Delirio…

Estándar
Escribo en tu piel, con mis dedos.
Creo cuentos fantásticos, eróticos y hasta mórbidos en tu pecho y espalda,
Y después de leerlos, me llevas tras de ti por laberintos imaginarios,
Llegando al centro de ellos,
Siendo este tu cuerpo…Donde me quemas con tus besos ardientes,
Me ahogas con tus labios hambrientos,
Porque  después de nuestra tormenta pasional,
Me depositas en la tranquilidad de tu lecho,
Quedando a tu lado, agotado…

Mirándote.  Quieta, somnolienta…
En el reposo del éxtasis carnal,
Mas; después de la calma,
con tu sonrisa en los labios;
Creas poemas románticos en mi piel con tus dedos….
Llevando nuestra imaginación hasta el éxtasis de nuevo,
Donde volvemos a comenzar,
Antes que el amanecer, llevándonos a la realidad…
Nos despidamos en el puerto de la soledad…