El fantasma de la mina (La navidad de Rosa)

Estándar

Hola, mi nombre es Rosa. y les contare mi historia…

Todo comenzó en diciembre de 1945, el ultimo día de clases, vivía en un pueblo en la sierra, cerca de una mina abandonada… siempre acostumbrábamos ir a jugar ahí, pero ese día comenzó mi infierno… ese día después de comer, nos juntamos casi todos los de sexto grado, fuera de la mina, había  maquinaria abandonada por lo que podíamos jugar, ese día después de la ultima ronda de juego, decidimos entrar a la mina para molestar a Pedro, que era el vagabundo del pueblo, pero yo lo quería mucho y el siempre se portaba bien conmigo, cuando estaba fuera de mi casa llegaba y jugaba conmigo siempre, y le invitaba de comer y tomar agua.

Recuerdo que entramos como 180 metros, nunca habíamos entrado tan adentro, encontramos un brazo de la mina que no conocíamos, cuando escuchamos ruidos al interior pensando que era el, decidimos entrar para molestarlo, pero Felipe, sin razón, decidió no entrar y nos lo dijo que no entraría… comenzamos a decirle cosas y solo se salió sin mas, nosotros entramos y llegando al final, encontramos una caverna algo grande, comenzamos a ver las cosas que ahí había, casi al centro había una roca grande que parecía una mesa pero tenia cadenas pegadas,  en las paredes vimos varias cosas entre ellas símbolos que desconocíamos. Dibujos de ángeles y otros de demonios con espadas peleando, estaban palabras a forma de oraciones. Revisamos toda la gruta, hallamos cuchillos raros, y velas, había libros con símbolos extraños, viendo lo que había y comentado entre nosotros,  nos sentimos raros como si alguien nos estuviera viendo, escuchamos ruidos de la entrada por lo que apagamos las teas, vimos entre sombras que entraron seis personas con lámparas, hablando entre ellos.
Nosotros nos comenzamos a mover despacio por las orillas de la gruta, empujándonos unos a otros, al casi llegar a la entrada nos topamos con un tipo que estaba en la entrada, los demás vinieron a agarrarnos también, preguntando que hacíamos ahí, y engañándonos, dijeron que si decíamos algo nos iban a matar a la vez que nos mostraban un cuchillo… en eso, detrás de la roca del centro, se escucho un gruñido fuerte como si fuera un animal salvaje, no se, como un tigre o león. a la vez que se escucho como se quebraba algo al caerse, todos volteamos y alcance a ver que los adultos se asustaron mas que nosotros, lo curioso es que no vimos ningún animal dentro de la gruta, entonces Luis golpeo abajo, al que estaba en la entrada y gritando: vámonos, al tiempo que salimos corriendo de ahí, mientras escuchábamos que nos hablaban por nuestros nombres…

Salimos de ahí en parejas, y no paramos hasta que llegamos al pueblo, juramos que no diríamos nada a nadie por miedo a que nos regañaran o a lo que los adultos hicieran…  nos regañaron en nuestras casas ya que era de noche cuando llegamos, esa noche entro en mi cuarto un viento frio que me dio escalofrió, pensando que la ventana quedo abierta, pero al asomarme por ella vi que de la casa de Luis, (que vivía frente a mi casa), salía este como siendo cargado pero nadie lo llevaba… solo flotaba, eso me dio miedo ya que a la vez, entre las  otras casas de mis amigos se movían seres como si fueran sombras blancas, como fantasmas… armándome de valor me vestí rápido y salí detrás de Luis, siguiéndolo a distancia, lo llevaron a la barranca norte, ahí me tope con Anna, y comentando lo que estábamos viendo ya que otro ser llevaba a Ángela, igual que a Luis, llegaron a la barranca y ahí estaban los que vimos en la mina, los fantasmas que llevaban a Luis y Ángela desaparecieron después de dejarlos frente a uno de los hombres.

Miramos como hicieron una especie de ritual prendieron lumbre se formaron alrededor y que de el humo que salía, se formo una figura deforme que destellaba como si estuviese encendido, salía una especie de lumbre de varias partes de su cuerpo de humo, teníamos miedo… después de hablar con las personas algo que no alcanzamos a entender vimos que uno de ellos señalando a Luis y Ángela, el ser que estaba ahí, comenzó a envolver mis amigos, los cuerpos de Luis y Ángela,  nos dio miedo y nos fuimos rápido de ahí, a los dos días los encontraron como si estuvieran secos, los adultos del pueblo decian que era un nahual, o una bruja por como los encontraron.

no nos dejaron ver los cuerpos, pero al día siguiente nos juntamos con los que entramos a la mina y nos pusimos a platicar lo que vimos, y ellos me dijeron que sintieron lo mismo y todos vimos las sombras blancas por las ventanas pero solo nosotras salimos tras de ellos… por lo que al contarles lo que vimos, a todos nos dio miedo y juramos que no diríamos nada a nadie para evitar que nos pasara lo mismo…

Pero al estar  viendo como mis amigos iban desapareciendo de dos en dos comencé a recordar como fue que salimos de la mina… no lograba recordarlo, solo que yo Salí al ultimo con Anna de la mano… eso me daba miedo, ya que cada tercer día después de encontrado a los anteriores entraba ese frio a nuestros cuartos… y sabíamos que era el turno de alguien mas…. A pesar de ser unos niños, teníamos la conciencia de que era lo que nos pasaría…
Veía a Pedro y al jugar con el durante esos días me preguntaba que pasaba, ya que me veía triste y casi llorando, a su modo mocho de hablar y sabiendo que nadie lo atendía, decidí en mi mente infantil contarle lo que paso en  la mina, y me dijo “te cuidare…” Pobre Pedro, yo sin saber que también estábamos marcados por el destino,  comenzó a andar detrás de mi, a escondidas cuidándome… decía que cuidaría a su amiga que si lo quería…

La tarde anterior en la que solo faltábamos Anna y yo, nos juntamos a platicar ella y yo, me dijo que le había dicho a Felipe lo que vimos y paso y que le dijo que jurara no decir nada a nadie pasara lo que pasara… pero aun así, pensamos que nada podríamos hacer, nos vimos con la tristeza en los ojos, los adultos no creen, han perdido la fe. por eso no pueden ver las cosas que nosotros los niños si… pero eso ya no importa… en la noche después de acostarnos, me entro un cansancio que me quede dormida casi de inmediato… pero creo que a la vez estaba consiente ya que escuchaba todo lo que a mi alrededor pasaba…

Me di cuenta cuando esa sombra o fantasma entro a la habitación por mi, la escuche murmurar pero no podía hablar… no podía despertarme… que hago, gritaba: PAPA..!!! MAMA…!!! POR FAVOR ALGUIEN QUE ME AYUDE…!!! Pero nadie me escuchaba… nadie se daba cuenta, no podia abrir los ojos, ni podía mover ni los dedos, tengo miedo… Nada pude hacer, sentí como ese fantasma me tomo de mi cama y sentí como me llevaba cargando… sin hacer ruido al tomarme de mi cama, ese ser dijo unas palabras que me sonaron como cuando el padre de la iglesia oraba en  misa… y no se como me saco por la ventana pero la atravesamos ya que no la abrió solo pasamos por ella, no podía verlo pero si sentirlo, era frio, me llevo hasta la mina, era el dia 25 de diciembre.

Por las muertes de mis amigos, la navidad se cancelo ese año… no hubo las fiestas que todos los años se hacían, no hubo nacimientos, ni cena de navidad… todo se termino, ese año solo dejo dolor y tristeza en el pueblo, sentía el frio del invierno en mi cuerpo mientras me llevaba… cuando  entramos  a la mina fuimos despertadas Anna y yo, lógicamente comenzamos  gritar pero nos inyectaron algo que nos dejo como sonámbulas… dentro de nosotras estábamos consientes que estábamos en peligro, podíamos oírlos, y sentir lo que hacían pero no podíamos defendernos, por lo que nos inyectaron no podíamos hacer nada…

los que nos recibieron de estos seres o fantasmas nos revisaron todo el cuerpo, y decían cosas entre ellos que no entendíamos por el aturdimiento… nos llevaron a la piedra del centro de la caverna, todo estaba medio iluminado por teas que pusieron en la caverna, nos hicieron que nos acostáramos en la piedra y nos ataron con las cadenas, poco a poco lo que nos pusieron se fue desvaneciendo tomando conciencia de lo que pasaba, viendo como ellos, ya estando los seis que habíamos visto, se pusieron los ropones negras y subieron las capuchas como si fueran monjes…  Nosotras con el terror que sentíamos queríamos gritar pero nos taparon la boca para que no lo hiciéramos. Comenzaron a poner velas grandes alrededor de nosotras, no podía ver bien a Anna porque nos pusieron encontradas una junto a la otra, solo veía sus piernas y pies ella lo mismo conmigo… teníamos pánico que no podíamos expresar, pero cuando uno de ellos dijo que era el momento los demás comenzaron a romper las ropas que traíamos Anna y yo, dejándonos desnudas, se colocaron alrededor nuestro. Y comenzaron a cantar algo que no entendíamos y oraciones mientras uno tomaba un cuchillo y abriendo un libro comenzó a rezar lo que ahí venia así como a hacer movimientos con el cuchillo en la mano como si  estuviera ofreciendo a alguien… se pusieron frente a Anna y diciendo:  “TE OFRECEMOS SATAN, PRÍNCIPE DE LA OBSCURIDAD ESTE CORAZÓN EN SACRIFICIO PARA QUE TE PRESENTES ANTE NOSOTROS…” clavo el cuchillo en el pecho de Anna y haciendo unos movimientos como si cortara vi con horror que tomaba el corazón de ella elevándolo sobre sus cabezas mientras todos decían palabras que no entendía. sentía lo caliente de la sangre de Anna cayendo sobre mi cuerpo, En el momento que el echaba el corazón un anafre que tenían con brazas, entro Pedro a la gruta con un palo en la mano y gritando alcanzo a golpear a uno de ellos en la espalda pero los otros lo comenzaron a golpear, el que mato a Anna les dijo que se detuvieran antes de hacerle daño, y les dijo que solo lo sometieran, haciéndolo así, lo amarraron y lo dejaron a un lado de la gruta, en eso se escucho un tronido fuerte que venia de todas partes y de ninguna a la vez, ellos se sorprendieron pero el jefe les dijo que había que terminar antes que pasara la hora. Y poniéndose ante mi, y con el cuchillo en las manos, el jefe comenzó a decir unas palabras y con el terror en los ojos sabia que mi hora había llegado… de pronto se sintió un frio congelante a la vez que escuche el mismo gruñido del día que nos metimos a la mina… vi que los que estaban a el otro lado, frente a Anna, se hacían un lado y una sombra negra se comenzó a levantar viendo primero sus ojos y sus colmillos en las fauces que era su boca entonces sentí el golpe del cuchillo entrando en mi cuerpo e inmediatamente comenzó a desaparecer el dolor que acababa de conocer, vi que la sombra se volvió alguien que me invito a tomarlo de la mano diciéndome que le acompañara que tenia que ir con el… ellos una vez terminado todo, después de echar mi corazón el el anafre, junto con el de Anna, estuvieron un rato hablando con el ser que se formo, y soltando a Pedro se fueron de ahí, Pedro con el dolor de ver como me asesinaban, se fue hacia mi cuerpo abrazándome llorando y tomando el cuchillo que dejaron a un lado no dejaba de llorar, llenándose de sangre mía y de Anna, paso mas de una hora, cuando llegaron los adultos, y viendo a Pedro abrazado de mi llorando cegados por el dolor de ver la escena dantesca que se presentaba en la gruta, lo comenzaron a golpear y maldecir Pedro solo soltó mi cuerpo por la cantidad de golpes que recibía y soltó el cuchillo también, mi querido amigo, fue muerto con saña por prometer cuidarme y no poder hablar correctamente… fue lapidado y colgado en la entrada de la mina…
al día siguiente fueron los funerales de nosotras, y enterradas en el panteón del pueblo junto con nuestros amigos que murieron antes que nosotras… yo fui consagrada según me dijo el espíritu que me tomo de la mano después de morir para cuidar el lugar donde los que nos mataron habían escondido cosas de valor, y Anna fue entregada al demonio que llego para que me pudiera tener atada aquí… soy un alma en pena porque me encuentro atada a un tesoro escondido… pero como los que lo hicieron fueron muertos por la gente del pueblo,  después de que Felipe les dijo lo que Anna le conto. Quedare penando hasta que alguien encuentre este tesoro en la sierra cerca del pueblo donde naci y fui asesinada… esta es mi historia: soy el fantasma que deambula sin descanso por la mina y áreas de la entrada de esta, me llaman la muerta de la mina, pero nadie sabe quien soy…

Anuncios