a la hora indicada acudí por ella, y fuimos a casa para recoger las cosas e irnos a donde haría la ceremonia….

Llegamos a las afueras de la ciudad, donde estuve haciendo los rituales iniciales, y donde me entregaron el rollo, una vez llegado al lugar, me dispuse a revisarlo,  mirándome ella pregunto “que haces??” volteando a verla le dije, “este rollo, es la conexión para hacer la ceremonia, tenemos que hacer lo que nos indique”, mientras le mostraba el rollo extendido en mis manos, de pronto ella  abriendo sorprendida los ojos voltee al rollo, donde comenzaron a aparecer las indicaciones que tendríamos que hacer, leí en voz alta, “tu lees, ella hace” haciéndole la indicación ella asintió con la cabeza y comenzamos a hacer  los símbolos con la sal negra, con paciencia y tardando mas de dos horas en hacer todo el trazado que nos pidió.  ella hizo todo lo que le iba indicando que aparecía en el rollo, ya que terminamos, en el rollo aparecieron las paginas del libro que deberíamos leer y seguir las indicaciones, y todo con quien aun no sabia que seria la donadora de la sangre para el ritual. terminamos todo para la ceremonia pasada la media noche, cuando comenzamos con la lectura del libro así como a llevar a cabo la ceremonia en si, sentimos y llego un olor que el aire se enrareció, y siguiendo los pasos que indicaba el libro, hice un corte en la palma de la mano de ella para dar la sangre en prenda, de pronto, al caer la sangre de ella en el incensario donde teníamos el incienso encendido, la flamas de las velas comenzaron a crecer, hasta alcanzar nuestra altura y de entre los arboles, aparecieron el hombre que me dio el libro, pero ahora emitía como un pequeño brillo y de la frente le surgían unas protuberancias a forma de cuernos, con el aparecieron los dos hombres con la cogulla, pero ahora uno traía una linterna de petroleo en la mano y también alcanzamos a ver lo rojo de los ojos, el rostro descarnado mostrando parte del craneo y la dentadura,  el otro, el que no le había visto el rostro ahora le veía con el rostro deformado y de forma grotesca, ya que traía un ojo colgando y partes de la carne colgando de el rostro. el hombre con una voz gutural pero a la vez fuerte, nos dijo: “BIEN, MONOS PARLANTES, HAN LLEGADO HASTA DONDE NO CREÍ… QUE ES LO QUE QUIEREN, PÍDANLO”. mas sorprendido por lo que pasaba alrededor que por el, ya que alrededor de el circulo donde nos encontrábamos se movían sombras y se escuchaban murmullos, asi como risas… “pu pu pues.. yo deseo tener como vengarme de los demás que me han hecho daño… y estar por encima de ellos…quiero poder!!” y dando un codazo a la chica, “yyo.. yyyo quiero solo saber todo sobre magia y poder hacerlo… ssiii, si, eso quiero”… y el ser viéndonos, a la vez que había un silencio que ni el crepitar de las llamas podíamos escuchar, de repente deteniendo su caminar que cada vez nos ponia mas nerviosos, soltando una sonora carcajada: “JJAAAJJAJAJAJAJJAAAAJAAA”… SOLO ESO PIDEN??… LLEGARON HASTA AQUÍ… HACEN TODO ESTO…. Y SOLO ESO PIDEN…” nos decía mientras señalaba el circulo, y las cosas que teníamos en el lugar de la ceremonia, a la vez que caminaba alrededor de  nosotros y se iba acercando cada vez mas, el fuerte olor a huevo podrido, así como un calor muy fuerte se sentía a como se acercaba a nosotros… la verdad es que ya temerosos por la situación en que nos encontrábamos. no nos dábamos cuenta que nos estábamos saliendo del circulo en que nos encontrábamos… y de pronto sin darnos cuenta floto rápido, quedando a unos centímetros de nosotros y sonriendo nos dijo: “POR CIERTO… OLVIDARON LEER QUE SI SALEN DEL CIRCULO… ESTE NO LOS PUEDE PROTEGER?, Y QUE FUERA DEL CIRCULO, LOS SERES QUE ME ACOMPAÑAN PUEDEN DAÑARLOS?? Y QUE SUS ALMAS SERÁN MÍAS SIN QUE TENGA QUE DARLES NADA??” moviendo la cabeza negativamente a la vez que ambos volteamos al suelo, miramos que nos encontrábamos fuera del circulo… a la vez que comenzamos a ver a los seres que nos rodeaban y por los que fuimos  atacados entre gruñidos, ojos rojos, y garras…

“A ver, un momento…  si entiendo….” me dices que esta persona te dio un libro de magia y que en la ceremonia ellos mataron a tu amiga y a ti te dejaron vivo???”…
“si, así como le estoy diciendo pasaron las cosas… o cree que me hice todo esto yo solo??.. doctor tiene que creerme!!… ellos la mataron..!!!
“ok, ok, tranquilo… continua con lo que me cuentas, y después hablare con los oficiales para poder ayudarte, necesito que me digas todo, pero que sea verdad, dime que mas paso??”
“bien, como le decía”… “tratando en nuestra cabeza de escapar, pero por el miedo, estábamos estáticos, tratamos de correr cuando fuimos atacados”. “a ella mientras trataba de huir, vi como la tumbaban y la tomaban los seres, la atacaron hasta matarla”….  “si, la mataron ellos  y la dejaron ahí tirada”                                                   “pero cuando estaba en el suelo, el ser con la lampara en la mano se acerco rápido flotando, y tomándola del brazo vi como se la llevo hacia el bosque”.                             “a mi, me atacaron varios seres a la vez pero no me hicieron gran daño, me defendí con el cuchillo que compre, si”… “pero a cada cuchillada que les daba a los seres se reían”.

“vi al diablo en persona”….   me golpearon arañaron y mordieron hasta hacerme perder el sentido”, “hicieron que me volviera loco entre las carcajadas de Ramuel, del ser que me dio el libro”
“Aun siento la mirada de hielo de los otros dos”,
“sentía que mi cuerpo se quemaba, perdí la noción del tiempo”.                                     “mi cabeza se perdió en lo negro de la noche”…
“cuando desperté, me encontraba bañado en sangre con el cuerpo de ella totalmente despedazado”… “en mi mano tenia el cuchillo lleno de sangre. trate de pedir ayuda, salí corriendo y me perdí en el bosque y fue donde me encontraron”.     “DR”…  “NO ESTOY LOCO”…  “NO SOY ASESINO”… “YO NO LA MATE”…           “POR FAVOR CRÉANME”… “QUIERO SALIR DE AQUÍ”… “ELLOS VENDRÁN A  ESTE CUARTO”… “POR FAVOR”…  Decía esto al Dr. del hospital psiquiátrico mientras se alejaba de mi celda, de pronto siento que hay alguien en el  rincón obscuro del cuarto, por lo que volteo despacio al percibir ese olor a podrido que sentí en el bosque, y de pronto se escucha una voz que dice mientras veo solamente esos ojos color brazas y escucho una sonrisa suave pero burlona:
“Y PIENSAS QUE TE CREERÁN??”… “JE JE JE JE JE”…
“YO NUNCA TE DIJE QUE PODRÍAS HABLAR CON EL, TE DIJE QUE EN EL LIBRO ENCONTRARÍAS LA RESPUESTA”

imposible…

Explicar es imposible...
Estándar

He venido a tu encuentro después de nuestra discusión

Me preguntaste porque??, Porque te amaba??

Y no supe contestar, me quede callado,

Observándote, buscando una respuesta

Me has dicho que todo termino.

Parado frente a ti, tengo una respuesta…

Me dices ya no es tiempo, ya termino…

Mas agachando la mirada solo te dije: es imposible…

Volteando a verme, y extrañada me preguntas: es imposible que?

Es imposible saber porque te amo..

Podría decirte: te amo por tu mirada, o por tu sonrisa

Te amo por ser como eres, por ser tu…

Pero no sería la verdad

Amar es fácil cuando se tiene a quien amar… a ti…

Explicar el porqué te amo… es imposible…

Solo se  que te amo, y que te amare siempre, si estas o no aquí…

la campada (las 6 historias)…

(las 6 historias)
Estándar

Estábamos contentos, en el trabajo nos dieron unos días de asueto… podríamos descansar, platicando con los compañeros de a donde ir y pensando que la playa estaba a solo dos horas de la ciudad, pero como serian días en que la playa esta a repleta así que pensamos que hacer para salir de la ciudad y poder divertirnos… nos juntamos en la tarde fuera del trabajo… tendríamos cuatro días para descansar así que entre cervezas, cigarros y platica nos juntamos Luisa, Antonio, Raúl, Miriam, Alison, Rodolfo, Lilly, Roxana y yo. (Rodolfo era algo raro, le gustaban cosas de ocultismo, y brujería… pero siempre lo tomamos a juego, ya que era como cualquiera de nosotros, no era diferente, pero siempre bromeaba con esas cosas) viendo posibilidades decidimos irnos a la sierra ahí cerca del aserradero, y nos fuimos para preparar las cosas para salir al día siguiente en la madrugada… quedamos de juntarnos a las 4 am. Afuera del trabajo para salir de ahí Ya que serian 4 horas de camino.

Al día siguiente ya con los víveres y las tiendas de campaña así como todo para pasar esos días de maravilla  en la sierra, antes de partir sentimos un viento extremadamente helado sin saber porque ya que era pleno verano,  partimos con rumbo a san Pedro mártir…

Pasadas las ocho después de llegar al aserradero nos seguimos hasta una cabaña que conocía Raúl y que podríamos dejar los carros ahí…  recogiendo todo Alison y luisa llevaron cámaras para grabar parte de nuestra aventura… y entre broma y risas avanzamos los seis kilómetros que nos faltaban para llegar cerca de pico de cóndor y hacer el campamento cerca de la caída de agua…

Durante el camino íbamos sintiendo algo raro, como si algo no estuviera bien, comentándolo, de pronto vimos de reojo que algo se movió entre los arboles y matorrales, no le dimos importancia. Después las diez de la mañana llegamos y comenzamos a bromear y jugar en el río así como descansar del viaje en carro y dos horas de caminata comentando entre nosotros lo raro que era que se sintiera que nos miraban desde los arboles…. Pasado el mediodía comenzamos a armar las tiendas de campaña y a acomodar todo para la noche…

Antonio, Alison, Lilly y yo nos quedamos armando las casas de campaña ya que teníamos algo de experiencia, de pronto, escuchamos una risa infantil que venia entre los arboles detuvimos lo que estábamos haciendo y miramos para todo el paisaje alrededor, no viendo nada anormal…  el resto fueron a buscar leña y a cazar con un arco pequeñas presas para cenar… la tarde transcurrió y en la comida, platicando lo del día los que fueron a la leña comentaron que escucharon la risa también, y que vieron un caballo negro que los miraba a distancia entre los arboles, y los que fueron de cacería comentaron que vieron un lobo demasiado grande que los merodeaba, pero que quisieron lanzarle una flecha cuando se alejo, asi que no le dieron mas importancia, pero lo curioso es que aquí no hay lobos. Restando algo de importancia y comentando que era la falta de costumbre y que por eso imaginábamos cosas que no eran, encendimos fuego, y preparamos las liebres que se cazaron para la cena… después de cenar y estar un rato en el fuego, entre la platica y platica, recordamos a compañeros, unos gemelos  que  habían muerto en forma trágica solo un mes  antes en un accidente de transito… eran Erick y Martha, a quienes les  gustaba el camping, y que contaba unas historias muy aterradoras…

Ya entrada la noche nos pusimos a platicar de cosas sin importancia… a Roxana, se le ocurrió que comenzáramos a contar cuentos de miedo… por alguna razón nos acordamos de los gemelos, otra vez y que les hubiera gustado acompañarnos, en ese momento se escucho un susurro que nadie entendió y pensamos era el viento,  después comenzamos con las historias de terror que nos conocíamos: Luisa y Lilly contaron la leyenda de la llorona, Roxana conto la de la carreta de la muerte, asistida por Antonio, Raul, Luisa y Lilly contaron Historias de ovnis, y Alison, Miriam, Rodolfo y yo contamos la historia de el niño blanco…  casi se dieron las doce… los teléfonos por lo retirados que estábamos de el aserradero y poblado alguno, no tenían señal… pero tenían la hora y tomábamos fotos con ellos unos de otros…

a Rodolfo se le ocurrió que hiciéramos el juego de la copa, y entre bromas fue a su mochila y saco el juego, dijo que lo llevo para entretenernos un rato…al principio algo desconcertados todos porque no pensamos que hubiese traído algo así, pero ya animados acomodamos la tabla que traía a un lado de la hoguera y comenzamos a jugar, mas como broma que como cosa seria… la copa se comenzó a mover por la tabla en ocho, y creyendo que estaba alguien bromeando, nos reímos y la copa comenzó a formar palabras… lo primero que puso fue: ¨NO SE RÍAN¨ por lo que nos quedamos serios, viéndonos unos a otros,  un aire algo frío para la temporada comenzó a correr por el lugar, Roxana y Alison se pusieron nerviosas ya que nunca lo habían jugado, viéndonos unos a otros, fuimos quitando la mano de la copa quedando solo ellas con la mano en la copa porque ellas tenían los ojos cerrados, pero la copa se siguió moviendo….

Tranquilizándonos un poco, volvimos a poner las manos y a hacer preguntas usuales, casi siempre contestando ¨el teléfono¨, solo en la ultima pregunta,  que Luisa realizo: quien eres, y que quieres??? Contesto: “soy todos y ninguno, y haré realidad sus sueños” por lo que dejamos el juego a un lado… enfadados de lo mismo, pero con temor por la respuesta.

Siendo casi la una y platicando sobre lo que paso, los ruidos del bosque que son usuales se dejaron de escuchar, comenzamos a sentir que alguien nos miraba entre los arboles…  Antonio, Raúl y yo, tomamos las lámparas y los cuchillos de campo, y comenzamos a buscar entre los arboles cercanos, pensando que alguien mas había ahí, mientras Rodolfo, con el arco en la mano y con una flecha puesta estaba listo para cualquier cosa con las chicas, no hallando nada solo un búho que salió de pronto y me saco un susto enorme y los gritos de las chicas al ver la acción, todos comenzamos a reír, y decidimos irnos a descansar…

A la mañana siguiente, casi todos nos levantamos como a las nueve, y saliendo de las tiendas de campaña, vimos que las Roxana y Luisa ya tenían desayuno hecho lo que en serio agradecimos, desayunamos nos dimos un baño en el río y bromeamos comenzamos a pasear por el área en que estábamos, todo el día estuvimos paseando en grupo, aunque de repente nos molestaba esa sensación de que alguien mas estaba con nosotros ahí en el bosque. por la tarde ya teníamos lo que cenaríamos listo y bastante leña para la fogata.

Po la tarde,mientras encendíamos el fuego se escucho un ruido por los arboles y vimos que era un lobo, pensamos que era el mismo de el día anterior así que solo lo asustamos y se fue pero llamo mi atención que se le veían los ojos rojos y lo comente a Rodolfo, al que note algo nervioso. Nada me contesto y haciendo un gesto a sonrisa,  alrededor del fuego volvimos a contar las historias y dijimos que el juego de la copa lo volveríamos a jugar pero ahora pondríamos reglas al juego solo cuatro estarían con la copa,  y uno anotando y los demás solo viendo para divertirnos, el juego esta vez si estuvo entretenido, solo que de vez en vez ponía “el teléfono” lo que nos desconcertaba y así pasaron un par de horas ya siendo las diez, nos puso “cuidado”,  nos llamo la atención, entonces escuchamos como un zumbido a lo lejos  y  volteamos al cielo ya que vimos unas luces que se detuvieron pegadas a la cascada, no eran normales ni naturales, duraron como un minuto, Miriam y Luisa les tomaron fotos con el celular, y con la cámara de vídeo, ese día algo cansados, decidimos acostarnos temprano, pero luisa y Lilly, dijeron que no tenían sueño y que se quedarían en la fogata un rato mas, estaban  platicando, de pronto del lado del rio se escucho un grito desgarrador, lastimero que nos despertó a todos en el campamento… saliendo de las tiendas las vimos que  estaban abrazadas y viendo hacia el rio, salimos y vimos a alguien que se movía por el otro lado del rio apenas lo alcanzábamos a distinguir  con la luz de las lámparas que llevábamos, de pronto al pasar por un matorral, desapareció a la vez que se volvía a escuchar ese grito que parecía que venia de todas partes y de ninguna a la vez… como si viniera de nuestras cabeza,  viéndonos unos a otros, todos nos acercamos al río con las lámparas y buscando huellas no encontramos nada… nos quedamos despiertos y avivamos el fuego, nerviosos por lo pasado, platicando de lo sucedido y tranquilizando a las muchachas, nos quedamos todos fuera de las casas de campaña y quedamos de hacer guardias para cuidarnos…

Ya no sucedió nada esa noche, Por la mañana, después de bañarnos y desayunar, recorrimos el río hacia la cascada, esta se encuentra más o menos a un kilómetro de donde estaba el campamento, no encontramos huellas de personas, y en el pie de la cascada encontramos los arboles con las copas ligeramente tostadas, no le dimos mayor importancia. Riendo dijimos “ovnis”… ahí quedo todo, cazamos y nos devolvimos al campamento, el resto del día entre platica y juegos así como pensando de repente en lo que paso la noche anterior,  ya las chicas se encontraban nerviosas y querían regresarse, pero las convencimos de quedarnos el día que nos faltaba antes de volver a la ciudad, no muy de acuerdo aceptaron y comenzamos a divertirnos… por la tarde temprano volvimos a jugar el juego de la copa, ellas no querían al principio alegando que por eso estaban pasando las cosas, pero las convencimos que no tenia nada que ver, y así divirtiéndonos, en la ultima pregunta volvió a poner en la respuesta “el teléfono”, esta vez nos sorprendió a todos porque el teléfono de Luisa comenzó a sonar, y viéndonos unos a otros ella lo tomo de la mochila, viendo que era un numero privado, contestando –bueno- y al tiempo que se ponía pálida y soltando el teléfono se puso a llorar, de inmediato Roxana tomo el teléfono y poniéndolo en el oído y colgó viéndonos a todos dijo que no había tono… volteamos con luisa y asustada dijo que era la voz de Erick, (uno de los gemelos que murieron trágicamente).

Rodolfo dijo –tranquila, solo lo has de haber imaginado, es imposible Erick, murió el mes pasado-
Lucia con las manos en el rostro llorando dijo: – era el, todos los días hablábamos por teléfono, le conozco la voz-

Estábamos tranquilizándonos unos a otros cuando la copa que estábamos usando comenzó a moverse sola poniendo solo “si”… se escucho una especie de siseo pero fuerte ya que nos hizo voltear a la tabla, y viendola, comenzó a sonar el teléfono de Raúl, y viéndonos unos a otros Raúl lo tomo y contestando, dijo: – Martha??-, (la otra gemela), Raúl había sido su pareja por poco tiempo antes de morir…  se puso pálido y colgó el teléfono estando  todos viéndolo, Alison le pregunta- que pasa-
Raúl dijo con el rostro pálido – me dijo que me ama desde donde esta-

ya eran casi las nueve de la noche, ellas estaban entrando en pánico, y querían irse de ahí pero les hicimos ver que nos perderíamos en la noche si nos aventurábamos así… tranquilizándose un poco acordamos apagar los teléfonos, que ellas durmieran todas juntas en la tienda de Rodolfo que era la mas grande y nosotros nos quedaríamos despiertos para cuidarlas… siendo las doce tuvimos la sensación que alguien nos observaba y quedándose Rodolfo y Antonio ahí, Raúl y yo, nos separamos un poco y comenzamos a buscar entre los arboles, de pronto todos los teléfonos comenzaron a sonar, corrimos a ver y todos tenían “numero privado” de donde se había marcado, con el miedo en los ojos de todos les quitamos las baterías y nos acomodamos a cuidar a las muchachas. Ellas con el ruido de los celulares, se despertaron y quedaron despiertas con nosotros, le echamos mas leña a la fogata, para tener más visión del área donde estábamos…

Como a la once y media comenzamos a escuchar el relinchido y el golpeteo de los cascos de un caballo y el crujir de unas ruedas entre piedras y vimos todos sorprendidos como entre los arboles venia una calesa antigua, algo que no era posible ya que estábamos muy retirado de todo lugar, en medio de la nada en la montaña, lo mas cercano esta a seis kilómetros y esta sola la cabaña, llego a unos veinte metros de nosotros. Y con el corazón a punto de reventar vimos que se abrió la puerta, nadie la iba conduciendo, todos vimos una sombra que se bajo de la calesa, Antonio y Roxana corrieron entre gritos cayendo unos metros delante de nosotros junto al río, entre sorprendidos y horrorizados vimos que la sombra se subió a la calesa y se alejo de ahí, no comprendimos  lo que pasaba… ellas comenzaron a llorar, y todos entramos en crisis, sudábamos en frío… el corazón se me saldría del pecho… corrimos ante  Antonio y Roxana, estaban muertos con una mueca de horror en el rostro, no sabíamos que hacer, y al ver el reloj solo era la una con cuarenta y nueve… no sabíamos que hacer…. Entonces Rodolfo comenzó a gritar que eso era su culpa, que el lo traía… entre llanto y gritos tratamos de calmarlo y nos contó que el día que salimos hacia ahí, el en la noche realizo un ritual que encontró en Internet para atraer a los elementales del bosque y que nos cuidara, pero que se estaba dando cuenta que no era así y que estábamos llamando a los entes mas fuertes de los cuentos que contamos atravez de la copa.

Controlando los nervios por lo que nos decía y al ver a nuestros amigos muertos sin saber el motivo, los tomamos y quedamos de dejarlos en una tienda y por la mañana ir a los carros y dar aviso… nos metimos en la tienda de campaña, la mas grande, y cerramos todo, quedándonos dormidos por un rato… como a las tres de la mañana, escuchamos un zumbido ensordecedor y comenzamos a ver luces sobre nosotros, creyendo que era un helicóptero, tratamos de salir pero en los reflejos de la manta de la tienda de campaña había sombras que no parecían humanas, desesperados ,Raul, Luisa, y Lilly,. Salieron de la tienda corriendo, las luces eran muy cegadoras, no podíamos ver bien a mas de tres metros, pero los oíamos gritar que los soltaran… de pronto el zumbido, las luces y los seres que veíamos que se movían alrededor de la tienda desaparecieron, así como se escucha, solo desaparecieron.  y cegados por la luz tardamos un par de minutos para ver bien… los buscamos gritándoles solo escuchando el silencio de la montaña… asustados Alison, Miriam, Rodolfo y yo. Llorando ellas de terror y sin saber que hacer, tomamos la decisión de irnos con rumbo a la cabaña, en medio de la sierra y sin saber exactamente la dirección, pero sabíamos que era para donde íbamos, habiendo avanzado como un kilómetro vi la hora, eran las tres veinte de la mañana, pensando en que ya pronto amanecería, seguimos avanzando.

De pronto comenzamos a escuchar una risa infantil entre los arboles era la risa de un niño… tomándonos de las manos y echando las luces alrededor de nosotros entre los arboles, y con la cámara de Alison, que tenia visión nocturna, íbamos avanzando, de pronto Alison se detuvo y echando la luz a su rostro vimos que tenia una mueca de pánico, y señalando atrás de nosotros nos dijo con la voz entrecortada… -el… el niño- a la vez que escuchamos una risa tras de nosotros, volteando y echando la luz no lo veíamos pero Alison si por la pequeña pantalla de la cámara, entonces vimos por la pantalla y si lo vimos un niño de blanco y como de unos seis o siete años, pero los ojos los vimos que los tenia brillantes y de pronto vimos como se transformo en un ser horripilante a la vez que su risa se fue haciendo un gruñido agudo.. Rodolfo salió corriendo y gritando no… no…no, pero adelante se escucho un grito suyo de dolor y una carcajada  aterradora,  asi como un relinchar de caballo, en ese momento Perdimos la conciencia.

Desperté  en la mañana, me encontraba lejos de cualquier lugar, y lejos de la ruta y lugar donde estábamos, comencé a caminar y pase cuatro días caminando sin poder llegar a ningún lado, no sabia nada de Alison, Rodolfo o Miriam, cuando fui encontrado por un guardabosque, que me llevo a la ciudad, donde me encuentro hoy, los oficiales me dicen que Alison y Miriam, fueron encontradas una al día siguiente pero a cien kilómetros de donde estábamos y la otra un día antes que a mi, pero cerca de un poblado a sesenta kilómetros de distancia que no saben como llegaron ahí, y yo tampoco en el campamento se encontraron los cuerpos de Antonio y Roxana, me dijeron que murieron de miedo, y los demás no los encuentran tampoco huellas o marcas, no se sabe nada de ellos…
Yo me encuentro en calidad de detenido por averiguación del paradero de mis amigos…. No me creen lo de las luces y lo demás… tengo una semana detenido y siguen preguntándome lo mismo… donde esta??, donde se fueron?? Ellas no pueden decir nada se encuentran con la mente en blanco no distinguen o conocen nada ni a nadie… solo ellas pueden decir que no miento.

Las cámaras de Alison y Luisa fueron encontradas, y los teléfonos no tienen llamadas registradas, no se que esta pasando y siento que me vuelvo loco, en las noches, sueño lo que paso… veo los ojos de el niño blanco, y tras de el una especie de lobo enorme con las fauces abiertas y los ojos como brazas y en mi cabeza retumban los gritos de mis amigos…. Y todo por culpa de Rodolfo el cual tampoco fue encontrado… ayer encontraron la cámara, lejos de donde había dicho, estaba destrozada pero la memoria bien… me llamaron para ver el vídeo y tratar de explicar lo que había ahí, ya que se veía las luces de la cascada, así como lo curioso es que en muchas escenas a lo lejos se veía que alguien mas estaba ahí, que se movia entre nosotros, que entre los arboles o tras de arbustos se veía que nos miraban, en muchas escenas se mira pero no se distinguen bien, no recuerdo haberlos visto, lo que si es que la grabación se escucha que alguien mas habla pero no se entiende, como un susurro,  pero da en cierto modo una explicación a lo que vimos, al final del video se ve a este niño cuando se transforma en un ser inexplicable, como un tipo de lobo, y como nos ataca, y por alguna razón recordé los cuentos que contamos, la carreta de la muerte, el niño blanco, la llorona, lo ovnis, no se porque pero los cuentos se hicieron realidad, la otra cámara la encontraron en el campamento pero no habían podido recuperar la grabación en ella hasta ese día en que mire los vídeos, se ve a seres que no se como describirlos ya que parecen lagartos semihumanos, los que se llevaron a mis amigos, en medio de las luces, se escuchan los gritos de todos y un lenguaje que desconocemos y no supimos que decían todo estaba borroso, los ingenieros recuperaron solo parte de el vídeo…
Alison y Miriam están en el manicomio, Roxana y Antonio, muertos, los demás nadie sabe solo desaparecieron… me atormenta el terror en las noches, es por eso que  dejo esta carta para contar lo que nos paso, he decidido acabar con mi sufrimiento acabando con mis pesadillas…

El amor… (la primer mirada)

(La primera mirada)
Estándar
Cuanta alegría me da el verte; y verme en tus ojos claros.
Ver tus labios y sentir saltar mi corazón al poner tú esa sonrisa al conocernos,
Y ese brillo de tus ojos que se transforma al verme a los míos,
Y sentir el calor de tu cuerpo al darnos ese abrazo tierno, que nos unió
Al cruzar nuestras palabras, sentir como los ángeles hablan atreves de ti…
Tu mirada y la mía cambio al vernos por primera vez,
Dejamos de ver y escuchar al mundo,
Y ahí comprendimos que eso era amor…

nuestro aniversario… (Barbara)

Estándar
Sentado en la ventana, viendo la tormenta pasar
Añorando tu presencia, te veo a la distancia, en  mi mente, en mi corazon
Esperando en mi soledad que tu fantasma amoroso me acompañe,
En la fría estancia en la que me encuentro.
Tus ojos recuerdo yo
Tus labios extraño, mientras el cielo retumba en clamor por tu ausencia
E iluminando la estancia ante mis ojos en la ventana, las lagrimas del cielo veo caer
La tristeza del corazon, por tu ausencia da forma a las sombras del pasado ante la luz del relámpago
Viéndote ahí, hermosa como siempre…  solo por un segundo en el que te vislumbro sonriendo..
Solo en la estancia… viendo las lagrimas del cielo por tu ausencia atravez de la ventana. siento el frio de tu ausencia.
Pero  por siempre en mi corazon vives…

La piel del Libro (La otra oportunidad)

(la otra oportunidad)
Estándar
Yadira es de esas personas que no creen en cosas de fantasmas,  brujería o cosas así, a todo le encontraba lógica, un día una gitana a la que no le permitió que le leyese la mano, le dijo, PRONTO, EN LA PIEL QUE TOCARAS ENCONTRARAS LA VERDAD Y CUENTA TE DARÁS,  QUE LO QUE HOY RISA TE DA, MAÑANA PÁNICO TE DARÁ… se  encontraba sola en casa,  enfadada por no encontrar nada en la televisión, decidió ir a la área comercial de la ciudad, a distraerse por esa tarde…  después de llegar a la zona vieja de la ciudad comenzó a recorrer las calles de la zona donde están los negocios variados… entro en uno y otro solo viendo… pero de pronto uno llamo su atención era un local pequeño que ofrecía cosas de espiritismo, hierbas y amuletos, ella sintió como si alguien le dijera que entrara, ella pensó: que cosas, porque me llama la atención si no creo en nada de eso…
Venciendo la curiosidad mas que su razón, ingreso por primera vez a una tienda de esas, al ingresar le atendió un joven muy amable, quien le dio la bienvenida y preguntando que era lo que buscaba, Yadira le dijo que solo miraría por el momento, entre discretas sonrisas  de burla hacia el dependiente, estuvo mirando los amuletos y velas preparadas así como objetos varios que se usan en la magia, de pronto, un botadero de libros que se encontraba un lado del mostrador, los cuales estaban amontonados, algo  llamo su atención, era algo que brillaba entre los libros que se encontraban ahí…  el brillo salía entre los libros que se encontraban arriba, por lo que viendo al encargado quien paso por ahí sin inmutarse,  ella se acerco a la mesa con curiosidad y comenzó a mover los libros de encima, era la esquina de un libro lo que brillaba,
Era un brillo tenue, Comenzó despacio a mover los libros y ponerlos a los lados,  a la vez que escucho murmullos y sintió que alguien le miraba desde el fondo de la tienda.
Sin pensarlo lo tomo sintiendo un escalofrió que le recorrió desde la mano hasta todo el cuerpo, y una necesidad de comprarlo que no entendía porque.  El libro dejo de brillar al tenerlo en sus manos, ella que no creía en eso compraría un libro viejo, que tenia la portada de madera con recubierta color café ocre, al ponerlo en el mostrador, el dependiente vio el libro y luego a ella, sorprendido, le pregunta… -segura que llevara este libro señorita??-  y ella con la seguridad en la voz, le responde, si, porque??
Solo preguntaba, me ha llamado la atención ya que  este libro tengo con el desde que abrí la tienda hace nueve años, y nadie lo ha querido, es un libro muy viejo, la verdad nunca lo he leído, porque no entiendo alemán, Pero siendo sinceros me da mas miedo, lo compre fuera de aquí en una subasta pero nadie lo quiere, parece que estaba ahí para usted, Yadira no respondió y pagando el libro salió del lugar y se dirigió a su casa. En cierta forma con desesperación por llegar.
Llegando a su casa comenzó a leer el libro viendo que era muy viejo,  en las caras de la portada y contraportada, tenía nombres, ciudades y fechas que la primera anotación en el era de 1640 en Atenas, Grecia. Y de ahí seguían otros lugares como Londres, Berlín, Roma, Madrid, Sídney, y mas, muchos mas… le llamo la atención que venia la Cd. de México y el año de 1729. Así como la de Puebla en 1815. Le llamo la atención que la ultima fecha y lugar inscritas fueron Orleans, 1950.
Comenzó a leer el libro y le llamo la atención que siendo un libro en español, estuviese en todos esos lugares,  en la primera pagina se leía claramente en las hojas amarillentas que denotaban la antigüedad del libro… TRATADO DE MAGIA…
Comenzó  a leerlo estuvo toda la noche, encontrando formulas que según las anotaciones todos estaban hechas para ella, -pensando que seria un error o coincidencia-, (todo el libro estaba en manuscrito y tenia fechas que concordaban con las de la lista,) así como tratados de magia, conjuros y llamados a seres espirituales…. Yadira cuando comenzó a leer los tratados y conjuros sintió un escalofrió pero no le dio mayor importancia…  al día siguiente, haciendo sus cosas de rutina, sentía que alguien le seguía y le miraba, pero viendo la gente pasar junto a ella, no le daba importancia… por la tarde al llegar a su casa, se dio cuenta que el libro lo tomaron de donde ella lo dejo, y llamando a su esposo, le pregunto si había tomado el libro y donde lo había dejado, contestándole el que ahí lo había puesto en el librero y que no entendía como compro un libro que no podía leer ya que estaba escrito en alemán, ella mirándolo extrañada, le respondió que solo le había gustado y  por eso lo había comprado…
Tomando el libro, y abriéndolo vio que estaba en español, lo que pensó es que su marido le quería jugar una broma… se puso a leer el libro y al llegar a una pagina que decía  “llamado o invocación”, este atrajo su atención, cerro el libro y pensando un par de minutos, salió de su casa y se dirigió a la misma tienda donde lo compro y comenzó a tomar cosas como velas, sal, incienso y otras cosas que leyó en el libro… saliendo del local se detuvo, y pensando en que era lo que hacia… escucho un susurro que al oído le dijo “hazlo”, sorprendida por eso, ella comenzó a pensar racionalmente, diciendo que fue un carro o el viento, restándole importancia una vez mas. se fue rumbo a su casa, por la noche, siendo las doce de la noche, sabiendo que estaría sola ya que su marido tuvo que salir de urgencia de la ciudad por el trabajo, tomo el libro, que en dos días se había vuelto para ella algo que no entendía, y abriéndolo vio que decía la frase “INCRIBITE AQUÍ” sin pensarlo tomo una pluma y anoto igual que los demás, “YADIRA, MEXICALI, B.C. 12 ABRIL 2014. Y  sorprendida vio como el libro solo comenzó a escribir las  instrucciones de que hacer con lo que se compro…
En ese momento fue que comenzó  a sentir temor, un escalofrió y corriente eléctrica que salió del libro le comenzó a recorrer la piel y los brazos hasta el ultimo rincón de su cuerpo, no le daño pero ella se sintió como ausente del dominio de su cuerpo, comenzó a escuchar voces tenues que no sabia lo que decían, estaba presente y viendo todo lo que hacia,   su cuerpo comenzó  a tomar autonomía haciendo las cosas sin que ella lo deseara  a dibujar en al piso de su sala, y con miedo también ya que su mente le decía que algo andaba mal, que eso no era posible, atravez del rabillo del ojo veía que alguien estaba a su lado pero no lo distinguía, solo veía una sombra…  sobre su brazo y mano veía una especie de niebla que lo rodeaba y hacia lo que ese ser quería, se sentía encerrada en su propio cuerpo, no entendía como paso, tenia temor … pensaba que algo que ella sabia que no existía, estaba ahí provocando que ella hiciera cosas que no entendía, si, ella comenzó a sentir miedo a lo que no creía.

Una vez terminado del dibujo que estaba haciendo, se sintió liberada y exhausta,  pero dentro del circulo que había dibujado… el libro que se encontraba a un lado se abrió y viendo que algo se inscribía en el, lo leyó en voz alta, “YO TE LLAMO, YO TE CONVOCO, ACUDE AQUÍ Y MANIFIESTATE EN ESTE CIRCULO FRENTE A MI…” y comenzando un olor un tanto extraño, sintió que detrás de  ella que había alguien, girando sobre si vio que estaba un anciano, entre sombras, ya que la habitación estaba a obscuras, mirándolo al acercarse el a ella que tenia  ropa sencilla, pregunto quien eres y como entraste, el con una mueca por sonrisa respondio “me has llamado”, “solo di mi nombre”, mientras caminaba ligeramente encorvado caminando alrededor de ella con paso lento, cansado, ella sorprendida vio que en el libro apareció el nombre en manuscrito pero legible y letra grande “NOSFERATU”, repitiendo el nombre en voz baja, dio un par de pasos hacia atrás, quedando fuera del circulo, entonces el anciano entro a el, convirtiéndose en una persona de aspecto joven pero de rostro deforme, por lo que ella se asusto mas, cambiando el rostro el ser le dijo, “como vez, este circulo no es para ti es para mi…” aquí soy mas fuerte, y dando un chasquido, las velas que había colocado se encendieron, el  que se presento, le dijo “por lo que acabas de hacer, un regalo te daré, y estirando la mano que era con dedos largos huesudos y uñas filosas y largas, le dio una bolsa pequeña, “nadie te molestara si esto contigo llevas, tu curiosidad debes frenar o este regalo se destruirá”, “todo lo que desees este regalo te dará, pero si lo abre, el regalo a mi volverá, si por accidente la bolsa ven, solo desaparecerá, ella te dará lo que le pidas en dinero para lo que tu desees, no pidas mas de lo que te puedas gastar, porque en un día se tiene que ir, y solamente desaparecerá. Solo una regla, este dinero a limosna no debe llegar, porque jamás lo disfrutaran. Este es el pago por el favor de usar tu cuerpo y usar tu mente para llegar aquí” ella mas sorprendida que con miedo, viendo la bolsa, y viendo al ser, si poner mucha atención a lo que le dijo,  pregunto, porque yo?
Nosferatu, mirándola a los ojos, le respondió: “porque solo alguien sin fe,  es capas de hacer un portal fuerte, su falta de fe permite hacer o que hice contigo, manipularte para hacer las cosas”.
Ella mas sorprendida que asustada, y mirando el libro así como la bolsa que le entrego, buscando en su cabeza la lógica a las cosas, le pregunto: “que tiene este libro que me sentí como si no fuera yo??”
Nosferatu dentro del circulo, con forma y rostro mas humano, le respondió, “el libro esta hecho con papiro y sus caras son de madera con cubierta de piel humana, el primero que lo leyó, puso su piel, el libro tiene el poder de disuadir la fe, y la lógica, siempre espera al indicado, ahora fuiste tu”
Pero por que esto, dicen que eres horrible pero te veo como cualquier persona normal, porque esto, porque tener que hacerlo si se supone que eres poderoso e inmortal?? El ya en una forma de mortal, viéndola a los ojos con estos negros como la noche, que pareciese que solo estuviesen vacías la cuencas, le dijo: “porque soy un ser creado, no un dios, y necesito venir a este lugar a tomar fuerza y llevarme mortales, necesito sembrar el dolor y la destrucción, pero también tengo que seguir reglas y una es no matar a quien me ayuda, por eso te dejare vivir en tu escepticismo”.
El saliendo del circulo con voz como si tronase la casa y los relámpagos de una tormenta fuesen su voz, le dijo: “es tiempo de irme, el libro, entrégamelo”. Ella sin analizar lo que hacia y tratando de entender lo que estaba pasando, solo estiro la mano entregándoselo,  diciéndole –solo una ultima pregunta – esto se ve muy fácil, explícame porque y que tengo que ver yo”, tu función ya esta hecha, necesitaba el circulo para poder estar aquí, el libro solo es el medio para hacer esto, tu recompensa la tienes en tus manos, y la mía es que con el tiempo vendré a castigarte, o tu curiosidad hará lo demás, y entonces te darás cuenta que la fe es parte de la vida, ya que es por ella que estas salva de mi…
Saliendo el demonio del domicilio se perdió en la noche, quedando Yadira temblorosa en la sala de su casa, viendo el pequeño bulto que le dejo, sonriendo dijo quisiera mil pesos, sintiendo como en el bolso de su pantalones algo se movió al meter la mano, saco varios billetes siendo estos lo que pidió…olvidando las palabras de nosferatu, ella pidió diez mil pesos, viendo que en las bolsas se formaban los fajos de dinero, al día siguiente solo uso parte del dinero para comprar algunas cosas, y por la noche a las doce llego nosferatu, un demonio menor llamándola ella despertó, viéndole le pregunto, que pasa que haces aquí… el demonio, sonriendo le dice “ te dije la regla para que la respetaras, pero siempre hacen lo que les da la gana, es tiempo de pagar por lo que has guardado y no has gastado, así como por el dinero que diste al orfanato, buen gesto, pero sin limosnas, y solo lo que te puedes gastar en un día.. Así que solo este aviso tendrás, no habrá otro solo todo lo otorgado a ti, de ti será retirado”
“esta vez es un aviso, la próxima vez el cobro será peso por peso”, desapareciendo ambos…
Ella al día siguiente quiso ir a una iglesia pero como siempre se reía de quienes lo hacían, tenia miedo a que alguien la viera, así que tomando la mejor decisión salió de la ciudad, llegando a la mitad del camino en el desierto, rumbo al sur, se metió dentro del desierto aproximadamente unos cien metros, y ahí haciendo un hoyo en la arena el saco metió, y diciendo: “ esto no me pertenece y al no poderlo dar a los demás te lo devuelvo ya que con el no quiero estar.” Poniéndose de pie y al comenzar a avanzar al carro, vio que tras una roca apareció Nosferatu quien le pregunto “porque lo regresas a la tierra lo que a ella pertenece, cuando un regalo ha sido dado”. Ella viéndolo, le dijo: “he sentido temor y miedo al verte y sentirte cuando eso, he aprendido de ti que existe lo que no temía, y créeme, he aprendido a temerles, esto no es para mi ya que seria egoísta no poder compartirlo con los demás teniéndolo, así que te lo regreso no lo quiero mas” dando la espalda avanzo a su vehículo, dejando al demonio parado en el desierto al pie de la carretera, quien solo dijo al ver el libro, “en la piel que tocas miedo sentirás”

El fantasma de la mina (La navidad de Rosa)

Estándar

Hola, mi nombre es Rosa. y les contare mi historia…

Todo comenzó en diciembre de 1945, el ultimo día de clases, vivía en un pueblo en la sierra, cerca de una mina abandonada… siempre acostumbrábamos ir a jugar ahí, pero ese día comenzó mi infierno… ese día después de comer, nos juntamos casi todos los de sexto grado, fuera de la mina, había  maquinaria abandonada por lo que podíamos jugar, ese día después de la ultima ronda de juego, decidimos entrar a la mina para molestar a Pedro, que era el vagabundo del pueblo, pero yo lo quería mucho y el siempre se portaba bien conmigo, cuando estaba fuera de mi casa llegaba y jugaba conmigo siempre, y le invitaba de comer y tomar agua.

Recuerdo que entramos como 180 metros, nunca habíamos entrado tan adentro, encontramos un brazo de la mina que no conocíamos, cuando escuchamos ruidos al interior pensando que era el, decidimos entrar para molestarlo, pero Felipe, sin razón, decidió no entrar y nos lo dijo que no entraría… comenzamos a decirle cosas y solo se salió sin mas, nosotros entramos y llegando al final, encontramos una caverna algo grande, comenzamos a ver las cosas que ahí había, casi al centro había una roca grande que parecía una mesa pero tenia cadenas pegadas,  en las paredes vimos varias cosas entre ellas símbolos que desconocíamos. Dibujos de ángeles y otros de demonios con espadas peleando, estaban palabras a forma de oraciones. Revisamos toda la gruta, hallamos cuchillos raros, y velas, había libros con símbolos extraños, viendo lo que había y comentado entre nosotros,  nos sentimos raros como si alguien nos estuviera viendo, escuchamos ruidos de la entrada por lo que apagamos las teas, vimos entre sombras que entraron seis personas con lámparas, hablando entre ellos.
Nosotros nos comenzamos a mover despacio por las orillas de la gruta, empujándonos unos a otros, al casi llegar a la entrada nos topamos con un tipo que estaba en la entrada, los demás vinieron a agarrarnos también, preguntando que hacíamos ahí, y engañándonos, dijeron que si decíamos algo nos iban a matar a la vez que nos mostraban un cuchillo… en eso, detrás de la roca del centro, se escucho un gruñido fuerte como si fuera un animal salvaje, no se, como un tigre o león. a la vez que se escucho como se quebraba algo al caerse, todos volteamos y alcance a ver que los adultos se asustaron mas que nosotros, lo curioso es que no vimos ningún animal dentro de la gruta, entonces Luis golpeo abajo, al que estaba en la entrada y gritando: vámonos, al tiempo que salimos corriendo de ahí, mientras escuchábamos que nos hablaban por nuestros nombres…

Salimos de ahí en parejas, y no paramos hasta que llegamos al pueblo, juramos que no diríamos nada a nadie por miedo a que nos regañaran o a lo que los adultos hicieran…  nos regañaron en nuestras casas ya que era de noche cuando llegamos, esa noche entro en mi cuarto un viento frio que me dio escalofrió, pensando que la ventana quedo abierta, pero al asomarme por ella vi que de la casa de Luis, (que vivía frente a mi casa), salía este como siendo cargado pero nadie lo llevaba… solo flotaba, eso me dio miedo ya que a la vez, entre las  otras casas de mis amigos se movían seres como si fueran sombras blancas, como fantasmas… armándome de valor me vestí rápido y salí detrás de Luis, siguiéndolo a distancia, lo llevaron a la barranca norte, ahí me tope con Anna, y comentando lo que estábamos viendo ya que otro ser llevaba a Ángela, igual que a Luis, llegaron a la barranca y ahí estaban los que vimos en la mina, los fantasmas que llevaban a Luis y Ángela desaparecieron después de dejarlos frente a uno de los hombres.

Miramos como hicieron una especie de ritual prendieron lumbre se formaron alrededor y que de el humo que salía, se formo una figura deforme que destellaba como si estuviese encendido, salía una especie de lumbre de varias partes de su cuerpo de humo, teníamos miedo… después de hablar con las personas algo que no alcanzamos a entender vimos que uno de ellos señalando a Luis y Ángela, el ser que estaba ahí, comenzó a envolver mis amigos, los cuerpos de Luis y Ángela,  nos dio miedo y nos fuimos rápido de ahí, a los dos días los encontraron como si estuvieran secos, los adultos del pueblo decian que era un nahual, o una bruja por como los encontraron.

no nos dejaron ver los cuerpos, pero al día siguiente nos juntamos con los que entramos a la mina y nos pusimos a platicar lo que vimos, y ellos me dijeron que sintieron lo mismo y todos vimos las sombras blancas por las ventanas pero solo nosotras salimos tras de ellos… por lo que al contarles lo que vimos, a todos nos dio miedo y juramos que no diríamos nada a nadie para evitar que nos pasara lo mismo…

Pero al estar  viendo como mis amigos iban desapareciendo de dos en dos comencé a recordar como fue que salimos de la mina… no lograba recordarlo, solo que yo Salí al ultimo con Anna de la mano… eso me daba miedo, ya que cada tercer día después de encontrado a los anteriores entraba ese frio a nuestros cuartos… y sabíamos que era el turno de alguien mas…. A pesar de ser unos niños, teníamos la conciencia de que era lo que nos pasaría…
Veía a Pedro y al jugar con el durante esos días me preguntaba que pasaba, ya que me veía triste y casi llorando, a su modo mocho de hablar y sabiendo que nadie lo atendía, decidí en mi mente infantil contarle lo que paso en  la mina, y me dijo “te cuidare…” Pobre Pedro, yo sin saber que también estábamos marcados por el destino,  comenzó a andar detrás de mi, a escondidas cuidándome… decía que cuidaría a su amiga que si lo quería…

La tarde anterior en la que solo faltábamos Anna y yo, nos juntamos a platicar ella y yo, me dijo que le había dicho a Felipe lo que vimos y paso y que le dijo que jurara no decir nada a nadie pasara lo que pasara… pero aun así, pensamos que nada podríamos hacer, nos vimos con la tristeza en los ojos, los adultos no creen, han perdido la fe. por eso no pueden ver las cosas que nosotros los niños si… pero eso ya no importa… en la noche después de acostarnos, me entro un cansancio que me quede dormida casi de inmediato… pero creo que a la vez estaba consiente ya que escuchaba todo lo que a mi alrededor pasaba…

Me di cuenta cuando esa sombra o fantasma entro a la habitación por mi, la escuche murmurar pero no podía hablar… no podía despertarme… que hago, gritaba: PAPA..!!! MAMA…!!! POR FAVOR ALGUIEN QUE ME AYUDE…!!! Pero nadie me escuchaba… nadie se daba cuenta, no podia abrir los ojos, ni podía mover ni los dedos, tengo miedo… Nada pude hacer, sentí como ese fantasma me tomo de mi cama y sentí como me llevaba cargando… sin hacer ruido al tomarme de mi cama, ese ser dijo unas palabras que me sonaron como cuando el padre de la iglesia oraba en  misa… y no se como me saco por la ventana pero la atravesamos ya que no la abrió solo pasamos por ella, no podía verlo pero si sentirlo, era frio, me llevo hasta la mina, era el dia 25 de diciembre.

Por las muertes de mis amigos, la navidad se cancelo ese año… no hubo las fiestas que todos los años se hacían, no hubo nacimientos, ni cena de navidad… todo se termino, ese año solo dejo dolor y tristeza en el pueblo, sentía el frio del invierno en mi cuerpo mientras me llevaba… cuando  entramos  a la mina fuimos despertadas Anna y yo, lógicamente comenzamos  gritar pero nos inyectaron algo que nos dejo como sonámbulas… dentro de nosotras estábamos consientes que estábamos en peligro, podíamos oírlos, y sentir lo que hacían pero no podíamos defendernos, por lo que nos inyectaron no podíamos hacer nada…

los que nos recibieron de estos seres o fantasmas nos revisaron todo el cuerpo, y decían cosas entre ellos que no entendíamos por el aturdimiento… nos llevaron a la piedra del centro de la caverna, todo estaba medio iluminado por teas que pusieron en la caverna, nos hicieron que nos acostáramos en la piedra y nos ataron con las cadenas, poco a poco lo que nos pusieron se fue desvaneciendo tomando conciencia de lo que pasaba, viendo como ellos, ya estando los seis que habíamos visto, se pusieron los ropones negras y subieron las capuchas como si fueran monjes…  Nosotras con el terror que sentíamos queríamos gritar pero nos taparon la boca para que no lo hiciéramos. Comenzaron a poner velas grandes alrededor de nosotras, no podía ver bien a Anna porque nos pusieron encontradas una junto a la otra, solo veía sus piernas y pies ella lo mismo conmigo… teníamos pánico que no podíamos expresar, pero cuando uno de ellos dijo que era el momento los demás comenzaron a romper las ropas que traíamos Anna y yo, dejándonos desnudas, se colocaron alrededor nuestro. Y comenzaron a cantar algo que no entendíamos y oraciones mientras uno tomaba un cuchillo y abriendo un libro comenzó a rezar lo que ahí venia así como a hacer movimientos con el cuchillo en la mano como si  estuviera ofreciendo a alguien… se pusieron frente a Anna y diciendo:  “TE OFRECEMOS SATAN, PRÍNCIPE DE LA OBSCURIDAD ESTE CORAZÓN EN SACRIFICIO PARA QUE TE PRESENTES ANTE NOSOTROS…” clavo el cuchillo en el pecho de Anna y haciendo unos movimientos como si cortara vi con horror que tomaba el corazón de ella elevándolo sobre sus cabezas mientras todos decían palabras que no entendía. sentía lo caliente de la sangre de Anna cayendo sobre mi cuerpo, En el momento que el echaba el corazón un anafre que tenían con brazas, entro Pedro a la gruta con un palo en la mano y gritando alcanzo a golpear a uno de ellos en la espalda pero los otros lo comenzaron a golpear, el que mato a Anna les dijo que se detuvieran antes de hacerle daño, y les dijo que solo lo sometieran, haciéndolo así, lo amarraron y lo dejaron a un lado de la gruta, en eso se escucho un tronido fuerte que venia de todas partes y de ninguna a la vez, ellos se sorprendieron pero el jefe les dijo que había que terminar antes que pasara la hora. Y poniéndose ante mi, y con el cuchillo en las manos, el jefe comenzó a decir unas palabras y con el terror en los ojos sabia que mi hora había llegado… de pronto se sintió un frio congelante a la vez que escuche el mismo gruñido del día que nos metimos a la mina… vi que los que estaban a el otro lado, frente a Anna, se hacían un lado y una sombra negra se comenzó a levantar viendo primero sus ojos y sus colmillos en las fauces que era su boca entonces sentí el golpe del cuchillo entrando en mi cuerpo e inmediatamente comenzó a desaparecer el dolor que acababa de conocer, vi que la sombra se volvió alguien que me invito a tomarlo de la mano diciéndome que le acompañara que tenia que ir con el… ellos una vez terminado todo, después de echar mi corazón el el anafre, junto con el de Anna, estuvieron un rato hablando con el ser que se formo, y soltando a Pedro se fueron de ahí, Pedro con el dolor de ver como me asesinaban, se fue hacia mi cuerpo abrazándome llorando y tomando el cuchillo que dejaron a un lado no dejaba de llorar, llenándose de sangre mía y de Anna, paso mas de una hora, cuando llegaron los adultos, y viendo a Pedro abrazado de mi llorando cegados por el dolor de ver la escena dantesca que se presentaba en la gruta, lo comenzaron a golpear y maldecir Pedro solo soltó mi cuerpo por la cantidad de golpes que recibía y soltó el cuchillo también, mi querido amigo, fue muerto con saña por prometer cuidarme y no poder hablar correctamente… fue lapidado y colgado en la entrada de la mina…
al día siguiente fueron los funerales de nosotras, y enterradas en el panteón del pueblo junto con nuestros amigos que murieron antes que nosotras… yo fui consagrada según me dijo el espíritu que me tomo de la mano después de morir para cuidar el lugar donde los que nos mataron habían escondido cosas de valor, y Anna fue entregada al demonio que llego para que me pudiera tener atada aquí… soy un alma en pena porque me encuentro atada a un tesoro escondido… pero como los que lo hicieron fueron muertos por la gente del pueblo,  después de que Felipe les dijo lo que Anna le conto. Quedare penando hasta que alguien encuentre este tesoro en la sierra cerca del pueblo donde naci y fui asesinada… esta es mi historia: soy el fantasma que deambula sin descanso por la mina y áreas de la entrada de esta, me llaman la muerta de la mina, pero nadie sabe quien soy…

Eulalia, (La Visitante)

Estándar

El siguiente cuento, fue creado en base a hechos reales, y fue creado en conjunto con © Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, tanto los textos como los hechos son parte real como de ficcion, queda a consideracion de usted, creer o no…

Tenía ya días con ciertos problemas de salud, por lo que después de consultar con el médico, éste me  envió de urgencia al hospital, a donde llegamos cerca del medio día y donde después de un chequeo minucioso, me internaron por tener problemas en un pulmón…
Quiero aclarar que no me agradan los hospitales y menos ése, ya que he escuchado de varias cosas  que suceden ahí…

Esperé unas 3 horas para pasar con un médico que me diagnosticara y me recibiera o no en el hospital.

Sí me admitió, y me pasaron a la sala de espera de urgencias, (que se encontraba demasiado llena de gente), donde tuve que esperar con otras 5 pacientes (unas llegaban otras se iban) sentadas cada una en una silla de lo más incómoda, y donde al entrar le piden a uno que se desvista,  quedando tan solo con una batita de hospital y usando una sábana como chal, porque hacía mucho frío y todas tratando de ponerle al mal tiempo buena cara, platicándonos nuestras dolencias y qué nos llevó ahí; unas horas después, cuando  vimos que íbamos a esperar mucho, empezamos también a hacer bromas y tratar de hacer más leve la espera, de las recién llegadas, unas se integraban, otras no, las más graves se iban, porque a como iban saliendo pacientes, nos iban acomodando en las camas de Urgencias, pero eso sucedió sólo 4 veces en la noche y algunas tuvimos que pasar la tarde y la noche ahí, esperando que se desocupara una cama…

En mi caso,  por el problema que llevaba me pusieron suero, pero quien me colocó el catéter me lo coloco mal así que me estaba lastimando el brazo, casi 20 horas después, (ya había pasado todo un día solo en espera), me pasaron a la sala de urgencias (junto  a otras 4  que ya estaban ahí también), pero aún sin cama, tardaron más de 24 horas en asignarme cama y tuve que esperar sentada en la consabida incómoda silla.Una vez que me asignaron cama, me cambiaron el suero vía intravenosa, que le ponen a todos los que llegan y ya me pusieron algo específico para mí y quedé en una cama en un rincón de la sala, no muy visible, por lo que el tráfico de personas en donde me encontraba, no era mucho.

Tercera noche…

Esa madrugada, estando yo entre dormida y despierta,  vi una enfermera a la que observé de reojo, facciones finas, algo más que de mediana edad, su piel me llamo la atención por lo pálido y apariencia sutil; y debo recalcar que lo que me hizo fijarme mas en ella fueron sus ojos, de un color negro intenso, debido al medicamento mi cabeza no trabajaba bien del todo pero sí recuerdo perfectamente su visita: llegó, se paró al pie  de mi cama, y viéndome fijamente,  me preguntó cómo me encontraba, luego observó los registros médicos que estaban anotados en mi carpeta, se acercó a mí y mientras me revisaba el suero con medicamento que me habían puesto en la vena y que me lastimaba mucho, sin preguntar, suavemente cambió el catéter de vena, mientras miraba a los pacientes de las otras camas y recuerdo que me dijo:

-“Estarás bien”,  “todavía no es tu turno”

Por lo que le pregunte: -“Porqué dice eso?”

Sin contestar mi pregunta, me dijo:

-“Tienes que comer”… “recuperarte”- con una voz que se me quedo grabada porque su tono era bajo, muy suave, era modulado y dulce. Entonces fue cuando la vi un poco mejor, su cabello me llamo la atención, ya que lo traía peinado en “chongo” y muy canoso, es raro ver actualmente a una mujer que tenga el cabello cano…  y su piel se veía muy suave, y se sentía también muy leve, al tocarme  sentí sus manos frías, pero lo adjudique en principio al suero que me estaban poniendo ya que lo sentía frio en las venas, cerré los ojos un par de minutos después que terminó de cambiar el catéter, y cuando los abrí ella ya no estaba ni junto a mi cama ni en la sala.

Por la mañana muy temprano, otra enfermera me pregunto que quién me cambió el catéter, ya que todos al hacer curaciones debían dejarlo registrado y había sido cambiada (¡vaya que sí!, ahora ya no me lastimaba) pero sin registro; le describí a la enfermera que me atendió en la madrugada, ya que no sabía su nombre (no se lo pedí) y ella y otra enfermera que llegó cuando la estaba describiendo, se miraron con cara de sorpresa y no dijeron nada, sólo se retiraron de inmediato, lo que me llamo la atención…

Ya  estando en cama de Urgencias, me asignaron cama en piso hasta 3 días después, en Medicina Interna. Había cinco pacientes más en el cuarto, no más de 40 como de donde venía, al menos no estaré en un lugar abarrotado, como en Urgencias.

Sexta noche…

El día ha estado muy tranquilo, he estado un poco adormecida por los medicamentos, A las 9 de la noche, en la ronda normal, con mi hijo Mario presente, los doctores me han dicho de una intervención necesaria, un procedimiento quirúrgico para mejorar mi situación, que lleva sus peligros (incluso hasta la muerte), pero tengo que dar mi autorización, y no quiero, por lo que les digo que necesito tiempo para pensarlo y hablarlo con mi hijo,  así que lo discuto un poco con él, que sí quiere que lo hagan, porque me ve muy mal y quiere que mejore, pero a mí no me convence, se despide molesto,  rezo y me dispongo a dormir.

Poco antes de las 10 de la noche, llega una asistente de enfermera a checar mis signos vitales, como cada 3 horas  pero como me ponen un medicamento para dormir un poco por mi insomnio, apenas abro los ojos, sin embargo sí la escucho decir:

-“Su catéter se está zafando otra vez –por alguna razón (dijo la enfermera que por el medicamento) el dichoso catéter no podía quedar y me  lastimaba, salvo cuando lo arreglaba la enfermera de la noche en Urgencias, pero por la mañana me lo volvían a cambiar lastimándome en el proceso y durante todo el día – que se lo arreglen en el próximo turno”.

Como a la 1 de la mañana -según mi cálculo por los rondines- me encuentro más dormida que despierta, y la veo de nuevo… la enfermera de Urgencias, a pie de mi cama, (pero viendo la cama de la izquierda de mi cama) aquí en Medicina Interna.

12067860_10207736046823908_420350320_n
Volteó a verme y vi sus ojos obscuros entre la luz tenue que había en la habitación, sus ojos brillaban de manera especial, no sé explicarlo, pero a la vez que me daba miedo, me daban también confianza, así que traté de verla bien: peinada igual, y con su traje impecable, estatura media, un poco pasada de peso pero con movimientos ágiles, parecía que se deslizara en lugar de caminar; traté de encender la lámpara de la cabecera pero tomando mi mano suavemente, me dijo -“no, por favor”… así que no la encendí, y mientras ella me revisaba el goteo del suero y mi vena, sin verme apenas me dijo que cambiaría el catéter, que me estaba lastimando, le pregunté:-“Como te llamas?”-ella manipulando las manos rápido, y volteando de reojo a verme, me dijo:-“Eulalia”- y al terminar, me dijo: -“recuerda que tienes que comer, te recuperarás ya lo verás”- mientras me decía esto vi que observaba a las pacientes de las demás camas, pero como siempre, no la vi atender a nadie más, se dio la media vuelta, yo cerré los ojos y me  quedé dormida.

En un rato más  llegó la enfermera de turno, que venía a revisar  y cambiar el catéter reportado por la anterior, al tomar mi mano me despertó, y se quedó viéndola fijamente, me revisó la muñeca, donde me lo había puesto Eulalia, y volteando al ver que estaba despierta, me preguntó que quién la había cambiado de lugar, y cuando le contesté que la enfermera Eulalia, con ojos de sorpresa dijo: “gracias” y salió rápidamente de la habitación sin más.

Sin entender, me quedé dormida hasta la mañana siguiente, por la mañana ya en el desayuno, pensé en ¿cómo sabría la enfermera de noche, que seguía yo sin comer casi nada en el día? ¿Y además, siendo ella de turno nocturno?

Mas tarde  llegó el médico y después de revisarme, me preguntó por la enfermera que me realizó la curación, por lo que le repetí lo que paso la noche anterior, viéndome fijamente, el doctor me dijo que en el hospital no había ninguna Eulalia y que tal vez una enfermera me jugó una broma… pero lo importante era que lo que había hecho ella estaba muy bien.

Cabe aclarar que cuando Eulalia me arreglaba la aguja del suero, dejaba de molestarme por un tiempo, pero siempre por la mañana llegaba la enfermera de turno, el manipular los sueros y poner los medicamentosme lo movían y lastimaban, hasta que Eulalia lo arreglaba en la madrugada.
El resto del día transcurrió con normalidad en compañía de mi hijo a quien no comenté nada sobre la enfermera, ya que teníamos otros asuntos más trascendentes que tratar, porque él ya no me quería ver tan mal como estaba y la única solución era aceptar la intervención quirúrgica, y yo no estaba de acuerdo, aunque me dijeran que tendría que quedarme en el hospital mínimo 2 meses!? Si no me la hacían.

Para ver mi estado actual y tener más datos para tomar una decisión, me tomaron cinco muestras de sangre (5 piquetes más) para análisis y varias placas de rayos X, fue lo más trascendente ese día y quedaba pendiente la decisión, que yo sospechaba que, al final, si empeoraba, ellos la tomarían y me llevarían al quirófano, aprobado por mí o no…

Séptima noche…

Me dieron mi medicamento y me quede dormida… por la madrugada entre mi sueño sentí que había alguien ahí, y abrí los ojos y era ella… Eulalia de nuevo, pero ella no llegaba a la carrera ni me curaba bruscamente, como las otras, ella sólo estaba ahí cuando abría yo los ojos y en cuanto la veía, se acercaba  a revisarme y arreglar o cambiar el catéter y darme ánimos y consejos.
Entre sueños,  le pregunté qué hacía una enfermera de Urgencias en el piso de Medicina Interna, o viceversa, y por qué me había atendido desde Urgencias, y eso era raro,  ella viéndome mientras me cambiaba de vena, me respondió con su voz suave y tenue:-“Porque estoy ayudando en todos lados del hospital, donde siento que me necesitan, es que estoy ahí, y hoy me toca aquí”- pero yo estaba muy adormilada para poder llegar  a entender lo profundo de su respuesta, así que la dejé seguir haciendo lo que hacía sin hablar y al terminar agregó mientras me acarició el hombro:
-“Recuerda que la muerte no se contagia, las enfermedades sí, tú estarás bien, aun no es tu turno.” A la vez que miraba a la paciente de la cama a mi izquierda, (note que dibujo una sonrisa muy sutil, apenas perceptible) que  había llegado en la noche, unas horas antes, pero curiosamente, a ella ni la revisó, de hecho, nunca la vi revisar a nadie más.

Por el tranquilizante que me ponían para dormir, No entendí, (pero cabe aclarar que lo que me decía se me quedaba grabado, y lo que ella hacia también),  y me dormí de nuevo.

Más tarde, mi vecina, la paciente de la izquierda empezó a toser, cada vez más fuerte (lo que me despertó) y se oía que se ahogaba, vino la enfermera de noche , llamó a un Dr., éste llamó a otro, le dieron reanimación, una enfermera se montó sobre la paciente para darle masaje al corazón, luego un médico, de pie a su lado izquierdo también le dio RCP , trajeron muchos aparatos, como los que se ven en películas o la TV,  para esto, las demás pacientes de la habitación ya habíamos despertado. Todas estábamos atentas a lo que estaba sucediendo ahí, entonces, la enfermera que operaba la máquina no encontraba algo en el carro  y volteando a verme con cara de preocupada, solo me dijo: “usted perdone” mientras tiraba de los parches de electrodos que tenía yo en el pecho y con los que me monitoreaban, ajustando todo a la paciente en crisis. Luego con el desfibrilador le dieron los choques varias veces pero no reaccionó…

Fue impresionante, sobre todo, porque después de  muchos minutos, no pudieron salvarla.  Lo que más me impactaba era que esa paciente tenía lo mismo que yo, pero acababa de ingresar unas horas antes,  en ese momento entró en mí la idea en cambiar de opinión y aceptar el procedimiento quirúrgico…

Algo me hizo voltear y a través de los cristales de la ventana al pasillo vi a Eulalia que observaba la escena atentamente, aunque inexpresiva y entonces volteo a verme directamente y  me hizo una señal con la mano, que guardara silencio.Y que yo interpreté como: “tranquila, tú estás bien”voltee a la cama con los médicos y regresé la vista a la ventana sólo un segundo después, y ya no la vi.

El resto de la madrugada y después que se llevaron el cuerpo, las demás pacientes ya no pudimos dormir, pero tampoco comentamos nada, sólo nos veíamos de cuando en cuando unas a otras y seguimos en silencio esa madrugada y mañana.  A todas nos impresionó mucho ser testigos de una muerte así, (y diré que en la situaciónque estábamos nos caló profundo).

Al día siguiente el médico que me informó de la intervención vino por la respuesta, le pedí que permitiera que llegara mi hijo para volver a hablarlo con él y darle mi respuesta, haciendo un gesto de aceptación, me dijo que me tomarían otra placa para ver el daño en mis pulmones y, poco después, asombrados los médicos, me informaron que el agua de mis pulmones se había reabsorbido (de un día para otro, ya que me estaban tomando placas todos los días), y que ya no necesitaban hacer el procedimiento que me habían dicho, aunque  no tenían explicación lógica a esto, pero que ahí estaban, mis pulmones limpios, ¡Ufff! Qué salvada, porque, además me habían vaticinado unos dos meses en el hospital, y quizá ese procedimiento tendrían que hacerlo de todos modos y en ambos pulmones y ahora, de un día para otro ¡ya no era necesario! Y había posibilidades de salir en  un par de días.

De todos modos me quedé el fin de semana en observación, pero además de la “normal”, parece que estaba en otra clase de observación, ya que había gente que no había visto nunca pasar por ahí, y que pasaba lentamente por el pasillo o se quedaban unos momentos por fuera de la habitación y me observaban y hacían discretas señas a mi persona mientras hablaban entre ellos.
Fue muy incómodo, ya que no entendía por qué.

En el tiempo en que estuve en el hospital, Mario (mi hijo) teniendo que efectuar tantos trámites llegó a hacer amistad con algunos empleados y enfermeras.  Uno de los empleados estaba tomando un café cuando Mario fue por unos papeles y le invitó un café y mientras se lo tomaban le dijo:

-Suerte la de tu mamá.

Volteando a verlo con extrañeza, Mario le pregunto: -¿Por qué?

-Porque cuando  Eulalia atiende a una habitación, siempre hay una muerte y una curación extraña y rápida.  A tu mamá le tocó la curación, y la cama contigua a la de ella fue la paciente que falleció, ya se sabe en todo el hospital.

Mi hijo con cara de sorpresa, ya que él todavía desconocía lo sucedido,no supo qué contestar, y preguntó-“¿Quién es Eulalia?”, “¿y de qué curación hablas?, a mi madre la operarán” con una sonrisa el empleado le dio el papel que buscaba mi hijo mientras le decía “ya no”!! -entonces le contaron lo que sucedió esa noche así como el resultado de las radiografías de ese día, y también que Eulalia  fue una enfermera que murió en servicio tratando de salvar un paciente que entró en paro cuando ella se encontraba sola en el ala de guardia, y aunque ella salvó al paciente, el esfuerzo hecho y su edad le provocaron un paro a ella, y desde entonces se aparece días antes de un fallecimiento y cuando comienza a atender una habitación, alguien se recupera ahí, (así como yo), y alguien de la misma habitación fallece… pero nunca sabemos a quién le va a tocar qué… Como siguió a tu mamá desde Urgencias y estaba grave, todos pensábamos que ella seria quien fallecería, pero se fue una paciente recién ingresada ¡cosas de Eulalia!

Quedando sin palabras, mi hijo se acabó el café y fue a contarme esta plática y a preguntarme que había pasado,  él ha sido escéptico, pero después de contarle lo que estuvo pasando en las noches anteriores, lo creyó, y creo que se ha vuelto mas creyente de estos temas, y yo, beneficiaria de la extraña curación debida a Eulalia, también he reafirmado mi fe.

Hoy,  casi repuesta y agradecida a quien quiera que haya intervenido en mi mejoría, agradezco a Eulalia su elección, no volvi a ver a Eulalia en los días siguientes a ese dia, lo que no se si agradecer o estar triste por no darle las gracias por su intervención.

Décimo primer día

Acabo de salir del hospital y son pasadas las seis de la tarde, voy despacio tomada del brazo de mi hijo Mario, y algo en el ambiente me hace voltear al hospital, específicamente a la puerta por donde acabamos de salir, y casi me caigo, porque en la puerta, frente a nosotros veo a Eulalia moviendo su mano en señal de despedida  y casi puedo jurar que a su lado está mi vecina de cama… la paciente que murió el día de los hechos, Eulalia con una sonrisa y ella con cara de sufrimiento, tomadas de la mano… al recomponerme, le digo a mi hijo y volvemos a voltear pero ya no están… nos vamos de ahí,  yo rezando por no regresar… JAMÁS.

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, ©Daniel Alvarez Benitez
Serunserdeluz.wordpress.com
2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com
danshaggyalv.wordpress.com
danshaggy.deviantart.com

Perdon…

Estándar

Te he buscado sin éxito

Tarde varios días hasta que por fin te encontré,

Sola en ese rincón del mundo, triste con tus ojos aun llorosos

Al acercarme, con tu mano me rechazas, con tu mirada muestras el dolor

Sé que el daño está ahí, que jamás se olvidara,

Trate de pedirte de la mejor manera perdón…

Quise enviarte flores… pero no encontré flores que pudieran decir lo que quiero

Quise abrazarte, pero mis brazos no fueron lo suficientemente fuertes para decirlo…

Al querer besarte, tu rechazo me dijo que no era de ese modo…

Por eso al encontrarte en aquel rincón del mundo…

Sola y triste, entendí lo que debía hacer…

Colocándome  de rodillas ante ti, sin saber si esto será suficiente

Tomo tu mano, e implorando entiendas mi actitud,

Humildemente te digo:

PERDON…

mas en tu razonamiento, no lo merezco.

y por eso te doy tu libertad…

hasta siempre. y por mi error..

quedo en mi soledad…