El suicida del Ritual…

Estándar
El Fraccionamiento de nombre 27 de Septiembre, siempre ha sido considerado un lugar de lo más tranquilo en la ciudad, un barrio pequeño con terrenos grandes y donde los vecinos se conocen todos, siempre amables, pero en el corazón de el pequeño fraccionamiento, Existe una mancha de la historia de este apacible lugar; los hijos de los vecinos le llamaban “la casa de los muñecos”, porque antiguamente era la guardería de la privada para la atención de los vecinos; actualmente se encuentra en total abandono y totalmente cerrada de sus puertas y ventanas, así como  la barda  que le formaron alrededor del terreno no permite que nadie entre, volviendo esta casa en un punto de pena y vergüenza por su pasado tenebroso…

A un par de casas de este lugar se cambio la familia de Efrén y Eloísa, quienes hicieron amistad rápido con los vecinos, y quienes les contaban las historias más sorprendentes de esta casa. Ellos, jóvenes al fin, con hambre de aventura y fascinación por las historias de muertos y aparecidos, les atraía esta casa al grado de pasar las noches sentados viendo la casa por largos tiempos, lo que a sus nuevos amigos les parecía raro, pero así los aceptaron.

Ellos decían que eran osados, que no tenían miedo a nada, se quedaban hasta muy tarde tratando de escuchar en las noches ruidos o los gritos que les decían que se escuchaban, ellos se auto nombraban: “los hermanos sin miedo”,  eran estudiantes de universidad y por lo tanto le encontraban siempre lógica a todo, tenían en mente entrar a la casa y ver que encontraban,  pero  amigos les decían que en esa casa no entraran, que si era realidad lo que les decían que pasaba.
“Y por eso es que queremos entrar”, comento Eloísa.

Después de planearlo por unos días y estar revisando la casa,  por fin su búsqueda dio frutos, encontraron un hueco entre las tablas tras la casa; por eso para esa noche planearon meterse sigilosamente ahí.

Cerca de las once, se metieron por el hoyo del cerco, y despacio se fueron colando entre las hierbas que había en el patio, hasta que llegaron a la vieja casa derruida que tenía varios años abandonada y con paciencia  revisaron la casa hasta que encontraron que la puerta trasera se encontraba abierta, por lo que después de que la empujaron  viéndose entre ellos sonrieron y sacaron las lámparas que traían en las bolsas  ingresando en la casa.

Todo se encontraba en penumbras y solo visible con las delgadas y tenues líneas de luz que entraban por las rendijas de las tablas que cubrían las ventanas desde las lámparas de la calle, así que encendiendo las lámparas, despacio avanzaron por la cocina del lugar hasta que llegaron a la sala, en donde había algunos muebles viejos tapados con sabanas ya rotas y otros muebles destruidos por el tiempo, todo lleno de polvo y telarañas, avanzaron con la luz de las lámparas que llevaban y tomados de la mano.

Alumbrando y avanzando despacio recorrieron casi todo el lugar… por el pasillo que lleva a las recamaras, estando todo obscuro las lámparas comenzaron a fallar, así que avanzaron casi a obscuras por el pasillo sintiendo un aire frio que les llego desde la espalda y sintieron como si una mano les recorría desde los hombros hasta el pecho.
De repente se escucho un sonido muy leve, apenas audible entre los sonidos de los pasos de ellos mismos y su respiración, como un quejido infantil, ambos se apretaron las manos y sacudiendo las lámparas estas volvieron a encender.
Viendo una sombra en el marco de una habitación alcanzaron a ver que se movió ocultándose, por lo que dando unos pasos hacia atrás mejor se regresaron a la sala.

Escuchando de pronto el ruido de un golpe seco tras ellos, Eloísa tomo a Efrén del brazo enterrando las uñas, ocasionando que ambos saltaran de la impresión, y aluzando hacia donde lo escucharon, solo vieron que algo se movió en el piso, metiéndose en un cuarto.
-“Solo es una rata”, dijo Efrén, quien soltándose de Eloísa, siguió aluzando por el lugar seguido por ella, quien le dijo: -“es que esta todo silencio, y de repente ese ruido, me sorprendió por eso”… “claro” dijo Efrén y comenzaron a reírse despacio ambos, por la impresión tenida…

Caminando entre los muñecos, y alumbrando todo el lugar, dice Efrén – si es de temerse aquí aunque sabemos que nada de lo que dicen puede ser verdad.-

En una pasada de la luz, encontraron que la sala no solo era grande, sino que había muchos muñecos y juguetes tirados por doquier, y recordando lo que les dijeron, Eloísa comento: -pues es verdad eso de la guardería que era aquí, ya que se ve que todos dejaban a sus hijos, mira todos los muñecos que hay tirados, entiendo porque le pusieron la casa de los muñecos- siguieron aluzando y en la esquina que tenia la chimenea vieron que había un espacio sin monos así como varias cosas tiradas al fijarse mejor vieron que había una estrella dibujada en el suelo semi cubierta por el polvo del lugar, y en las paredes había unas cruses invertidas así como palabras o grafitis que parecían hechos con sangre o con pintura roja quemada, Efrén se acerco rápido y comenzó a pasar la mano por la pared, mientras Eloísa pasaba la luz por la demás escena junto a la chimenea  que tenia restos de que habían quemado algo ahí, entre otras cosas había también dos cirios, a un lado del pentagrama, encontraron una silueta dibujada de un cuerpo en posición algo extraña rodeando una mancha negra que adivinaron de sangre, por lo que Eloísa y Efrén se agacharon en el lugar viendo la silueta y las demás cosas y viéndose ambos, dijo Eloísa:   –al parecer si mataron a alguien aquí… esto lo vuelve más interesante!.

Pasando Eloísa la luz por el  lugar, noto que los muñecos se encontraban en todo el lugar menos en esa esquina, Efrén comenzó a ver y tomar las cosas que se encontraban en el “altar” improvisado, volviendo a dejarlas ahí; mientras Eloísa aluzaba alrededor, viendo que había muñecas de porcelana, osos de peluche, payasos, distintos muñecos, de todos los tamaños, estaban regados, a Eloísa le llamo la atención que cerca del rincón se encontraba algo abajo algunos monos, así que acercándose movió estos muñecos encontrando una daga, tomándola; ya con ella en la mano, sintió un aire helado correr, al mismo tiempo que se escucho una risita continua y apenas audible así como alguien llamándole por su nombre.

Una risa infantil más fuerte y clara, se escucho por todo el lugar, entonces alumbrando hacia el rincón donde se escucho que provenía, ven como otra  sombra se esconde tras una cortina vieja, y armándose de valor mientras se miran uno al otro, Efrén le hace una seña y se acercan por ambos lados alumbrando para agarrar a quien se haya metido detrás de ella para asustarlos,  se van acercando cuando otro ruido de algo cayendo en la esquina lejana los hace voltear y algo pareciera que los llamase, viéndose y entendiendo que tenían la misma sensación olvidaron la cortina y acercándose al pentagrama, se agacharon  viendo algunas de las cosas del lugar mientras se comenzaron a escuchar siseos y voces inteligibles por toda la casa así como la risa de niños muy leves, se escuchaba pasos de niños como recorrían la casa, cada vez más nerviosos por lo que pasaba.
Efrén de pronto sintió que le llamaban al oído y en forma de susurro le piden que arme de nuevo el altar, así que  tomando las  cosas de el altar de nuevo, comenzó a acomodar los cirios y demás cosas y que se utilizaron la última vez que alguien estuvo ahí, mientras Eloísa miraba la daga estando a un lado de Efrén

Eloísa con la daga aun en la mano, se agacho y colocando la daga a un lado de ella comenzó a acomodar las cosas sin entender bien el porqué, solo que tenían que hacerlo,  de cuando en cuando se volteaban a ver; una vez acomodadas las cosas en el pentagrama, se acomodaron uno frente al otro, parecían encontrarse en una especie de trance, Efrén poniéndose de rodillas en el pentagrama y tomando una piedra que se encontraba ahí, comenzó con ella a trazar un triangulo alrededor del pentagrama comenzó a recitar palabras que le susurraban en el oído y que no entendía: “Imperator Lucífugo Rocafale volens foedus cum eo. usquam in terris, tibi, si non vis venire ad vos, vi magna vivum mirabilis audi fili et spiritus sancti Clavis magni sermonum grandium Salomonis Emmanuel Soler Sabast Adonay ‘adorant, te invoco “.

Mientras Efrén recitaba, Eloísa encendía los cirios; se comenzaban a escuchar ruidos, gruñidos salidos de todas partes y risas más definidas que venían de distintos lugares, también comenzaron a escucharse las pisadas de un niño corriendo por la casa.

De una de las esquinas apareció un hombre o eso parecía, quien avanzando llevando un hacha en su mano izquierda, se escuchaba el arrastrar de ella al avance del ser por la estancia, volteando a verles, grito: “esta casa esta maldita”… mientras les apuntaba con la mano huesuda y con un brillo de fuego en los ojos les grito: “tu estas maldito”…  Mientras haciendo un movimiento, levanta el hacha que trae y da un golpe contra el suelo, al tiempo que grita:   “AAAAHHHHH”  “MUEREE”!!!. La hoja del hacha quedo a centímetros de la pierna de Eloísa.
Con esto, Eloísa despertó de la especie de trance, viendo al ente, mientras daba un grito ahogado por la sorpresa y miedo; el ser jalando el hacha, se  dirigió a la parte posterior de la casa, mientras se movía lento, agachado, con los brazos colgando y arrastrando el hacha,  escuchándose el ruido del raspado por el lugar, perdiéndose en el pasillo de la casa, escuchándose al mismo tiempo algunos lamentos lejanos mezclados con risas infantiles y los sonidos que normalmente hacen las muñecas y juguetes diversos, todos mezclados haciendo esto mas tétrico dentro de la casa, Eloísa se quedo parada  viendo todo a su alrededor, Efrén en el altar de rodillas, mientras ella viendo claramente una sombra de un niño que se movía  de un lado a otro de la estancia, absorta en esto no se dio cuenta que Efrén se levanto y tomando la daga se paro detrás de ella.

Eloísa, tomándose la cabeza por el ruido y los sonidos mismos que le hicieron sentir miedo por primera vez, mientras miraba las cosas a su alrededor, volteando al altar,  no vio a Efrén,  tomó la lámpara que quedó encendida en el piso y volteando llamando a Efrén alumbra la estancia, de pronto sintiendo detrás de ella a alguien, se gira rápido y aluzando, con expresión de susto y asombro vio a  Efrén, muy cerca de ella, y aluzando su cara le vio que tenía su mirada perdida aun, así como al bajar la luz vio  el cuchillo que ella había encontrado lo tenía en la mano…
él,  la veía fijamente y ella sin reaccionar, solo dio un grito ahogado cuando Efrén se le acerco como para abrazarle pero le dio una cuchillada ascendente en el tórax, el cuchillo entrando así en el cuerpo de Eloísa, partió su corazón, escuchándose una risa tétrica por toda casa, al mismo tiempo que se escuchó el grito ahogado de Eloísa
Una sombra pequeña que  corría por el pasillo se detuvo en la esquina viendo la escena y escuchándose una risa infantil


Mientras la sombra se asomaba por la orilla de la esquina, de lo más obscuro del pasillo entre las risas y sonidos varios se comenzó a escuchar el golpe de pasos, de alguien caminando ante la tenue luz exterior, y el reflejo de las lámparas tiradas en el piso, apareció un ser tosco, famélico, el cual riendo al andar con paso cansino ligeramente encorvado, al ver a Efrén, que habiendo despertado del trance en que estaba, y  se encontraba de rodillas con el cuerpo de Eloísa en los brazos… este ser avanzo y se planto ante él, y acariciando la cabeza de Efrén mientras pasaba los dedos por el, con la punta de los dedos que terminaban como garras pero casi rectos y de color negro, como si estuvieran en necrosis y levantando con su dedo en la barbilla la cabeza de Efrén, haciéndolo que se pusiera en pie, dejando el cuerpo de Eloísa en el piso, y  al verlo, vio ante si un ser de piel como si fuese papel, en un color gris verdoso, sus ojos de color amarillo fuego, con el pelo largo mas allá de los hombros y escaso; en la frente se le notaban un par de muñones a forma de cuernos, los dientes a forma de colmillos, sobresaliendo los colmillos de la mandíbula, viendo a Efrén, y emitiendo un gruñido, seguido de su voz que parecía estar en la cabeza de Efrén, le dijo:
-Mi nombre es Lucífugo, líder de los demonios del segundo infierno.
-Por este sacrificio, -(mientras apuntaba el cuerpo de Eloísa)- te concederé lo que desees.
-Pero llevara un costo; viendo Efrén la escena a sus pies: el cuerpo de su hermana en el piso, así como la daga a un lado y viendo sus manos con sangre, no soportando comenzando a salirle las lagrimas de los ojos por haber matado a su hermana, mientras sucedía esto; un muñeco grande de payaso comenzó a reír, sentándose y extendiendo las manos a Efrén, quien confundido por no alcanzar a comprender lo que estaba sucediendo y no entendiendo lo que el demonio le estaba ofreciendo, se mostro mas asustado por lo que estaba sucediendo mientras le daba vueltas muy rápido en su cabeza que el había matado a su hermana, se hizo hacia atrás, hasta quedar en la esquina de la habitación, llorando y viendo a Lucífugo, le comenzó a decir en voz apagada entre sollozos: “no quiero nada… sólo quiero que esto se termine… Quiero irme… quiero a Eloísa viva”…

El ser avanzando hacia él, (viéndolo fijamente que parecía que lo atravesaba con la mirada de fuego que tenia), le responde mientras señala el cuerpo de ella.
-su alma es mía… porque tú me la has entregado en el sacrificio de sangre durante el ritual… solicites o no lo que dentro de ti deseas; ella ha sido sacrificada por ti, para que yo venga… “CON LA SANGRE DE  INOCENTES, SACIARAS LA SED, CON EL ALMA; EL HAMBRE DE DIOSES Y DEMONIOS”… No tengo porque devolver la vida y menos su alma…

“Por favor… te lo suplico, déjala vivir”!!, dijo mientras tenía su cabeza entre sus manos, estando  de rodillas en el rincón de la chimenea

El demonio Lucífugo, mientras movía sus miembros algo raro, así como se movía de una manera extraña, quedo casi frente a Efrén y dijo: -está bien, su alma será suya, solo si tú… me entregas la tuya a cambio, sin mayor deseo… pero conozco a los monos; se que pedirás un deseo; así que no me hagas esperar y solicita lo que quieres, no hay cosa que no te pueda dar… tu tiempo se termina y con o sin petición yo gano, tengo un alma, -(y señalando el cuerpo de Eloisa) dijo: “la de ella”.
En ese momento se comenzaron a escuchar a la vez las muñecas que hablaban como se activan los mecanismos de grabación diciendo “mama”, otras llorando y otras riendo, viendo como se encendían los ojos de algunos de los muñecos.

Efrén sintió que se volvería loco mientras el ser andaba por la estancia riendo y repitiendo que pidiera su deseo… una muñeca se levantaba y caminaba hacia él, quien desesperado por la cercanía del ser, y con su corazón a punto de estallar por el miedo, grito: “Esta bien… deja que ella viva… te daré mi alma, pero quiero saber que ella estará bien siempre, quiero ver que ella sea feliz”

Lucífugo, deteniéndose, y volviéndose hacia Efrén, en un parpadeo quedo a unos centímetros de la cara de el, viéndole a los ojos fijamente y riendo de una manera burlona primero suavemente y aumentando la intensidad de esta, le dijo: “Concedido, tendrás  solo cinco años antes que me lleve tu alma conmigo y me alimente de ella”,  mientras con su uña, le marco la cara terminando su frase: “y vendré por ti para tomar lo que por derecho ya es mío… tu alma”.
Eloísa dando una aspiración enorme de aire por la boca contorsiono su cuerpo sentándose y comenzó a tocarse, Efrén, se le abalanzo yendo de rodillas hasta ella y abrazándole comenzó a pedirle perdón por lo sucedido, mientras el ser, Lucifugo se fue desapareciendo en las sombras de la casa dejando de sonar los muñecos y volviendo la casa a ser un lugar obscuro y tétrico, ellos levantándose y olvidando las lámparas y las demás cosas solo pensaron en salir de ahí, por lo que de prisa se fueron a su casa, tratando de olvidar lo que esa noche les paso en la casa de los muñecos…

-o-

Eloísa llego a la casa de sus padres en la 27 de Septiembre, y viendo en la casa de los muñecos que había varias patrullas así como una ambulancia y todos los vecinos que estaban de mirones mientras sacaban un cuerpo de la casa, uno de los vecinos le dijo que era Efrén, porque lo vio entrar y llamo a la patrulla pero cuando llegaron los policías el ya estaba muerto, y encontraron una nota que el oficial al saber que ella era su hermana se la presento a la vez que le pedía que identificara el cuerpo de quien se había cortado las venas en un ritual, la carta que dejo dice:

“Querida hermana:

Hoy se cumplen cinco años de lo que nos paso en esta casa, todos los días vivo pensando que si no hubiéramos entrado, todo sería diferente, pero al final cada ser debe cargar con sus propios errores, hoy me redimo ante ti y ante dios porque es tiempo de pagar la deuda de tu vida, con la mía propia. Gracias por tu amor y por ser feliz por ambos, pero debo cumplir, por eso hoy vengo aquí a terminar mi trato y saldar mi deuda, me da gusto haber visto que en realidad eres feliz, di a mis padres que los amo y que me perdonen, los amo a todos… adiós.”
Efrén.
-o-
Efrén fue encontrado en el pentagrama con las venas cortadas, y con las cosas en forma de ritual, así que se le llamo: “el suicida del ritual satánico”.

El Mensajero y el Pergamino. (La respuesta)

El Mensajero y El Pergamino (La Respuesta)
Estándar
Ese día en la tarde salia de vacaciones pero los compañeros de la universidad que siempre se burlaban de mi llamándome “panzon, nerd, mantecoso, raro” y otros insultos, regularmente los ignoraba pero ese día, me tenían una sorpresa, ya que ese día no solo serian insultos ya que me dañaron el carro echándole pintura, cansado, ese día cansado, tome valor y los enfrente… después de la paliza que me dieron por reclamarles e insultarlos igual, me dejaron ahí… a un lado de mi carro, en el suelo, humillado y golpeado, agarrando aire por el esfuerzo y comenzando a quererme levantar, de pronto un anciano me ayudo a levantarme… “pero que te paso muchacho??”… jalando el brazo de su mano al quererme ayudar, me dijo: “tranquilo, solo quiero ayudarte a levantar”, volteando a verlo con la mirada perdida en el odio y coraje que sentía le dije: “perdón!”, y diciendo en voz baja dije: “ya me vengare de todos, de todos los  que han abusado de mi”… el anciano sonriendo me dijo, “es por el coraje muchacho, ya se te pasara”,  volteando a verlo con los ojos inyectados de odio, a la vez que cambiando el tono de voz le decía:  “no, ya estoy cansado que todos los que son abusones”… “juro que me vengare de todos, a todos los quiero ver muertos”… el anciano acentuando su expresión y viendo en sus ojos un brillo de complicidad, me dijo: “estas seguro?”, mirándole a los ojos  dije: “si”, el anciano haciendo una mueca a forma de sonrisa y cambiando su expresión, a una mas seria. metió la mano a una mochila de mano que traía,  saco un libro, y entregándomelo me dijo seriamente, “entonces, toma este libro, aquí encontraras lo que necesitas, solo léelo, has lo que te explica y tendrás la respuesta a lo que deseas sin mayor problema”, tomando el libro, pensé primeramente “lo que falt…” y como si supiera lo que pensaba, me dijo con una mueca a forma de reproche: “no es una biblia”…  y sorprendido vi al anciano, y al libro… era un libro color ocre, desgastado por el tiempo, con algunos símbolos anotados pero borrados por el tiempo, la pasta, parecía de piel, pero se sentía distinto, como si tuviese algo chispeante, mágico, me hormigueaba las manos y comencé a hojearlo ahí mismo… en eso, centrado en el libro voltee para preguntar sobre el libro, pero ya no lo encontré… en ese momento, tome la decisión de cambiar y prepararme como fuera, ya no permitiría que me hicieran mas daño, el odio se había sembrado en mi corazón, y en mi mente.
Después de llegar a mi casa, maltratado y humillado, viendo lo que el libro decía ese día me dedique a leerlo y sin darme cuenta, leí casi medio libro, (el cual no era muy extenso), no entendí la mayoría de lo que decía, pero leyendo tome la decisión de ir a las afueras de la ciudad a probar el ritual que decía, no perdería nada y tal vez pudiera ganar algo. vi que me tomaría un par de días hacerlo ya que había que repetir varias cosas, pero indicaba que tendría resultados al hacerlo bien… así que tomando cosas para comer y lo que indicaba para hacer el ritual, fui a comprarlo a esa tienda donde tienen las cosas.  sali en el carro con rumbo a la sierra a un área que sabia que no llegaría nadie y podría hacerlo sin problema.

Después de estar por tres días en el campo solo, haciendo todo lo que me decía el viejo libro, y maldiciendo mi suerte ya que en ese tiempo no había conseguido nada… molesto conmigo mismo por hacer caso a un viejo, y que porque me decían que haciendo lo que decía el libro conseguiría las cosas, sentándome en un tronco que se encontraba a un costado de la fogata que tenia… y mirando las flamas, comencé a reír solo y decirme: como puedes ser tan incrédulo, enciendo un cigarro y sonriendo saco una botella de tequila que tenia en la bolsa, mientras digo, “viejo loco” y dando un trago, cierro los ojos por lo fuerte de la bebida  y limpiando la boca con el antebrazo, de pronto mientras avivaba el fuego, entre las sombras salio el anciano que me dio  el libro y me pregunta “loco?”, piensas que estoy loco??, “mejor invitame un trago!”,  y echándome hacia atrás, mas asustado que sorprendido caigo y ruedo cuan largo era por la sorpresa a la vez que daba una especie de quejido por el miedo al verlo aparecer  entre las sombras, ya que me encontraba  retirado de cualquier lugar habitado, pensando todo a la vez, es ilógico como llego aquí?, en mi mente no entendía que este hombre se  apareciera así, y  menos ahí. el anciano de mirada profunda y espalda encorvada, viéndose con unos 60, o 70  años de edad, sin dejar esa mueca a forma de sonrisa  me  pregunto: “porque te asustas??, no has estado tratando de que venga??”, mientras se acomodaba en el tronco, con movimientos un poco lentos por la edad.
mientras yo tras el tronco literalmente a gatas y con una expresión de sorpresa que de miedo le comencé a decir: “pu-puues si… o eso creo!?!?!?” “pero este libro que me diste”…- a la vez que extendía la mano temblorosa con el viejo libro en ella- y recomponiendo rápido mi figura, con coraje le reclame: “me dijiste que me comunicaría con el Diablo, Luzbel, Satanás, o como lo quieras llamar para hacer un pacto… no contigo”, “o… eres tu?!?!”, “y, a todo esto, quien eres?, como llegaste hasta aquí?”… mientras el anciano miraba el fuego después de tomar de la botella como si fuera agua, y cambiando su mirada a un tono mas frío pero duro, sin alma, y tornando sus ojos al color de las brazas que se encontraban en la fogata, a la vez que le veía entre esa mueca a forma de sonrisa, mire unos dientes afilados, como si todos fueran colmillos, dejo de verme, volteando al fuego, seriamente me dijo: “yo nunca dije que te comunicarías con el, te dije que encontrarías la respuesta” vio la botella y volvió a tomar de ella, volteando y me miro por un momento mientras que yo que me encontraba de rodillas a un metro de el, me comenze a levantar del suelo y me acomodaba a un lado de el, hipnotizado por lo que estaba viendo, y tomando de su mano la botella, le tome un trago y le ofrecí otra vez la botella y un cigarro, diciendo “toma acompáñame!”, “no te miras tan tétrico, como pensé”…. el, tomando la botella, se levanto del tronco y después de dar un trago, suspiro y volvió a mirarme profundamente con los ojos rojos, viendo que comenzaba a despedir una especie de  humo que salia entre las ropas mientras se doblaba sobre si, y decía palabras en otra lengua que no entendí. lo que a continuación me dejo con la boca abierta, ya que comenzó a cambiar convirtiéndose en un hombre de mediana edad, y estatura regular, pero con el mismo aspecto algo duro en el rostro conservando la mirada profunda que despedía odio e ira a la vez, diciéndome como si fueran varias personas a la vez, (llegando la voz de todos los lugares alrededor mio al mismo tiempo) y con una voz atronadora, “ASÍ TE PAREZCO MAS TERRORÍFICO?, O QUIERES VER MI VERDADERO SER?”, diré que por la impresión que tuve, volví a caer del tronco hacia atrás, por lo que solo acerté a  asentir con la cabeza a la vez que le decía “nnooo !!, no!!, así esta bien!!”…
hablando con esa voz que parecía venir de todas partes o estar en mi cabeza, mientras avanzaba alrededor de la fogata, “ACASO PIENSAS TU?, MONO PARLANTE!!,  QUE EL MAESTRO VENDRÍA A TI SOLO POR LLAMARLO?, ESTO ES SOLO EL PRINCIPIO TENDRÁS LO QUE QUIERES A CAMBIO DE TU VIDA, YO SOY RAMUEL!, PRÍNCIPE DEL CUARTO CIRCULO, GENERAL DE LOS EJÉRCITOS DEL INFIERNO Y HERALDO ANTE USTEDES, MONOS PARLANTES, DEL SEÑOR DE LAS TINIEBLAS Y AMO ABSOLUTO DE LAS HUESTES DEL INFIERNO…”
sacudiendo la cabeza, murmure… “es un sueño, y el cansancio de estos días…” a lo que  respondió como si me hubiera escuchado… “NO!!… NO ES UN SUEÑO!!,  Y SI QUIERES OBTENER TU VENGANZA, TIENES QUE  HACER LO QUE LO QUE TE INDICO AL PIE DE LA LETRA… “asintiendo con la cabeza… entonces el devolviendo me la botella (que se encontraba caliente), sonrió diciendo: “HAS COMENZADO”, “TOMA TUS COSAS, TE DIRE LO QUE TIENES QUE HACER, HAS LO QUE TE FALTA PARA COMPLETAR EL ACUERDO, SI NO LO HACES BIEN PERDERÁS TODO”.

Asombrado, (por el contacto y lo que pasaba), mas que asustado. me levante del tronco y viéndolo a los ojos, si es que se le pueden llamar ojos a lo que tenia en el rostro. ya que eran como dos brazas encendidas, en un hoyo sin fondo (así veía sus ojos). le dije: “dime lo que hay que hacer??” y haciendo una mueca a modo de sonrisa, me dio un documento enrollado y me dijo “TIENES QUE HACER LO QUE AQUÍ VIENE, COMO ESTA ESCRITO, Y TENER LAS COSAS ANTES DE TRES DÍAS, YA QUE A LA MEDIA NOCHE TENDRÁS LO QUE QUIERES, MAS ADELANTE TE DIRÉ LO QUE TE FALTARÍA”. después de que este ser estrecho mi mano (la que me quedo roja y sentí que me quemaba), y viéndolo perderse en la obscuridad de la noche, mire mi reloj estaba detenido en las 03:34 am. pero ya estaba comenzando a amanecer y notando que los ruidos característicos del bosque en la madrugada volvían, medio confundido y a la vez feliz, por lo que pasaba tome el documento de lo que tenia que hacer, y guardando las demás cosas avance al carro y comencé mi viaje a la ciudad, ya en el camino, y pensando que no sabia en realidad si esto lo quería hacer o no, jamas pensé en serio que pudiera contactar con algún ser…
DÍA 1.
por la mañana, llegando a mi casa y como si se tratara de un tesoro llevaba el documento enrollado con ambas manos, (pensando en lo que pediría para vengarme) y colocando en la mesa de centro que tengo en el dpto. ya  sentado en la habitación, y recordando todo lo sucedido la noche anterior, comencé a repasar con la vista las cosas que tenia en mi cuarto sin aceptar al ver la mentira que me rodeaba, en la que vivía, y la realidad de lo que me acababa de suceder, me levante del sillón y comencé a arrancar los carteles con leyendas satánicas y cuadros donde se mira un macho cabrio y las estrellas inversas, y así como las estatuas a satanás y la muerte y toda la basura que tenia en el cuarto, quedando en la mesa solamente unos libros, y una lampara para quemar hierba que usaba ocasionalmente, y así, rodeado de la basura de los posters, y revistas así como algunos libros, y platos viejos de comida que tenia en la mesa y en la cama, pensando en todo lo que me paso en estos días en que hice los rituales… el anciano que llego y salio de la nada, viendo el rollo que había colocado en  la mesa, y que era la prueba de que todo era real!!.  vi la lampara y recordé que tenia algo de hierba escondida y prepare todo y me puse a fumar quedándome dormido en el sillón con la basura que había arrancado de las paredes y los libros, todo tirado… regado por el cuarto perdí la noción del tiempo.

DÍA 2.

en la madrugada, sentí que alguien se acomodo en el sillón por lo que medio dormido vi a una persona que era la que se sentó a un costado mio, entre dientes, le pregunte: “y tu??, quien eres??” -volteando a verme debajo de la capucha de la cogulla que portaba, vi con la luz del cuarto, (que quedo encendida) sus ojos muertos las cuencas vacías y con la piel del rostro desgarrada, pareciera como si también tuviese todos los años del mundo, y viéndose bastante desagradable sentí de pronto frió y un  terror que me llego al hueso, me señalo con su dedo semi-descarnado y dijo con una voz fría, vacía, hueca… (creo que si los muertos hablaran así tendrían su voz…)-“has malgastado un día… solo te quedan dos…. y viéndole aun mas con sorpresa que miedo, y habiendo despertado de golpe, “quien rayos eres? y como entraste aquí?” viéndome de reojo otra vez y repitiéndome “has malgastado un día… solo te quedan dos…. ” a lo que se levanto y viéndome a la vez que señalándome el rollo en la mesa dijo “es el primer aviso” y se desvaneció ante mi… por lo que dando un brinco y comenzando a sudar y a temblar ahora mas de miedo que otra cosa tome mi mochila y sacando lo que quedaba de la botella me lo tome de un trago, y mire el rollo en la mesa.
Con el rollo en medio de la mesa, nervioso, y sudando comencé a abrirlo ya que solo tenia dos días y este seria mi primer día para hacer las cosas, al abrirlo, vi que era una hoja amarillenta algo gruesa y que no tenia nada apuntado en ningún lado, por lo que pensé, “maldita sea, como voy a saber lo que tengo que hacer si esto no tiene nada”… en eso en el papel que lo tenia en la mesa, se extendió solo y apareció un texto que decía ” seis velas de cera virgen solo hechas por tus manos”… por lo que poniendo cara entre extrañado, preocupado y como sorprendido, pensé en voz alta, casi como un grito “DONDE DIABLOS VOY A CONSEGUIR VELAS DE CERA VIRGEN??”. por lo que me prendí un cigarro y pensé en mi vecina, esa dulce vieja metiche y chismosa (motivo por el que a veces la quería matar),  que todo lo sabe aunque nadie le pregunte…. a primera hora de la mañana acudí a ella y preguntándole me dijo que en las afueras de la ciudad había una granja de abejas y que ahí podría conseguirlas… por lo que me fui rápido ahí para hacerlo… y si, después de dar mil excusas en la granja por fin conseguir que me permitieran hacer las velas.

llegando a casa fui al papel, viendo y como tonto diciéndole a la vez que le enseñaba las velas “aquí están tus malditas velas,  ahora que mas quieres que te consiga…” y poniéndolas en el refrigerador regrese a la mesa, viendo que ya había aparecido la siguiente cita…”un saco de sal negra” y comencé a rascarme la cabeza, “y que diablos es eso??”, y mirando la basura que tenia en el cuarto, recordando que tenia un libro de hechicería y magia  donde venían explicados muchos ingredientes de magia y como hacer algunos, comenze a buscar entre el montón de papeles que tenia en la mesa y en el piso revolviendo todo, y maldiciendo mi suerte por no encontrar el libro que necesitaba… por fin lo encontré entre basura de posters arrancados y debajo del sillón… poniendo una sonrisa en la cara, comencé a buscar en el libro el termino dado por el rollo… “sal negra… sal negra… sal n.. aquí esta”… “sal negra: llámese así a la mezcla preparada de las hierbas quemadas, raspadura de una sarten vieja y carbón mezcladas con sal de mesa”…  y pensando en donde podría conseguirla, decidí comprar un mazo de esos de yerbas para limpias y un pedazo de carbón de mezquite el sarten viejo lo conseguiría por ahí y la sal de mesa me parece que existe por la casa… y así puse manos a la obra e hice la sal negra que me pidieron… pasada la hechura de la sal negra, regrese a la sala de mi casa y comencé a mirar el rollo que estaba en la mesa y colocando la sal a un lado, espere a que me diera la siguiente solicitud… pero ya era de tarde cuando termine la sal así que me quede dormido en el sillón esperando ya que no apareció nada mas en la hoja.

DÍA 3.

Eran como las 3 cuando de pronto, alguien se acerco a mi, y sintiendo un frió que me despertó, y volteando entre dormido y despierto, vi la figura de un monje o al menos eso creí en un principio… ya que la cogulla negra y la cuerda en la cintura color café me hizo pensar eso. pero al despertar bien me di cuenta que en realidad era todo menos monje… señalándome con un dedo cadavérico en el que tenia la piel pegada al hueso y haciéndome una seña hacia el pergamino, vi que había aparecido una leyenda que decía “sigue al mensajero el te enseñara lo que hay que hacer” levantándome del sillón, y tomando el papel vi al monje y le iba a preguntar que haríamos cuando el se volteo y vi que apareció algo mas y solo decía ‘sígueme”… encogiéndome de hombros dije “ok, no hablara mucho”… y con el pergamino en la mano, lo seguí al exterior de mi casa pero al salir de ella me di cuenta que nos encontrábamos en otro lugar… -“donde estamos??” y viendo el papel vi que apareció “observa” y vi que extendía un brazo y señalo hacia delante… estaba el local donde venden objetos variados de magia y otras cosas, y viendo el rollo, vi que apareció “necesitaras sangre de un alma virgen” pensé que era broma. a lo que volteando a verlo dije “como iba a conseguir la sangre así nomas!!, nadie seria tan tonto para darme su sangre!!.” y volteando al rollo, leí: “es tu problema… el quiere la sangre, no la vida”  rascándome la cabeza dije “esta bien, que mas necesito??” y levantando el papel leí “un cuchillo  para la ceremonia e incienso” “todo debe estar listo para la media noche”…

y en lo que levante la vista el ser había desaparecido, y volví a estar en la puerta de mi casa, por lo que pensando detenidamente me puse a ver el rollo, y apareció “la tienda”, y recordé  que en ese negocio trabaja una chica y a la vez conseguiría el cuchillo, pero como le haría para conseguir la sangre? y sobre todo que no se secara hasta la hora de la ceremonia?, así que dando vuelta me volví a sentar en el sillón, y pensando vi la lampara y saque la poca yerba que  me quedaba y comencé a fumarla. pensando en las cosas, llegue a la conclusión de que el cuchillo lo conseguiría en la tienda y la chica también… acudí al lugar,  busque y viendo los cuchillos y navajas que tienen en este tipo de tiendas hubo uno que lo vi y pensé que era el indicado por lo que lo tome y pase a pagarlo junto con otras cosas que tome en la tienda… la muchacha que me atendió era como de 19 años y desconozco porque le vi como una especie de aura alrededor de ella por lo que pensé que ella seria la indicada, comencé a platicar con ella, viendo que le interesaba todo lo de las misas negras y brujería ya que estaba leyendo un libro de magia negra.  pregunte mientras tomaba el libro, “te gusta la brujería??” sonriendo respondió “si, pero me da miedo hacerlo mal”, sonriendo y echándole una mirada de complicidad le pregunte, “te gustaría acudir a una misa y ver como se hacen las cosas para que vayas aprendiendo?”, mirándome a los ojos me dijo “si, me encantaría, he leído mucho aquí, pero me gustaría ir a ver una y aprender como se hace”, “mi novio también quiere aprender”
“mmm… es algo complejo ya que solo puede venir un invitado, por lo cerrado de lo que se hará pero podemos ver para una ocasión futura, no creo que acepten los espíritus el que el venga hoy”… “mira, si te animas. necesito que me digas para prepararlo todo, pero si no te animas, también avísame para saber y llevar a la otra persona que también quiere ir, pero si aceptas haré una excepción y te llevare a ti” mientras apuntaba en el dorso de su mano el numero de mi teléfono, le dije: “espero tu llamada para arreglarlo todo, seria hoy mismo”.. y sonriendo al verla a los ojos note que su respuesta seria si, salí de la tienda con mis cosas, y sentándome en mi carro frente de la tienda la vi por la ventana que tomo el libro y lo estuvo viendo, lo abrió y leyendo algo… volteo a todos lados, tomando el teléfono marco. sonó mi teléfono y contestando “si??”, “esta bien acepto, que tengo que hacer?”… sonriendo,  dije “dime a donde paso por ti a las seis para acudir a hacer la ceremonia” y una vez que me dio la dirección, a la hora indicada acudí por ella, y fuimos a casa para recoger las cosas e irnos a donde haría la ceremonia….

Llegamos a las afueras de la ciudad, donde estuve haciendo los rituales iniciales, y donde me entregaron el rollo, una vez llegado al lugar, me dispuse a revisarlo,  mirándome ella pregunto “que haces??” volteando a verla le dije, “este rollo, es la conexión para hacer la ceremonia, tenemos que hacer lo que nos indique”, mientras le mostraba el rollo extendido en mis manos, de pronto ella  abriendo sorprendida los ojos voltee al rollo, donde comenzaron a aparecer las indicaciones que tendríamos que hacer, leí en voz alta, “tu lees, ella hace” haciéndole la indicación ella asintió con la cabeza y comenzamos a hacer  los símbolos con la sal negra, con paciencia y tardando mas de dos horas en hacer todo el trazado que nos pidió.  ella hizo todo lo que le iba indicando que aparecía en el rollo, ya que terminamos, en el rollo aparecieron las paginas del libro que deberíamos leer y seguir las indicaciones, y todo con quien aun no sabia que seria la donadora de la sangre para el ritual. terminamos todo para la ceremonia pasada la media noche, cuando comenzamos con la lectura del libro así como a llevar a cabo la ceremonia en si, sentimos y llego un olor que el aire se enrareció, y siguiendo los pasos que indicaba el libro, hice un corte en la palma de la mano de ella para dar la sangre en prenda, de pronto, al caer la sangre de ella en el incensario donde teníamos el incienso encendido, la flamas de las velas comenzaron a crecer, hasta alcanzar nuestra altura y de entre los arboles, aparecieron el hombre que me dio el libro, pero ahora emitía como un pequeño brillo y de la frente le surgían unas protuberancias a forma de cuernos, con el aparecieron los dos hombres con la cogulla, pero ahora uno traía una linterna de petroleo en la mano y también alcanzamos a ver lo rojo de los ojos, el rostro descarnado mostrando parte del craneo y la dentadura,  el otro, el que no le había visto el rostro ahora le veía con el rostro deformado y de forma grotesca, ya que traía un ojo colgando y partes de la carne colgando de el rostro. el hombre con una voz gutural pero a la vez fuerte, nos dijo: “BIEN, MONOS PARLANTES, HAN LLEGADO HASTA DONDE NO CREÍ… QUE ES LO QUE QUIEREN, PÍDANLO”. mas sorprendido por lo que pasaba alrededor que por el, ya que alrededor de el circulo donde nos encontrábamos se movían sombras y se escuchaban murmullos, asi como risas… “pu pu pues.. yo deseo tener como vengarme de los demás que me han hecho daño… y estar por encima de ellos…quiero poder!!” y dando un codazo a la chica, “yyo.. yyyo quiero solo saber todo sobre magia y poder hacerlo… ssiii, si, eso quiero”… y el ser viéndonos, a la vez que había un silencio que ni el crepitar de las llamas podíamos escuchar, de repente deteniendo su caminar que cada vez nos ponia mas nerviosos, soltando una sonora carcajada: “JJAAAJJAJAJAJAJJAAAAJAAA”… SOLO ESO PIDEN??… LLEGARON HASTA AQUÍ… HACEN TODO ESTO…. Y SOLO ESO PIDEN…” nos decía mientras señalaba el circulo, y las cosas que teníamos en el lugar de la ceremonia, a la vez que caminaba alrededor de  nosotros y se iba acercando cada vez mas, el fuerte olor a huevo podrido, así como un calor muy fuerte se sentía a como se acercaba a nosotros… la verdad es que ya temerosos por la situación en que nos encontrábamos. no nos dábamos cuenta que nos estábamos saliendo del circulo en que nos encontrábamos… y de pronto sin darnos cuenta floto rápido, quedando a unos centímetros de nosotros y sonriendo nos dijo: “POR CIERTO… OLVIDARON LEER QUE SI SALEN DEL CIRCULO… ESTE NO LOS PUEDE PROTEGER?, Y QUE FUERA DEL CIRCULO, LOS SERES QUE ME ACOMPAÑAN PUEDEN DAÑARLOS?? Y QUE SUS ALMAS SERÁN MÍAS SIN QUE TENGA QUE DARLES NADA??” moviendo la cabeza negativamente a la vez que ambos volteamos al suelo, miramos que nos encontrábamos fuera del circulo… a la vez que comenzamos a ver a los seres que nos rodeaban y por los que fuimos  atacados entre gruñidos, ojos rojos, y garras…

“A ver, un momento…  si entiendo….” me dices que esta persona te dio un libro de magia y que en la ceremonia ellos mataron a tu amiga y a ti te dejaron vivo???”…
“si, así como le estoy diciendo pasaron las cosas… o cree que me hice todo esto yo solo??.. doctor tiene que creerme!!… ellos la mataron..!!!
“ok, ok, tranquilo… continua con lo que me cuentas, y después hablare con los oficiales para poder ayudarte, necesito que me digas todo, pero que sea verdad, dime que mas paso??”
“bien, como le decía”… “tratando en nuestra cabeza de escapar, pero por el miedo, estábamos estáticos, tratamos de correr cuando fuimos atacados”. “a ella mientras trataba de huir, vi como la tumbaban y la tomaban los seres, la atacaron hasta matarla”….  “si, la mataron ellos  y la dejaron ahí tirada”                                                   “pero cuando estaba en el suelo, el ser con la lampara en la mano se acerco rápido flotando, y tomándola del brazo vi como se la llevo hacia el bosque”.                             “a mi, me atacaron varios seres a la vez pero no me hicieron gran daño, me defendí con el cuchillo que compre, si”… “pero a cada cuchillada que les daba a los seres se reían”.

“vi al diablo en persona”….   me golpearon arañaron y mordieron hasta hacerme perder el sentido”, “hicieron que me volviera loco entre las carcajadas de Ramuel, del ser que me dio el libro”
“Aun siento la mirada de hielo de los otros dos”,
“sentía que mi cuerpo se quemaba, perdí la noción del tiempo”.                                     “mi cabeza se perdió en lo negro de la noche”…
“cuando desperté, me encontraba bañado en sangre con el cuerpo de ella totalmente despedazado”… “en mi mano tenia el cuchillo lleno de sangre. trate de pedir ayuda, salí corriendo y me perdí en el bosque y fue donde me encontraron”.     “DR”…  “NO ESTOY LOCO”…  “NO SOY ASESINO”… “YO NO LA MATE”…           “POR FAVOR CRÉANME”… “QUIERO SALIR DE AQUÍ”… “ELLOS VENDRÁN A  ESTE CUARTO”… “POR FAVOR”…  Decía esto al Dr. del hospital psiquiátrico mientras se alejaba de mi celda, de pronto siento que hay alguien en el  rincón obscuro del cuarto, por lo que volteo despacio al percibir ese olor a podrido que sentí en el bosque, y de pronto se escucha una voz que dice mientras veo solamente esos ojos color brazas y escucho una sonrisa suave pero burlona:
“Y PIENSAS QUE TE CREERÁN??”… “JE JE JE JE JE”…
“YO NUNCA TE DIJE QUE PODRÍAS HABLAR CON EL, TE DIJE QUE EN EL LIBRO ENCONTRARÍAS LA RESPUESTA”

INVOCAR AL DIABLO (Ouija)

Estándar
Cuando tenía unos 15 años, no recuerdo por qué, me enganché a la tabla ouija. Una amiga se la compró y así fue como empezamos. Un día y otro hasta estar totalmente enganchados. No recuerdo las veces que lo hicimos. Pero recuerdo bien que parecía un vicio.
Todos los días nos pasábamos de seis a siete horas con la tabla, invocando espíritus y demás. Yo lo tomaba como un juego y me parecía divertido e inofencivo. Pero un día aquello empezó a ser monótono…. siempre lo mismo, saludar al Ente, preguntarle las mismas cosas de siempre y adiós. Así que decidimos dar el paso… INVOCAR A SATANAS, algo muy fuerte que, ahora que lo recuerdo en la distancia del tiempo, sé que fue una locura grande que he hecho.
Pero dejen les cuento, la historia fue así. Fuimos a casa de mi amiga, la dueña de la tabla, pero en vez de ir los seis o siete habituales, sólo nos atrevimos cuatro de nosotros, dos hombres y dos mujeres. Lo preparamos todo bien: luces apagadas, velas, un sitio amplio y limpio, etc. esperamos que fuera de noche y empezamos… Al principio no pasaba nada, de hecho tardaba más que los otros espíritus y empezamos incluso a aburrirnos.
Entonces empezó a oler raro en la casa (no puedo describir ese olor) y corría un airecillo fresquito (era un caluroso día de verano y estábamos a mas de 40º). Entonces el puntero empezó a moverse. Se fue a las letras, una por una, hasta decirnos que era Satanás y que no saldríamos vivos.
Ya con leer esto se nos pusieron todos los pelos de punta. Entonces fue como si abriera los ojos y me diera cuenta de lo que estabamos haciendo: estabamos metidos en aquella casa y de allí no podíamos salir sin cerrar la sesión… me di cuenta de lo peligroso que era.
Tras varios minutos en los que se dedicaba a amenazarnos nos comenzo a atacar con sonidos, las puertas de la casa se abrían y se cerraban, las persianas lo mismo, los espejos estaban empapados en vapor y las velas se apagaron. Recuerdo que una de las amigas tenía un collar y empezó a retorcerle el collar hasta presionar.
La estaba ahogando y aquello le quedó físicamente marcado hasta un par de años después.
Queríamos cerrar aquella sesión y salir por piernas pero no nos dejaba; nos decía que nos atormentaría toda nuestra vida hasta acabar con ella, y, sinceramente, conmigo casi lo logró hace mucho tiempo.
Nos pasamos unas tres intensas horas luchando para que nos dejara en paz y se largara, y después de todo lo ocurrido se largó  (o eso creimos),y tuvimos una crisis de pánico.
Yo salí de la casa disparado (aún me pone los pelos de punta…) y desde aquel día no pegué ojo en unos varios años. Todos los días escuchaba susurros, unos pasos detrás de mí al caminar, golpes de llamada en el hombro, pisadas por mi casa, llamadas a la puerta… Igual eran cosas de mi mente, algo que yo provocara a causa del miedo, no lo sé, el caso es que me tenía aterrorizado.
Habiendo creido superado todo eso hoy, después de muchos años, he vuelto a oir esas pisadas, esos susurros pronunciando mi nombre, esos golpecitos en el hombro… y realmente me aterra.
Pero ya no tengo tanto miedo, porque he aprendido de la vida que todo se paga… y se que esta cerca mi fin. si bien no he encontrado la solucion, he podido soportar los asaltos nocturnos y las visitas de el, que viene a cumplir lo que prometio hace muchos años…. He hecho muchas cosas para protejerme, nada ha funcionado… este es el testimonio de alguien que se equivoco…. Sé que no lo he contado con muchos detalles, también se me han olvidado muchas cosas, para terminar esto solo dire…. que despues de que mis amigos han muerto terriblemente en los años pasados, soy el que falta y se cual es mi destino…