Los Guardianes

Estándar

 

      Europa, despertó sobresaltada, porque su teléfono sonaba, y tomando el teléfono, y contestando el clásico ¡Bueno!, se escucha una voz del otro lado de la línea:

-Señorita Europa, qué bueno que le encuentro, mi nombre es José Martínez, soy arqueólogo, y me encuentro en Chiapas, quiero invitarle para la apertura de una cámara que encontramos en unas ruinas… nos gustaría que usted hiciera la crónica del hecho, ya que nos la recomendó el INHA, directamente.


Ella, era una arqueóloga que a pesar de ser joven ya tenía experiencia en el tema y mucha teoría que había aprendido en la escuela y a través de la lectura de los grandes arqueólogos,  al haber aceptado, ya se encontraba en su tercera expedición, esta vez invitada por un grupo local.

Habían encontrado una cámara en unas ruinas y ese día se abrió, ella escribió la crónica ya que tenia la fama de ser muy objetiva, haciéndolo con placer de ese modo; en la cámara encontraron pinturas rupestres que no eran de los mayas o de alguna cultura conocida de la zona, por lo que sorprendidos después de clasificar, decidieron empacar algunas piezas para su datación.

Se preguntaron  a qué civilización pertenecerían, ya que los grabados no eran nada conocidos para ellos;  Europa, sorprendida dijo que eso era más antiguo que la cultura maya, por lo que los demás se pusieron felices, ya que de ser realidad, sería el descubrimiento del siglo en arqueología.

Esa noche, para festejar, hicieron una reunión en un pequeño bar (que usaron sólo para ellos) en  las afueras del pueblo donde estaban, ya entre la selva lacandona,  este pequeño bar se encontraba a unos cuatrocientos metros del motel donde se hospedaban.

Entre festejo, tragos y baile;  lo estaban pasando bien, de pronto entre platicas  y risas uno de ellos saco un cigarro de mariguana, o “porro”, y al grito de “vamos a alegrarnos”; algunos otros haciendo segunda y aprobando la acción, le siguieron, sacando cigarros y algunas pastillas que usaban para no dormir.

Europa se quedó sorprendida ya que ella jamás la había  fumado, pero al ver que los cigarros  comenzaron pasar de mano en mano, animada por los compañeros y al calor de los tragos, pues ya se encontraban más que tomados, entre miradas y ánimos de los demás, tomó el porro y comenzó a fumar con el festejo de los compañeros.

Un tiempo después siendo casi las tres de la mañana, y sintiéndose un poco mal, tanto por los cigarros de mariguana que compartió, así como por las dos pastillas que se tomó, ya entrada con los amigos y viendo las cosas de distinta manera por causa de la droga y el alcohol, levantándose de la mesa y entre mecidas buscando guardar el equilibrio apuntó con el dedo a todos los que estaban con ella y les dijo:

-Yoo… me voy, ya no puedo y sólo me  falta “la caminera” – a la vez que alzó el vaso.

Todos levantando sus vasos gritaron:

-¡SALUD!

Ella salió del lugar pero por la hora se encontraba todo solo y con la tenue luz de la luna fue avanzando en el camino entre plantas y veredas de la selva.

El motel estaba relativamente cerca, pero ella por el estado en que se encontraba y por no conocer el lugar, erró la dirección y en vez de avanzar al motel, avanzó internándose en la selva,  pero por los efectos de la droga y el alcohol no se daba cuenta.

Avanzó alrededor de media hora no llegando a ningún lado, y entre dientes y sacudiendo la cabeza tratando de centrarse, decía cosas maldiciendo su suerte,  de pronto a la luz de la luna vio a un jaguar recostado en una rama baja de un árbol; ella dio un paso atrás por la sorpresa, cayendo cuan larga era al perder el equilibrio, el jaguar levantó la cabeza viéndola fijamente, sin hacer nada más.
lynn-m-stone-jaguar-lying-on-a-tree-limb-belize
Europa, sorprendida por la reacción del animal,  dijo:

-Por favor gatito, no vayas a comerme…

El jaguar la vio, y ante la sorpresa de Europa, habló:

-¿Porque te habría de comer? ¿Qué es lo que quieres mono parlante?… ¿porque interrumpes mi siesta?

-¿Co-como es que puedes hablar?, eres un animal salvaje e irracional, Esto no es posible -decía esto para ella mientras se agarraba la cabeza; el jaguar lamiendo su pata se detuvo, se le quedo viendo y le dijo:

-Yo soy Mo’ol, el guardián de este lugar, es cierto, no puedo hablar, pero tú te encuentras en estado de éxtasis por lo que consumiste… por esta razón es que tu cerebro cree que puedo hablar, pero te repito, ¿qué es lo que quieres? Pero antes entiende que soy un felino, no tengo cuerdas vocales y por lo tanto no puedo hablar.

Entonces el jaguar, saltando de la rama, en su andar felino, comenzó a rondarla y avanzando alrededor de ella le preguntó:

-¿Y qué viniste a hacer hasta dentro de la selva?, ¿qué es lo que buscas?  ¿Qué deseas encontrar?.

Europa balaceándose aún mareada, se encogió de hombros y respondió:

-No sé… ¿qué me puedes enseñar tú?

Mo’ol, viéndola fijamente, le dijo: -Acompáñame- (ella sin rechistar comenzó a caminar tras del jaguar adentrándose a la selva aún más).

El jaguar comenzó a hablar mientras avanzaban entre la espesa selva:                                    -Te repito: mi nombre es Mo’ol  Balam, soy guardián de esta parte de la selva, tengo el conocimiento de estos lugares por enseñanza de mi madre, a la que le enseño su madre y así por miles de generaciones, desde antes que los monos parlantes llegaran aquí.

-Mo’ol Balam… es maya; significa “Garra del Jaguar”, ¿no es cierto?, dijo Europa.

-Si, asi es mi nombre, es “Garra del Jaguar”- dijo mientras levantó su pata delantera y sacó las garras de ella mostrándolas a Europa.

Avanzaron unos cientos de metros y llegaron a unas piedras que se encontraban  perfectamente acomodadas, pero en medio de árboles por lo que no era sencillo verlas, y le dijo:

-Mira, llegamos.

Europa cansada y mareada le dijo que se sentaría para descansar, y tirándose desgarbada en las piedras se le quedó viendo a Mo’ol,  que se sentó casi frente a ella,  viéndole pregunto:

-¿Qué son estas piedras que me has traído a ver?, ¿qué tienen de especial?, Entonces de entre las plantas de alrededor, apareció una serpiente, quien después de saludar a Mo’ol, le dijo:

-¿Por qué has traído al mono parlante aquí? sabes que está prohibido, esto es suelo sagrado…

Europa, viendo a la serpiente, dijo:

-Qué raro, ahora una serpiente que habla, petulante y engreída a pesar de ser una arrastrada… o ¿es mi conciencia también?, pregunto a Mo’ol, mientras señalaba con el dedo a la serpiente.

La serpiente, volteando a verle, le respondió:
bothriechis_rowleyi-50
-Mi nombre es Ahih Sarpha, y soy guardián de la sabiduría, junto con Mo’ol, guardianes de este lugar sagrado, así que ten más respeto… aquí es donde inició todo… la vida, el primer mundo… la primer raza…

-Ahih, Sarpha… ¿Qué idioma es y que quiere decir?… le pregunta Europa a Ahih.

Interrumpiendo Mo’ol, dijo:

-Es la lengua de los dioses, de la primera raza, y quiere decir “serpiente de sabiduría”.

Volteando Ahih, y haciendo una reverencia a Mo’ol, le dijo: -Gracias…

Europa sonrió y dijo:

-Una garra y una sabia, los guardianes… que adecuado!… a la vez que levantaba los brazos pasa dejarlos caer en sus piernas mientras volteaba la cabeza para ver el lugar.

Ahih, respondió: -SÍ, cada quien hace el papel que le corresponde en este mundo…

Europa, mareada por el alcohol y por la droga, volteando a su alrededor, y viendo a la luz de la luna las piedras donde estaba, dijo: -¡En fin!… ¿que tienen de especial estas rocas?- y acarició con la mano la piedra en que se encontraba, sintiendo unos grabados en las piedras, lo que hizo que se pusiera a verlas con atención, entre los humos de su cerebro drogado; vio que eran tallas de piedra entre la maleza y que no estaban a la vista y abriendo más los ojos les pregunta:

-¿De qué cultura son?, ya que por lo que veo no son mayas… o eso creo.

Ahih Sarpha acercándose a ella, comenzó a explicarle:

-Mira, estas rocas son de una raza muy antigua, tanto, que se pierde en las lunas que han pasado, miles de generaciones atrás; hace mucho tiempo llegaron unos monos parlantes, en pequeños grupos y se juntaron aquí, construyeron aquí sus casas y templos…

Interrumpió Europa, sacudiendo la cabeza, dijo: -Momento!!; ¿cómo que la primer raza?

-No me interrumpas por favor,(mientras se erguía Ahih molesta  sobre su cuerpo) te decía que es un recuerdo de los primeros monos parlantes que llegaron, unos por el agua, otros por la selva, y otros llegaron desde el cielo, aquí es donde nosotros fuimos queridos… éramos adorados y respetados… cuidábamos de los monos porque ellos cuidaban de nosotros ¡nos adoraban!, en otras palabras… ¡éramos dioses!

-Espera, ¿hace cuantos años que fue eso?

-¿Años? ¿Qué es eso? Sólo lo se por mi madre, que a ella le dijo su madre y así por más de diez mil generaciones, mas de  cien mil lunas. Ellos llegaron, crearon esto y nos respetaron, a nosotros y a la naturaleza.  Ellos estaban en comunión con las luces del cielo, con nosotros y con la naturaleza, pero un día, simplemente se fueron…

-¿Cómo que se fueron? ¿A dónde?, ¿Por qué?…

-No sabemos, sólo sabemos por lo que cuentan los antiguos: que un día simplemente se fueron, pero en estas piedras dejaron sus mensajes tallados, los rastros de que estuvieron aquí. Después llegaron otros más, y por último… ustedes, que sólo han hecho destrucción por todos estos lugares, no respetando a la naturaleza, ni a nosotros, que antes éramos dioses… ahora sólo somos seres que sirven para que ustedes los maten.

-A ver mi querida víbora…

-Llámame serpiente, o  Ahih.

-Está bien, Ahih, dices que ellos los adoraban como dioses, y que llegaron del cielo…

-Algunos… si, así es…

-¿Entonces a dónde se fueron?  ¿Por qué no regresaron?, ¿si aquí era un paraíso?

-Porque todo tiene un ciclo; como la vida, como un río, o un árbol, todo termina… e igual que estos, ellos se retiraron porque cumplieron su ciclo entre  nosotros…

Estaban en eso, cuando Mo’ol, viendo hacia el cielo, le dijo a Europa:

-Es tiempo de irnos, vamos, te llevare a tu aldea antes que termine de salir la gran lumbrera…

Y Ahih, despidiéndose, se retiró entre las plantas, Europa preocupada por las piedras que le mostraron, le dijo a Mo’ol: -Déjame tomar una imagen para poder tratar de recordar y venir mas tarde para verlas de nuevo  ´Tomó algunas fotos de las piedras y del lugar para tratar de recordar por dónde era… Mo’ol sacudió la cabeza, a la vez que le decía:

-Por más que tomes imágenes, solo uno de nosotros te podrá guiar, ya que esto aunque cerca, está lejos del alcance de ustedes, y nuestro deber como guardianes, es protegerlo de ustedes, porque los dioses volverán y querrán encontrar lo que nos encargaron que cuidáramos…

Mo’ol, llevo a Europa hasta las afueras del motel, despidiéndose de ella, y Europa volteando aún con los efectos del alcohol, aunque menos, le vio alejarse; de pronto vio que el jaguar se volteó a verla, gritando  -Despierta… Despierta…

Ella frunciendo el ceño, dijo:

-Qué pasa- y todo se volvió obscuro y abriendo los ojos vio que José, el arqueólogo en jefe, estaba con ella, en su cuarto de motel, preguntó, mientras se agarraba la cabeza,-¿Qué pasó?

-Nada, que te pusiste muy alegre anoche y al salir del bar, te caíste de borracha, te tuvimos que traer cargando al motel y acostarte… pero todo está bien, un buen caldo de mariscos te quitara la cruda, y tenRING… RING… RING…

Europa vio a José, sorprendida porque hiciera el sonido de un timbre con la boca…

De pronto, despertó en su cama en la Cd. De México, porque su teléfono era el que sonaba, y tomando el teléfono, piensa: “que sueño más loco”.

Al contestar, se escucha la voz de José que le dice en el otro lado del teléfono:

-Señorita Europa, qué bueno que le encuentro, mi nombre es José Martínez, soy arqueólogo, y me encuentro en Chiapas, quiero invitarle para la apertura de una cámara que encontramos en unas ruinas… nos gustaría que usted hiciera la crónica del hecho, ya que nos la recomendó el INHA, directamente…

otras publicaciones del autor, que espero y sean de su agrado tambien…
danshaggyalv.wordpress.com/201…danshaggyalv.wordpress.com/201…

danshaggyalv.wordpress.com/201…

 

Anuncios

El Mensajero y El Pergamino (editado)

El Mensajero y El Pergamino (La Respuesta)
Estándar
Les comparto este cuento por aniversario, espero que les guste como a mi hacerlo, lo he editado para una lectura mas amena… y agradezco su atencion a mis trabajos…
Ese día en la tarde salia de vacaciones pero los compañeros de la universidad que siempre se burlaban de mi llamándome “panzon, nerd, mantecoso, raro” y otros insultos, regularmente los ignoraba pero ese día, me tenían una sorpresa, ya que ese día no solo serian insultos ya que me dañaron el carro echándole pintura, cansado, ese día cansado, tome valor y los enfrente… después de la paliza que me dieron por reclamarles e insultarlos igual, me dejaron ahí… a un lado de mi carro, en el suelo, humillado y golpeado, agarrando aire por el esfuerzo y comenzando a quererme levantar, de pronto un anciano me ayudo a levantarme… “pero que te paso muchacho??”… jalando el brazo de su mano al quererme ayudar, me dijo: “tranquilo, solo quiero ayudarte a levantar”, volteando a verlo con la mirada perdida en el odio y coraje que sentía le dije: “perdón!”, y diciendo en voz baja dije: “ya me vengare de todos, de todos los  que han abusado de mi”… el anciano sonriendo me dijo, “es por el coraje muchacho, ya se te pasara”,  volteando a verlo con los ojos inyectados de odio, a la vez que cambiando el tono de voz le decía:  “no, ya estoy cansado que todos los que son abusones”… “juro que me vengare de todos, a todos los quiero ver muertos”… el anciano acentuando su expresión y viendo en sus ojos un brillo de complicidad, me dijo: “estas seguro?”, mirándole a los ojos  dije: “si”, el anciano haciendo una mueca a forma de sonrisa y cambiando su expresión, a una mas seria. metió la mano a una mochila de mano que traía,  saco un libro, y entregándomelo me dijo seriamente, “entonces, toma este libro, aquí encontraras lo que necesitas, solo léelo, has lo que te explica y tendrás la respuesta a lo que deseas sin mayor problema”, tomando el libro, pensé primeramente “lo que falt…” y como si supiera lo que pensaba, me dijo con una mueca a forma de reproche: “no es una biblia”…  y sorprendido vi al anciano, y al libro…
Ancient worn book with leather cover

Ancient worn book with leather cover

era un libro color ocre, desgastado por el tiempo, con algunos símbolos anotados pero borrados por el tiempo, la pasta, parecía de piel, pero se sentía distinto, como si tuviese algo chispeante, mágico, me hormigueaba las manos y comencé a hojearlo ahí mismo… en eso, centrado en el libro voltee para preguntar sobre el libro, pero ya no lo encontré… en ese momento, tome la decisión de cambiar y prepararme como fuera, ya no permitiría que me hicieran mas daño, el odio se había sembrado en mi corazón, y en mi mente.
Después de llegar a mi casa, maltratado y humillado, viendo lo que el libro decía ese día me dedique a leerlo y sin darme cuenta, leí casi medio libro, (el cual no era muy extenso), no entendí la mayoría de lo que decía, pero leyendo tome la decisión de ir a las afueras de la ciudad a probar el ritual que decía, no perdería nada y tal vez pudiera ganar algo. vi que me tomaría un par de días hacerlo ya que había que repetir varias cosas, pero indicaba que tendría resultados al hacerlo bien… así que tomando cosas para comer y lo que indicaba para hacer el ritual, fui a comprarlo a esa tienda donde tienen las cosas.  sali en el carro con rumbo a la sierra a un área que sabia que no llegaría nadie y podría hacerlo sin problema.Después de estar por tres días en el campo solo, haciendo todo lo que me decía el viejo libro, y maldiciendo mi suerte ya que en ese tiempo no había conseguido nada… molesto conmigo mismo por hacer caso a un viejo, y que porque me decían que haciendo lo que decía el libro conseguiría las cosas, sentándome en un tronco que se encontraba a un costado de la fogata que tenia… y mirando las flamas, comencé a reír solo y decirme: como puedes ser tan incrédulo, enciendo un cigarro y sonriendo saco una botella de tequila que tenia en la bolsa, mientras digo, “viejo loco” y dando un trago, cierro los ojos por lo fuerte de la bebida  y limpiando la boca con el antebrazo, de pronto mientras avivaba el fuego, entre las sombras salio el anciano que me dio  el libro y me pregunta “loco?”, piensas que estoy loco??, “mejor invitame un trago!”,  y echándome hacia atrás, mas asustado que sorprendido caigo y ruedo cuan largo era por la sorpresa a la vez que daba una especie de quejido por el miedo al verlo aparecer  entre las sombras, ya que me encontraba  retirado de cualquier lugar habitado, pensando todo a la vez, es ilógico como llego aquí?, en mi mente no entendía que este hombre se  apareciera así, y  menos ahí. el anciano de mirada profunda y espalda encorvada, viéndose con unos 60, o 70  años de edad, sin dejar esa mueca a forma de sonrisa  me  pregunto: “porque te asustas??, no has estado tratando de que venga??”, mientras se acomodaba en el tronco, con movimientos un poco lentos por la edad.
mientras yo tras el tronco literalmente a gatas y con una expresión de sorpresa que de miedo le comencé a decir: “pu-puues si… o eso creo!?!?!?” “pero este libro que me diste”…- a la vez que extendía la mano temblorosa con el viejo libro en ella- y recomponiendo rápido mi figura, con coraje le reclame: “me dijiste que me comunicaría con el Diablo, Luzbel, Satanás, o como lo quieras llamar para hacer un pacto… no contigo”, “o… eres tu?!?!”, “y, a todo esto, quien eres?, como llegaste hasta aquí?”… mientras el anciano miraba el fuego después de tomar de la botella como si fuera agua, y cambiando su mirada a un tono mas frío pero duro, sin alma, y tornando sus ojos al color de las brazas que se encontraban en la fogata, a la vez que le veía entre esa mueca a forma de sonrisa, mire unos dientes afilados, como si todos fueran colmillos, dejo de verme, volteando al fuego, seriamente me dijo: “yo nunca dije que te comunicarías con el, te dije que encontrarías la respuesta” vio la botella y volvió a tomar de ella, volteando y me miro por un momento mientras que yo que me encontraba de rodillas a un metro de el, me comenze a levantar del suelo y me acomodaba a un lado de el, hipnotizado por lo que estaba viendo, y tomando de su mano la botella, le tome un trago y le ofrecí otra vez la botella y un cigarro, diciendo “toma acompáñame!”, “no te miras tan tétrico, como pensé”…. el, tomando la botella, se levanto del tronco y después de dar un trago, suspiro y volvió a mirarme profundamente con los ojos rojos, viendo que comenzaba a despedir una especie de  humo que salia entre las ropas mientras se doblaba sobre si, y decía palabras en otra lengua que no entendí. lo que a continuación me dejo con la boca abierta, ya que comenzó a cambiar convirtiéndose en un hombre de mediana edad, y estatura regular, pero con el mismo aspecto algo duro en el rostro conservando la mirada profunda que despedía odio e ira a la vez, diciéndome como si fueran varias personas a la vez, (llegando la voz de todos los lugares alrededor mio al mismo tiempo) y con una voz atronadora, “ASÍ TE PAREZCO MAS TERRORÍFICO?, O QUIERES VER MI VERDADERO SER?”, diré que por la impresión que tuve, volví a caer del tronco hacia atrás, por lo que solo acerté a  asentir con la cabeza a la vez que le decía “nnooo !!, no!!, así esta bien!!”…
hablando con esa voz que parecía venir de todas partes o estar en mi cabeza, mientras avanzaba alrededor de la fogata, “ACASO PIENSAS TU?, MONO PARLANTE!!,  QUE EL MAESTRO VENDRÍA A TI SOLO POR LLAMARLO?, ESTO ES SOLO EL PRINCIPIO TENDRÁS LO QUE QUIERES A CAMBIO DE TU VIDA, YO SOY RAMUEL!, PRÍNCIPE DEL CUARTO CIRCULO, GENERAL DE LOS EJÉRCITOS DEL INFIERNO Y HERALDO ANTE USTEDES, MONOS PARLANTES, DEL SEÑOR DE LAS TINIEBLAS Y AMO ABSOLUTO DE LAS HUESTES DEL INFIERNO…”
sacudiendo la cabeza, murmure… “es un sueño, y el cansancio de estos días…” a lo que  respondió como si me hubiera escuchado… “NO!!… NO ES UN SUEÑO!!,  Y SI QUIERES OBTENER TU VENGANZA, TIENES QUE  HACER LO QUE LO QUE TE INDICO AL PIE DE LA LETRA… “asintiendo con la cabeza… entonces el devolviendo me la botella (que se encontraba caliente), sonrió diciendo: “HAS COMENZADO”, “TOMA TUS COSAS, TE DIRE LO QUE TIENES QUE HACER, HAS LO QUE TE FALTA PARA COMPLETAR EL ACUERDO, SI NO LO HACES BIEN PERDERÁS TODO”.Asombrado, (por el contacto y lo que pasaba), mas que asustado. me levante del tronco y viéndolo a los ojos, si es que se le pueden llamar ojos a lo que tenia en el rostro. ya que eran como dos brazas encendidas, en un hoyo sin fondo (así veía sus ojos). le dije: “dime lo que hay que hacer??” y haciendo una mueca a modo de sonrisa, me dio un documento enrollado y me dijo “TIENES QUE HACER LO QUE AQUÍ VIENE, COMO ESTA ESCRITO, Y TENER LAS COSAS ANTES DE TRES DÍAS, YA QUE A LA MEDIA NOCHE TENDRÁS LO QUE QUIERES, MAS ADELANTE TE DIRÉ LO QUE TE FALTARÍA”. después de que este ser estrecho mi mano (la que me quedo roja y sentí que me quemaba), y viéndolo perderse en la obscuridad de la noche, mire mi reloj estaba detenido en las 03:34 am. pero ya estaba comenzando a amanecer y notando que los ruidos característicos del bosque en la madrugada volvían, medio confundido y a la vez feliz, por lo que pasaba tome el documento de lo que tenia que hacer, y guardando las demás cosas avance al carro y comencé mi viaje a la ciudad, ya en el camino, y pensando que no sabia en realidad si esto lo quería hacer o no, jamas pensé en serio que pudiera contactar con algún ser…
DÍA 1.
por la mañana, llegando a mi casa y como si se tratara de un tesoro llevaba el documento enrollado con ambas manos, (pensando en lo que pediría para vengarme) y colocando en la mesa de centro que tengo en el dpto. ya  sentado en la habitación, y recordando todo lo sucedido la noche anterior, comencé a repasar con la vista las cosas que tenia en mi cuarto sin aceptar al ver la mentira que me rodeaba, en la que vivía, y la realidad de lo que me acababa de suceder, me levante del sillón y comencé a arrancar los carteles con leyendas satánicas y cuadros donde se mira un macho cabrio y las estrellas inversas, y así como las estatuas a satanás y la muerte y toda la basura que tenia en el cuarto, quedando en la mesa solamente unos libros, y una lampara para quemar hierba que usaba ocasionalmente, y así, rodeado de la basura de los posters, y revistas así como algunos libros, y platos viejos de comida que tenia en la mesa y en la cama, pensando en todo lo que me paso en estos días en que hice los rituales… el anciano que llego y salio de la nada, viendo el rollo que había colocado en  la mesa, y que era la prueba de que todo era real!!.  vi la lampara y recordé que tenia algo de hierba escondida y prepare todo y me puse a fumar quedándome dormido en el sillón con la basura que había arrancado de las paredes y los libros, todo tirado… regado por el cuarto perdí la noción del tiempo.

DÍA 2.

en la madrugada, sentí que alguien se acomodo en el sillón por lo que medio dormido vi a una persona que era la que se sentó a un costado mio, entre dientes, le pregunte: “y tu??, quien eres??” -volteando a verme debajo de la capucha de la cogulla que portaba, vi con la luz del cuarto, (que quedo encendida) sus ojos muertos las cuencas vacías y con la piel del rostro desgarrada, pareciera como si también tuviese todos los años del mundo, y viéndose bastante desagradable sentí de pronto frió y un  terror que me llego al hueso, me señalo con su dedo semi-descarnado y dijo con una voz fría, vacía, hueca… (creo que si los muertos hablaran así tendrían su voz…)-“has malgastado un día… solo te quedan dos…. y viéndole aun mas con sorpresa que miedo, y habiendo despertado de golpe, “quien rayos eres? y como entraste aquí?” viéndome de reojo otra vez y repitiéndome “has malgastado un día… solo te quedan dos…. ” a lo que se levanto y viéndome a la vez que señalándome el rollo en la mesa dijo “es el primer aviso” y se desvaneció ante mi… por lo que dando un brinco y comenzando a sudar y a temblar ahora mas de miedo que otra cosa tome mi mochila y sacando lo que quedaba de la botella me lo tome de un trago, y mire el rollo en la mesa.
Con el rollo en medio de la mesa, nervioso, y sudando comencé a abrirlo ya que solo tenia dos días y este seria mi primer día para hacer las cosas, al abrirlo, vi que era una hoja amarillenta algo gruesa y que no tenia nada apuntado en ningún lado, por lo que pensé, “maldita sea, como voy a saber lo que tengo que hacer si esto no tiene nada”… en eso en el papel que lo tenia en la mesa, se extendió solo y apareció un texto que decía ” seis velas de cera virgen solo hechas por tus manos”… por lo que poniendo cara entre extrañado, preocupado y como sorprendido, pensé en voz alta, casi como un grito “DONDE DIABLOS VOY A CONSEGUIR VELAS DE CERA VIRGEN??”. por lo que me prendí un cigarro y pensé en mi vecina, esa dulce vieja metiche y chismosa (motivo por el que a veces la quería matar),  que todo lo sabe aunque nadie le pregunte…. a primera hora de la mañana acudí a ella y preguntándole me dijo que en las afueras de la ciudad había una granja de abejas y que ahí podría conseguirlas… por lo que me fui rápido ahí para hacerlo… y si, después de dar mil excusas en la granja por fin conseguir que me permitieran hacer las velas.

llegando a casa fui al papel, viendo y como tonto diciéndole a la vez que le enseñaba las velas “aquí están tus malditas velas,  ahora que mas quieres que te consiga…” y poniéndolas en el refrigerador regrese a la mesa, viendo que ya había aparecido la siguiente cita…”un saco de sal negra” y comencé a rascarme la cabeza, “y que diablos es eso??”, y mirando la basura que tenia en el cuarto, recordando que tenia un libro de hechicería y magia  donde venían explicados muchos ingredientes de magia y como hacer algunos, comence a buscar entre el montón de papeles que tenia en la mesa y en el piso revolviendo todo, y maldiciendo mi suerte por no encontrar el libro que necesitaba… por fin lo encontré entre basura de posters arrancados y debajo del sillón… poniendo una sonrisa en la cara, comencé a buscar en el libro el termino dado por el rollo… “sal negra… sal negra… sal n.. aquí esta”… “sal negra: llámese así a la mezcla preparada de las hierbas quemadas, raspadura de una sarten vieja y carbón mezcladas con sal de mesa”…  y pensando en donde podría conseguirla, decidí comprar un mazo de esos de yerbas para limpias y un pedazo de carbón de mezquite el sarten viejo lo conseguiría por ahí y la sal de mesa me parece que existe por la casa… y así puse manos a la obra e hice la sal negra que me pidieron… pasada la hechura de la sal negra, regrese a la sala de mi casa y comencé a mirar el rollo que estaba en la mesa y colocando la sal a un lado, espere a que me diera la siguiente solicitud… pero ya era de tarde cuando termine la sal así que me quede dormido en el sillón esperando ya que no apareció nada mas en la hoja.

DÍA 3.

Eran como las 3 cuando de pronto, alguien se acerco a mi, y sintiendo un frió que me despertó, y volteando entre dormido y despierto, vi la figura de un monje o al menos eso creí en un principio… ya que la cogulla negra y la cuerda en la cintura color café me hizo pensar eso. pero al despertar bien me di cuenta que en realidad era todo menos monje… señalándome con un dedo cadavérico en el que tenia la piel pegada al hueso y haciéndome una seña hacia el pergamino, vi que había aparecido una leyenda que decía “sigue al mensajero el te enseñara lo que hay que hacer” levantándome del sillón, y tomando el papel vi al monje y le iba a preguntar que haríamos cuando el se volteo y vi que apareció algo mas y solo decía ‘sígueme”… encogiéndome de hombros dije “ok, no hablara mucho”… y con el pergamino en la mano, lo seguí al exterior de mi casa pero al salir de ella me di cuenta que nos encontrábamos en otro lugar… -“donde estamos??” y viendo el papel vi que apareció “observa” y vi que extendía un brazo y señalo hacia delante… estaba el local donde venden objetos variados de magia y otras cosas, y viendo el rollo, vi que apareció “necesitaras sangre de un alma virgen” pensé que era broma. a lo que volteando a verlo dije “como iba a conseguir la sangre así nomas!!, nadie seria tan tonto para darme su sangre!!.” y volteando al rollo, leí: “es tu problema… el quiere la sangre, no la vida”  rascándome la cabeza dije “esta bien, que mas necesito??” y levantando el papel leí “un cuchillo  para la ceremonia e incienso” “todo debe estar listo para la media noche”…

y en lo que levante la vista el ser había desaparecido, y volví a estar en la puerta de mi casa, por lo que pensando detenidamente me puse a ver el rollo, y apareció “la tienda”, y recordé  que en ese negocio trabaja una chica y a la vez conseguiría el cuchillo, pero como le haría para conseguir la sangre? y sobre todo que no se secara hasta la hora de la ceremonia?, así que dando vuelta me volví a sentar en el sillón, y pensando vi la lampara y saque la poca yerba que  me quedaba y comencé a fumarla. pensando en las cosas, llegue a la conclusión de que el cuchillo lo conseguiría en la tienda y la chica también… acudí al lugar,  busque y viendo los cuchillos y navajas que tienen en este tipo de tiendas hubo uno que lo vi y pensé que era el indicado por lo que lo tome y pase a pagarlo junto con otras cosas que tome en la tienda… la muchacha que me atendió era como de 19 años y desconozco porque le vi como una especie de aura alrededor de ella por lo que pensé que ella seria la indicada, comencé a platicar con ella, viendo que le interesaba todo lo de las misas negras y brujería ya que estaba leyendo un libro de magia negra.  pregunte mientras tomaba el libro, “te gusta la brujería??” sonriendo respondió “si, pero me da miedo hacerlo mal”, sonriendo y echándole una mirada de complicidad le pregunte, “te gustaría acudir a una misa y ver como se hacen las cosas para que vayas aprendiendo?”, mirándome a los ojos me dijo “si, me encantaría, he leído mucho aquí, pero me gustaría ir a ver una y aprender como se hace”, “mi novio también quiere aprender”
“mmm… es algo complejo ya que solo puede venir un invitado, por lo cerrado de lo que se hará pero podemos ver para una ocasión futura, no creo que acepten los espíritus el que el venga hoy”… “mira, si te animas. necesito que me digas para prepararlo todo, pero si no te animas, también avísame para saber y llevar a la otra persona que también quiere ir, pero si aceptas haré una excepción y te llevare a ti” mientras apuntaba en el dorso de su mano el numero de mi teléfono, le dije: “espero tu llamada para arreglarlo todo, seria hoy mismo”.. y sonriendo al verla a los ojos note que su respuesta seria si, salí de la tienda con mis cosas, y sentándome en mi carro frente de la tienda la vi por la ventana que tomo el libro y lo estuvo viendo, lo abrió y leyendo algo… volteo a todos lados, tomando el teléfono marco. sonó mi teléfono y contestando “si??”, “esta bien acepto, que tengo que hacer?”… sonriendo,  dije “dime a donde paso por ti a las seis para acudir a hacer la ceremonia” y una vez que me dio la dirección, a la hora indicada acudí por ella, y fuimos a casa para recoger las cosas e irnos a donde haría la ceremonia….

Llegamos a las afueras de la ciudad, donde estuve haciendo los rituales iniciales, y donde me entregaron el rollo, una vez llegado al lugar, me dispuse a revisarlo,  mirándome ella pregunto “que haces??” volteando a verla le dije, “este rollo, es la conexión para hacer la ceremonia, tenemos que hacer lo que nos indique”, mientras le mostraba el rollo extendido en mis manos, de pronto ella  abriendo sorprendida los ojos voltee al rollo, donde comenzaron a aparecer las indicaciones que tendríamos que hacer, leí en voz alta, “tu lees, ella hace” haciéndole la indicación ella asintió con la cabeza y comenzamos a hacer  los símbolos con la sal negra, con paciencia y tardando mas de dos horas en hacer todo el trazado que nos pidió.  ella hizo todo lo que le iba indicando que aparecía en el rollo, ya que terminamos, en el rollo aparecieron las paginas del libro que deberíamos leer y seguir las indicaciones, y todo con quien aun no sabia que seria la donadora de la sangre para el ritual. terminamos todo para la ceremonia pasada la media noche, cuando comenzamos con la lectura del libro así como a llevar a cabo la ceremonia en si, sentimos y llego un olor que el aire se enrareció, y siguiendo los pasos que indicaba el libro, hice un corte en la palma de la mano de ella para dar la sangre en prenda, de pronto, al caer la sangre de ella en el incensario donde teníamos el incienso encendido, la flamas de las velas comenzaron a crecer, hasta alcanzar nuestra altura y de entre los arboles, aparecieron el hombre que me dio el libro, pero ahora emitía como un pequeño brillo y de la frente le surgían unas protuberancias a forma de cuernos, con el aparecieron los dos hombres con la cogulla, pero ahora uno traía una linterna de petroleo en la mano y también alcanzamos a ver lo rojo de los ojos, el rostro descarnado mostrando parte del craneo y la dentadura,  el otro, el que no le había visto el rostro ahora le veía con el rostro deformado y de forma grotesca, ya que traía un ojo colgando y partes de la carne colgando de el rostro. el hombre con una voz gutural pero a la vez fuerte, nos dijo: “BIEN, MONOS PARLANTES, HAN LLEGADO HASTA DONDE NO CREÍ… QUE ES LO QUE QUIEREN, PÍDANLO”. mas sorprendido por lo que pasaba alrededor que por el, ya que alrededor de el circulo donde nos encontrábamos se movían sombras y se escuchaban murmullos, asi como risas… “pu pu pues.. yo deseo tener como vengarme de los demás que me han hecho daño… y estar por encima de ellos…quiero poder!!” y dando un codazo a la chica, “yyo.. yyyo quiero solo saber todo sobre magia y poder hacerlo… ssiii, si, eso quiero”… y el ser viéndonos, a la vez que había un silencio que ni el crepitar de las llamas podíamos escuchar, de repente deteniendo su caminar que cada vez nos ponia mas nerviosos, soltando una sonora carcajada: “JJAAAJJAJAJAJAJJAAAAJAAA”… SOLO ESO PIDEN??… LLEGARON HASTA AQUÍ… HACEN TODO ESTO…. Y SOLO ESO PIDEN…” nos decía mientras señalaba el circulo, y las cosas que teníamos en el lugar de la ceremonia, a la vez que caminaba alrededor de  nosotros y se iba acercando cada vez mas, el fuerte olor a huevo podrido, así como un calor muy fuerte se sentía a como se acercaba a nosotros… la verdad es que ya temerosos por la situación en que nos encontrábamos. no nos dábamos cuenta que nos estábamos saliendo del circulo en que nos encontrábamos… y de pronto sin darnos cuenta floto rápido, quedando a unos centímetros de nosotros y sonriendo nos dijo: “POR CIERTO… OLVIDARON LEER QUE SI SALEN DEL CIRCULO… ESTE NO LOS PUEDE PROTEGER?, Y QUE FUERA DEL CIRCULO, LOS SERES QUE ME ACOMPAÑAN PUEDEN DAÑARLOS?? Y QUE SUS ALMAS SERÁN MÍAS SIN QUE TENGA QUE DARLES NADA??” moviendo la cabeza negativamente a la vez que ambos volteamos al suelo, miramos que nos encontrábamos fuera del circulo… a la vez que comenzamos a ver a los seres que nos rodeaban y por los que fuimos  atacados entre gruñidos, ojos rojos, y garras…

“A ver, un momento…  si entiendo….” me dices que esta persona te dio un libro de magia y que en la ceremonia ellos mataron a tu amiga y a ti te dejaron vivo???”…
“si, así como le estoy diciendo pasaron las cosas… o cree que me hice todo esto yo solo??.. doctor tiene que creerme!!… ellos la mataron..!!!
“ok, ok, tranquilo… continua con lo que me cuentas, y después hablare con los oficiales para poder ayudarte, necesito que me digas todo, pero que sea verdad, dime que mas paso??”
“bien, como le decía”… “tratando en nuestra cabeza de escapar, pero por el miedo, estábamos estáticos, tratamos de correr cuando fuimos atacados”. “a ella mientras trataba de huir, vi como la tumbaban y la tomaban los seres, la atacaron hasta matarla”….  “si, la mataron ellos  y la dejaron ahí tirada”                                                   “pero cuando estaba en el suelo, el ser con la lampara en la mano se acerco rápido flotando, y tomándola del brazo vi como se la llevo hacia el bosque”.                             “a mi, me atacaron varios seres a la vez pero no me hicieron gran daño, me defendí con el cuchillo que compre, si”… “pero a cada cuchillada que les daba a los seres se reían”.

“vi al diablo en persona”….   me golpearon arañaron y mordieron hasta hacerme perder el sentido”, “hicieron que me volviera loco entre las carcajadas de Ramuel, del ser que me dio el libro”
“Aun siento la mirada de hielo de los otros dos”,
“sentía que mi cuerpo se quemaba, perdí la noción del tiempo”.                                     “mi cabeza se perdió en lo negro de la noche”…
“cuando desperté, me encontraba bañado en sangre con el cuerpo de ella totalmente despedazado”… “en mi mano tenia el cuchillo lleno de sangre. trate de pedir ayuda, salí corriendo y me perdí en el bosque y fue donde me encontraron”.     “DR”…  “NO ESTOY LOCO”…  “NO SOY ASESINO”… “YO NO LA MATE”…           “POR FAVOR CRÉANME”… “QUIERO SALIR DE AQUÍ”… “ELLOS VENDRÁN A  ESTE CUARTO”… “POR FAVOR”…  Decía esto al Dr. del hospital psiquiátrico mientras se alejaba de mi celda, de pronto siento que hay alguien en el  rincón obscuro del cuarto, por lo que volteo despacio al percibir ese olor a podrido que sentí en el bosque, y de pronto se escucha una voz que dice mientras veo solamente esos ojos color brazas y escucho una sonrisa suave pero burlona:
“Y PIENSAS QUE TE CREERÁN??”… “JE JE JE JE JE”…
“YO NUNCA TE DIJE QUE PODRÍAS HABLAR CON EL, TE DIJE QUE EN EL LIBRO ENCONTRARÍAS LA RESPUESTA”

La Cita

Estándar

Leinad

{Hoy por la mañana llegué a la ciudad, me he hospedado en el hotel más elegante, ella me dijo que habría una gala ahí, y que ya estaban reservados los lugares para ambos así que es ahí donde nos encontraríamos… 

Llegue a la recepción, pedí una habitación y me dieron la 232, un gran número, siempre de un modo u otro en mi vida, siempre importante… espero que hoy también, y comenzamos bien ya que es una habitación estilo Luis XV. 

Una vez instalado, solicité al concierge, porque para esta noche necesitaba unas cosas en la habitación y seria explícito así que pedí que viniera para decirle qué necesitaba que hicieran…

 Siendo casi las ocho, comencé a arreglarme, poniéndome una camisa cuello Mao, con un traje recto de corte ingles, color azul ultramarino, de dos botones, sé que ya no es muy usual usarlos, pero siempre me han gustado, me coloque las mancuernas de plata.

 Tengo tantas ganas de conocerla, de tenerla en mis brazos…

Después de un año y medio de amor virtual, hoy es el día, hoy nos conoceremos, y hoy tiene que ser especial, por eso es que pedí que vinieran para dar las indicaciones de lo que quiero para la habitación porque hoy, será el día mas especial de todos…}

Sophia

Hoy lo conoceré, después de año y medio de amor virtual, ¡por fin hoy nos conoceremos!, nos veremos, nos tocaremos, acariciaremos, besaremos y …

 Hoy es el gran baile anual del club, lo invité, me pareció una buena ocasión para el primer encuentro.

 

Me visto cuidando hasta el menor detalle.  Contemplo mi vestido largo, es un vestido lindo, de gasa color verde esmeralda (dicen que es mi color, por mi piel blanca, mi pelo rojo y, sobre todo, mis ojos verdes), es amplio, de mucho vuelo, acinturado, el corpiño bajo la transparente tela, es sin tirantes, pero discreto, el top es de cuello redondo, manga larga, poco escotado, sugerente, pero con clase, quiero que tenga una buena impresión de mi persona…(me detengo, estoy frente al espejo poniéndome los aretes, unos herretes de tres caídas en pequeñas esmeraldas y diamantes).

 Persona… hoy  nos conoceremos en persona. ¿sentiremos lo mismo? ¿la misma atracción que en el chat o por teléfono? ¡espero que sí! Cuando me hace el amor por teléfono, me vuelve loca ¿lo logrará en la realidad?

 Escojo los zapatos , color perla, tacón de aguja, de tiritas, sexis ¿se fijará en ellos?

 Mi pelo lo llevo peinado de nido con maxi trenza, elegante,  con remembranzas del de  Grace Kelly (para verme diferente),  lo complemento con una peineta en verde esmeralda con azahares plateados  Una delicada gargantilla de esmeraldas y diamantes y un pequeño camafeo antiguo en el cuello del vestido.

 Espero no ir muy recargada, pero en esos bailes anuales del club, todas vamos así.

 Estoy nerviosa, llego al salón en el hotel más elegante de la ciudad, la decoración recuerda los finales del Siglo XIX, tal como indicaron que sería el tema del baile “Los Románticos de Ayer”, como anillo al dedo a mi primer encuentro personal con Leinad. ¿se verá tan guapo como en sus fotos? Suspiro, estoy muy enamorada y temerosa ¿nos gustaremos, atraeremos y amaremos como lo hacemos virtualmente?

 Llego al suntuoso salón, como era de esperarse, hay una gran escalinata hacia abajo, para hacer entradas grandiosas.

14054788_10210151834457089_142829705_n

 Me tiemblan las manos, me tiemblan las piernas. Me detengo en lo alto de la escalera, buscándolo con los ojos, me dijo que vendría de azul ultramarino (el color que mejor le queda a todos los hombres) con camisa de algodón cuello Mao, a él tampoco le gusta seguir las normas al pie de la letra, nos parecemos en tantas cosas…

 No lo veo, me pongo más nerviosa, recorro el lado derecho del salón, no está, empiezo a revisar el lado izquierdo ¡ahí está!, más guapo que en sus fotos, él también me está buscando con la mirada. Antes de que nuestros ojos colisionen lo observo detenidamente por unos segundos:

 Él trae un traje corte inglés dos botones, solapa recta, el color parece negro, pero es azul ultramarino, tal como me dijo que se vestiría. Me gusta su estatura, me gusta su porte, sus ojos, ¡me gusta él!

 Nuestras miradas se encuentran, las clásicas maripositas en el estómago, mis rodillas se vuelven de agua, no hay  donde detenerme, respiro profundo, me rehago, levanto la barbilla, le sonrío con los labios  y la mirada y empiezo a bajar, tiene que ser una gran entrada, él está ahí.

 Leinad se dirige a mí, sin despegarme la vista. También sonríe ¡qué distancia tan larga! de la puerta de la terraza a la escalera.

 Llega, extiende la mano, le doy la mía, temblorosa, la toma, un choque eléctrico nos recorre a ambos, y hace lo inesperado ¡me besa la mano! Me tiemblan más las rodillas, creo que él se da cuenta.

Leinad

{La veo bajar lentamente, como una reina, acercándose el momento de estar frente a frente, me dirijo a ella sin dejar de mirarla, nos saludamos, percibo su perfume, Chanel Nº 5. Parece coincidencia, pues al encontrarnos y besar su mano la orquesta comenzó a tocar un vals… el mas hermoso para ese momento… El Vals de las Flores…

 -¿Bailamos?

14081055_10210151847337411_1876456029_n

 Tomando su mano, y sin esperar su respuesta le conduzco hacia la pista y a abrir el baile, sin dejar de ver sus ojos verdes, y esa sonrisa encantadora, ya en la pista, le paro frente a mi, y colocando mi mano en su cintura, y ella su mano en mi hombro,  con la izquierda  tomo su mano y comenzamos a danzar el vals, siendo  seguidos por otras parejas. Entre la gente danzando el vals, me acerco a su oído y despacio le susurro:

 -Quiero mostrarte algo, allá arriba; es un regalo. Para ti, por  estar juntos…- noto que se estremece}

Sophia

Bailamos el Vals de las Flores, me doy cuenta de que al fin estoy bailando con mi amor, tanto desearlo, por tanto tiempo y al fin estoy en sus brazos y me encanta sentirme en sus brazos, cierro los ojos, es mi sueño hecho realidad, se acerca a mi oído y me susurra que me tiene un regalo allá arriba, su aliento tan cercano me da un escalofrío de placer.

 Termina el vals, nosotros seguimos danzando ya sin música, y mirándonos a los ojos, hasta que nos damos cuenta que nos miran y no escuchamos la música;  nos reímos; queriendo ver la sorpresa que me tiene, sin decir palabra tomados de la mano, nos dirigimos a la salida, mucha gente me saluda, aunque no se acercan, me ven acompañada y solo sonríen saludándome.

 Una vez en el lobby, él es el guía, me lleva de la mano al elevador, no hablamos,  decimos todo con la mirada.

 Adentro del elevador estamos solos y sonriendo, nos arrojamos uno en los brazos del otro como lo soñé siempre, tomando mi barbilla me beso suave y apasionado a la vez, llegamos al 2º piso.

Entramos a la  habitación con puerta de doble hoja me llama la atención  los números, grabados en relieve: 232, me extraña un poco que al entrar sonría y los acaricie con la yema de los dedos.

Quede con la boca abierta, admiro la pequeña estancia, con sillas y sillón tipo Luis xv, la cama de época, en madera, con postes altos, y un dosel de gasa. Una hermosa habitación como mandada decorar para la ocasión, pero quede con la boca abierta, emocionada casi hasta las lagrimas, y es que hay muchos pétalos de rosas de distintos colores y flores tiradas en la cama de blanca colcha y repartidas por todo el piso del cuarto.

Leinad

{En una mesa bar, a un extremo, se encuentra un servicio completo con una botella de champagne, Armand de Brignac, cosecha del 49, con unas copas de cristal de Baccarat, así como un tazón con las fresas mas rojas que se hayan visto, exacto como lo solicité y en tiempo para este momento…

 Así que mientras ella avanza despacio y admira la habitación (me alegra que aprecie los detalles), sirvo dos copas de champagne, ofreciéndole unas fresas en un pequeño refractario de plata y la copa de champagne.

 Ella nerviosa y yo sonriendo, para relajar la tensión del momento; ella, volteando, me invita a la terraza para admirar la luna y aprovechar tomar un poco de aire y ahí,  disfrutando el esplendor de la vista desde la terraza del hotel, hicimos un brindis, por el futuro, por el hoy y por siempre… y escuchamos el característico sonido del cristal de Baccarat, al chocar las copas, mientras mordemos una fresa, y damos un sorbo a la bebida disfrutando ambos el ácido de la fruta que cambia el sabor del champagne, volviéndolo dulce y con sabor a fresas, así como ha sido nuestro amor, a veces ácido y amargo, pero en conjunto muy dulce y excitante, como la champaña}.

 Sophia

Si me quiere impresionar, lo ha logado totalmente. En copas de cristal de Baccarat sirve la champaña (mi favorita, champaña, Armand de Brignac, cosecha del 49, ¿cómo lo supo? Se lo habré mencionado alguna vez? ¿Tenemos los mismos gustos?) y me la ofrece junto con esas fresas, es delicioso.

Estoy muy nerviosa, con la anticipación, con el anhelo de ver cumplido mi sueño de estar con él, con tantos detalles que me encantan.

14054687_10210151885178357_1405542299_n

Lo invito a salir a la terraza, hay luna llena, el ambiente romántico, él, su vibración, la energía que desprende, su aroma, la champaña, todo es perfecto.

 Estamos felices, reímos y brindamos por el momento, por el futuro y para siempre,  mientras, comemos algunas fresas mirándonos a los ojos y sonriendo, sobran las palabras; en ese momento en silencio sin palabras innecesarias, bebemos pequeños sorbos de champaña que, con las fresas, mejora su ya exquisito sabor, hasta que él me sugiere que entremos, coloca las copas en el bar y me mira significativamente mientras se acerca lentamente a mí, esa mirada suya me hace estremecer.

Leinad

{Mirándonos a los ojos, entramos a la habitación, tomo la copa de su mano, dejo ambas junto a la champanera, y las fresas, y volteando me veo en sus ojos color verde, que su vestido resalta y disfrutando de la mirada, me acerco.}

 Sophia

Respondo a la mirada y también me acerco a él, que me toma por la cintura, me atrae hacia su cuerpo y me besa en los labios primero suavemente, apenas un leve roce, pero que me hace temblar, luego me besa paseando sus labios sobre los míos, me tengo que colgar de su cuello, porque mis piernas ya no me sostienen, poco a poco los besos se hacen más apasionados, nuestra respiración se acelera mientras él empieza a desnudarme, descorre el zíper y mi vestido cae, veo brillar su mirada al contemplarme.

Yo le quito el saco,  la camisa, y nos desnudamos uno al otro lenta y sensualmente, mientras nos besamos y  disfrutándonos en cada roce, en cada caricia, al tocar la piel del amado, quedamos semidesnudos y así, me toma en sus brazos y me lleva a la cama.

Leinad

 {Tomándole de la cintura, rozo sus labios con los míos mientras se mezclan nuestras respiraciones y con ello se aumenta la temperatura de nuestros cuerpos, pasando del sólo roce a un beso suave y apasionado a la vez, compartiendo y disfrutando del sabor a fresas y champagne que ambos tenemos, lo que vuelve mas profundo el deseo de la caricia, volviéndolo más pasional, a cada momento, volviéndose más carnal y excitante, mas asfixiante, tanto, que nos comienza a dejar sin aliento, mientras nuestras manos, cobrando vida propia comienzan despacio a desnudarnos uno al otro. Con mis dedos comienzo a bajar el cierre de su vestido despacio, mientras ella me ayuda a quitar el saco y la camisa, poco a poco la ropa fue quedando fuera hasta que semidesnudos, la tomo en mis brazos llevándola a la cama, y depositándola suavemente, comenzamos las caricias previas a hacer el amor… }

Sophia

Me toma en sus  poderosos brazos y me deposita suavemente en la cama, estoy temblando, nos acariciamos, nos besamos, nos entregamos a la pasión, me hace gemir y perder el ritmo de la respiración.

Leinad

{Caricia tras caricia, beso tras beso, hasta llegar a lo más ardiente de nuestra pasión, ya no podemos esperar más y suavemente comienzo a unirme a ella.}

Sophia

 Llega el momento de la primera unión total, lo siento en mí, es un momento excelso para mí, más allá del deseo o la pasión, en ese instante se detiene el tiempo y lo siento entrar en  mi vida, en mi corazón, en mi alma, en mi cuerpo. El tiempo se detiene entre caricias, besos, gemidos, y gritos ahogados de pasión entre ambos porque esa energía explosiva tiene que salir de algún modo.

Éxtasis.  Mientras él me está amando, yo ya no puedo pensar, estoy desconectada, sólo siento, siento, lo siento, apenas percibo allá a lo lejos sus palabras tiernas y luego apasionadas.

 Después de una eternidad que no se si es una hora o un minuto,  ambos llegamos al mismo tiempo al cielo, gritamos nos entregamos, nos fundimos, somos uno solo.

Leinad

{Después de amarnos habiéndonos unido con almas mentes y cuerpos, y agotados ambos, con la respiración entrecortada, me acomodo boca arriba y ella se coloca pegada a mi, reclinada sobre mi pecho, con su muslo sobre mis piernas, jugando y acariciándome plácidamente con su pierna y pasando su mano y sus dedos sobre mi pecho, mientras su mirada está perdida en sus ensueños.

La rodeo con mi brazo y con mis dedos dibujo figuras amorfas en su espalda, nos quedamos así un rato, mientras le digo “te amo” en varias ocasiones, mismas que ella responde con otro “te amo”; hasta que levantándome, me dirijo al baño y volteo, la veo esplendorosa y radiante en la cama, ella me mira y sonríe, a la vez que veo un brillo de felicidad en sus ojos}.

 Sophia

Después viene la calma, el reposo, el recuperar el aliento, el mirarnos y sonreír, acariciarnos tiernamente, me besa en la frente, lo beso en la barba, me recargo en su pecho, escucho sus desbocados latidos, iguales a los míos, paseo mi mano por todo su pecho, luego sólo la punta de mis dedos, me gusta sentir su piel húmeda, coloco mi pierna sobre las suyas, lo siento, ahora en reposo, gozo jugando con él, deslizándola sobre él, acariciándolo.

 Él sólo sonríe y me repite muchas veces –Te amo – Contesto –Yo también te amo.

 Me acaricia la espalda, tan suavemente que me hace estremecer y temblar de nuevo.

 Pasamos unos momentos muy tiernos después de hacer el amor y él dice que es tiempo de darnos un delicioso baño, se levanta y se dirige al cuarto de baño.

 Leinad

{Entro al baño y preparo en la tina agua templada, vierto en ella sales de baño con pétalos de Flor de Azahar y agua de rosas, además dejo caer en el agua pétalos que hay en el baño; salgo, la contemplo en la cama, me dirijo a ella y tomándola en mis brazos me regreso al baño con ella como preciosa carga y así frente a la tina, dándonos un beso nos metemos a ella}.

Sophia

Leinad sale, me contempla, viene por mí me toma en sus brazos y entramos al baño, ahí me encuentro con otra agradable sorpresa, hay una amplia tina antigua, de porcelana. Al agua tibia le ha añadido agua de rosas, sales de baño con pétalos de Flor de Azahar (veo los frascos), y pétalos; mmm qué delicia, me cautivan esos detalles, ha pensado en todo. Me besa y se mete a la tina conmigo en brazos, yo grito y me río, me fascina.

Jugueteamos, nos acariciamos, ineludiblemente volvemos a amarnos dentro del agua ¡qué experiencia! Las caricias toman otra dimensión. Nos amamos una vez más, me hace probar otras delicias que no conocía y que me encantan.

Leinad

{Jugamos en el agua y volvemos a hacer el amor en la tina; yo disfruto su cuerpo, ambos, la frescura del agua.  Nos amamos nuevamente, los dos volvemos a alcanzar el clímax}.

Sophia

Estoy exhausta, me envuelve en una fresca y suave bata de baño y regresamos a la cama, tiempo de descansar un poco, acurrucada en sus brazos, nos dormimos profundamente.

¡Qué feliz soy!

Se escucha – Adagio in G Minor Albinoni

Leinad

{Y despierto… he vuelto a soñar con ella… el mismo sueño, el sueño de siempre…

Sophia

Despierto… me pregunto si él tendrá el mismo sueño recurrente… este sueño de sueños,  el sueño que encierra nuestros deseos… y que algún día se cumplirá.

 

__________________________________________________________

Cuento escrito en coautoría: Silvia Eugenia Ruiz Bachiller/ Danshaggyalv.  

Idea original: Daniel Álvarez (Danshaggyalv),

ideas adicionadas: Silvia Eugenia Ruiz Bachiller.

Edición: Silvia Eugenia Ruiz Bachiller/Daniel Álvarez.

 

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

.***

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

© Silvia Eugenia Ruiz Bachiller

Imágenes tomadas de internet, Pinterest  o de los enlaces relacionados.  Creo que no es necesario advertir que algunas fotos, son imágenes actuales, sólo para dar una idea de cómo fueron en aquellos tiempos y lugares.

 

La Ceremonia…

Estándar

Roque y Carlos eran jóvenes que se sentían atraídos hacia la magia negra y el satanismo, ceremonias y demás, al grado que tenían tiempo tratando de  entrar  en alguno de los grupos de magia y satanismo que había en la ciudad, para aprender mas pero habían sido rechazados en varias ocasiones.

Ese año, después de un par de intentos en que los habían rechazado, ese jueves se encontraron con Jonás, un hombre maduro que era miembro del último grupo que habían querido entrar y quien al verles les dijo (a la vez que los saludaba):

-Hey, que bueno que los veo ¿que creen? serán aceptados como aspirantes, estarán en la ceremonia para su  iniciación en el grupo, la ceremonia será el sábado por la noche.

Y dándoles un papel con unas indicaciones les dijo:
-Tienen dos días para conseguir lo que dice ahí, y no querrán faltar el sábado, pasaremos por ustedes a las diez de la noche.

El sábado, como les dijo, pasaron por ellos a las diez en punto, en una mochila llevaban lo que les pidieron.

Subieron en la camioneta donde venían Jonás y tres miembros de la secta; saludándose al subir, iban platicando y dándoles la bienvenida; de repente, sacaron unas capuchas y les dijo:
-Por razones de seguridad y por el hecho de ser aun solo aspirantes, tienen que taparse la cabeza.

Así que  viéndose entre ellos,  dijo Roque al tomar las capuchas: “ok nos parece justo”,  nerviosos y emocionados se las pusieron para poder llegar al lugar donde sería la ceremonia.
Estuvieron viajando en la camioneta por casi una hora, cuando ésta se detuvo, Jonás les dijo: “bien, hemos llegado, bajen sin quitarse las capuchas hasta que les digamos”, y les guiaron al interior de un edificio que era viejo y por el olor dedujeron que abandonado, tal vez por las afueras de la ciudad, ya dentro les quitaron las capuchas y llevándoles a una habitación les dijeron que se vistieran y prepararan las cosas para la ceremonia que estaba por comenzar.

Ya se encontraban desesperados, porque ya tenían mucho tiempo en espera, ya faltaban unos diez para la media noche cuando llegaron por ellos y dándoles unos cirios negro y uno blanco uno a cada uno, les dijo:
-Entraran en procesión y hagan lo que los demás, las recitaciones no; porque no las saben y todo irá bien hasta que les llame la sacerdotisa para hacer su iniciación en la ceremonia.

Caminaron por un pasillo hasta llegar a una puerta que daba hacia una estancia iluminada por cirios y teas solamente, parecía una vieja iglesia abandonada.
Interior de la Iglesia de Satán
Roque y Carlos, se encontraban muy nerviosos así como emocionados; Roque le dijo a Carlos en voz baja: “hasta que se nos hizo wey, ahora si a aprender lo bueno…” Carlos volteo despacio y Roque viendo un pequeño brillo en los ojos,  se quedo serio al ver bajo la cogulla el rostro de Carlos pero no dijo nada mas…  cuando les dieron la señal, entrando a la estancia invadida con humo, todo en un tono amarillo dorado, sólo iluminado con las teas puestas en las paredes y las velas, donde había una mesa baja en forma de altar.

Cuando entraron a la sala se formaron pegados a las paredes donde les indicaron, al lado de los demás miembros del grupo, y todos miraban la acción que había en el altar, pues ahí se encontraba una mujer con una sotana blanca, sin cogulla y con símbolos en la sotana; con ella se encontraban Jonás y dos más con cogullas tipo ku klux klan, quienes hacían señas al salón y las puertas donde entrarías todos. Después Jonás se fue detrás del altar y la mujer siguió viendo a todos los que entraban y todo lo que pasaba al acomodarse en el salón, observando a cada uno de los miembros del grupo que van llegando, al grado que tanto Carlos como Roque sintieron  su mirada penetrante sobre cada uno, que, al igual que los demás y como testigos, se acomodan alrededor de la escena para ver lo que acontecía.

Ya todos en sus lugares, comenzaron a recitar ciertos cánticos, que se escuchaban en la estancia como un murmullo constante, y se sentía como una vibración que recorría todo el lugar, tanto que parecía que estaban en un templo budista.

La sacerdotisa (vestida de blanco) iba avanzando despacio alrededor de la sala pasando frente a todos y regresando al altar volteó hacia sus asistentes haciéndoles una seña con la cabeza a dos de ellos que fueron para atrás del altar, entonces  ella levantando las manos, comenzó a decir en voz alta para que todos escucharan:

-hermanos… hoy nos hemos reunido para rendir tributo a nuestro amo y maestro: el señor de la noche. Hoy, haremos un sacrificio de lealtad a nuestro señor Luzbel, esperando nos regocije con su presencia a través de un miembro de nuestra hermandad, y que con la sangre nueva escogida, sigamos siendo dignos de él, sellando como siempre nuestro pacto con nuestro señor Luzbel.”-

Mientras ella hablaba, los asistentes salieron de atrás del altar trayendo algo   cubierto con una sabana negra (todo esto visto bajo el tono amarillo mortecino de las lumbreras que se encontraban en el lugar) y lo colocaron frente al altar elevado que permitía a todos los presentes ver perfectamente la escena, la sacerdotisa levantando las manos frente al objeto, dijo unas palabras en latín, a modo de invocación y del objeto se comenzaron a escuchar ruidos y golpes, todos creyeron que era alguien encerrado dentro y quería salir.

La sacerdotisa tomo la antorcha de uno de sus asistentes y comenzó a recorrer el salón pasando lentamente frente a todos los miembros, acercando la antorcha frente a sus rostros y viéndoles fijamente uno a uno, como si buscara algo en el rostro de ellos que le indicara el adecuado, Carlos y Roque vieron que el recorrido comenzó por el lado contrario a ellos y veían como observaba a cada miembro por unos segundos, mientras les alumbraba con la antorcha sostenida en su mano derecha y con la izquierda les tomaba de la barbilla haciendo que levantaran la cabeza, mientras los demás seguían haciendo los canticos que se escuchaban como un susurro, como el zumbido de un enjambre de abejas, como una vibración baja, que se sentía en todo el cuerpo.

Carlos, sintió que la sangre se agolpaba en su cabeza y escuchaba sus propios latidos sobre los canticos; sintiendo que sus latidos se hacían más lentos también, cuando la sacerdotisa estaba ya frente a ellos pasando por Roque, ella se detuvo y teniendo la cabeza de Roque tomada, vio a Carlos detenidamente, soltó a Roque al que ya no vio y avanzó hacia Carlos; al tocarle la cogulla le hizo levantar la cabeza; y sonriendo al verle a los ojos que reflejaban la luz de la tea, lo tomó del brazo guiándole al altar con ella, a paso lento.
Carlos sintió que el tiempo no pasaba, y se sintió como si entrase en un trance ya que dejó de escuchar los sonidos y se dejo guiar por la sacerdotisa quien colocándolo a un lado de ella y entre los demás miembros del consejo del grupo, lo acomodó frente a lo que estaba cubierto ya en el altar, entonces ella comenzó a decir en voz alta:

-Hermanos: – en ese momento todos los miembros se callaron y se levantaron volteando al altar- he aquí al hermano que servirá de mensajero, el envase en el que se manifestara el maestro…

Roque sonreía al ver el privilegio de Carlos al ser escogido, aún sin imaginar que pasaría, vio cómo dos de los miembros del altar tomaron a Carlos despojándolo de la vestimenta y dejándolo en ropa interior solamente, lo colocaron frente al objeto desde el cual volvieron a escucharse sonidos de golpes y una especie de gruñido a forma de grito ahogado que se escuchaban en toda la estancia; no sabían que lo provocaba…

La sacerdotisa tomo una daga y haciendo una herida en la mano izquierda de Carlos y otra en su propia mano, decía palabras en otra lengua que no se alcanzaban a escuchar mientras le depositaba gotas de sangre en la cabeza y hombros mezclando la sangre de los dos, al mismo tiempo que era destapado el objeto, viéndose entonces que era un espejo enorme y dejando ver una forma en el interior de éste.

Carlos fue colocado frente al espejo y al ver su reflejo, la sacerdotisa comenzó a invocar a Lucifer, para que se presentara ante el grupo, apareciendo en el gran espejo la figura de un ser del tamaño del espejo tras la imagen de Carlos, éste se sorprendió, y Roque aún mas, ya que no había físicamente nadie detrás de Carlos. Entonces el ser deformado y de gran tamaño tomo a Carlos por los hombros en el reflejo del espejo, mientras la sacerdotisa seguía recitando palabras en otra lengua y de pronto levantando las manos grito:

-“SEÑOR… TOMA POSESIÓN DE ESTE SIERVO TUYO PARA QUE PUEDAS HACERTE PRESENTE CON NOSOTROS”…

En ese momento se vio en el espejo que el ser dentro del espejo jaló a Carlos y se metió en su cuerpo tomando posesión de él; Carlos dando un grito cayó de rodillas quejándose, cosa que duro unos segundos, y después se levantó despacio, viendo a los miembros del salón en general, y viendo a la sacerdotisa le dijo unas palabras en otra lengua que nadie comprendió excepto ella, quien respondió con un ademán de inclinación de cabeza.  De la parte de atrás del espejo salieron dos de los ayudantes de ella con una joven semidesnuda, con visos de estar drogada, a quien colocaron en el altar mientras los otros dos movían el espejo de su lugar colocándolo con cuidado pegado a la pared.
RITUAL-satanico-illuminati-NWO
La sacerdotisa tomo a la joven de el brazo y acercándose a Luzbel, le dijo:

-He aquí a una doncella que no ha conocido hombre, para que tu cuerpo pueda encontrar el camino a este mundo, es la ideal para tu procreación.

Carlos/Luzbel viéndola y después a la sacerdotisa, sonrió y, tomando las delgadas ropas de la joven las arrancó de un jalón dejando a la joven totalmente desnuda y admirando su cuerpo desnudo la  coloco en una especie de mesa baja donde violo salvajemente a la joven mientras ella daba gritos de dolor:
-¡NO!… ¡ME QUEMA!…¡ME ESTA MATANDO!…

En tanto Luzbel, a través del cuerpo de Carlos, tomaba rápida posesión de ella y los miembros del grupo cantaban alabanzas a Luzbel y emitían gritos de júbilo por lo que estaba sucediendo.

Roque, no daba crédito a lo que sucedía ya que él no pensó que las cosas serían así, y con cara de asombro vio como su amigo tenía relaciones con la chica, y los demás lo festejaban, no entendiendo del todo, ya que su percepción de la ceremonia era algo distinto a lo que estaba sucediendo, y arrepintiéndose de estar ahí, comenzó hacerse poco a poco hacia atrás entre la gente que se habían arremolinado junto al altar, para ver a su demonio poseer a la joven salvajemente, y Carlos/Luzbel, volteo hacia Roque clavando su mirada en él y levantándose de la mesa después de haber terminado, avanzó despacio sin quitar la vista de Roque, seguido por la sacerdotisa, le llamo:

-ROQUE… – con una voz fuerte, no la usual de Carlos, una voz gruesa y hueca a la vez, que retumbo en todo el recinto, Roque sintió que el mundo se le venía encima, y quedándose frio, se detuvo, y volteando sobre sus propios pies quedo frente a Carlos/Luzbel, viendo como sus ojos ahora eran distintos ya que se veían completamente dilatados y con un brillo rojizo al fondo…

Carlos/Luzbel ladeaba un poco la cabeza mientras daba la vuelta alrededor de Roque observándolo detenidamente. Roque, aunque veía el rostro de su amigo Carlos; sentía algo grande que lo intimidaba tan solo con la mirada, se quedo congelado a la voz de mando de Luzbel que comenzó a decir:

-Acaso no es lo que esperabas, Roque?, no es lo que querías, conocerme, y aprender de este mundo?…-  mientras hacía ademanes con los brazos, y viéndole a los ojos, volvió a preguntar: -¿Roque, ya no quieres aprender?- y Roque asintió con la cabeza y clavando una rodilla en el suelo dijo:
-A su servicio maestro… dime que hago para servirte?

Y Carlos/Luzbel tomándole de la barbilla lo hizo levantar, y le dijo: -Ven, sirve a tu amo, ven y realiza tu servicio en mi honor- y Roque siguió a Carlos/Luzbel, hasta el altar donde aún seguía la joven recostada en la mesa.

La sacerdotisa se preparaba para realizar un sacrificio de otra joven para su señor, pero Carlos/Luzbel, tomando su brazo le quito la espada, corta de doble filo, con mango en marfil grabado, con la que haría el sacrificio, sonriendo con ésta en la mano, mientras veía que estaba filosa, caminó dando unos pasos entre los que estaban en el altar.

De repente, Luzbel deteniéndose, y viendo a los miembros que estaban en el salón, dijo con su voz, hueca y grave a la vez:
adam-bramley-torchbearer-copy_2
-Hijos míos… hoy han hecho un sacrificio para traerme aquí, y poder estar con ustedes”… – (volvió a moverse despacio entre la gente acercándose a Roque) -el sacrificio de esta joven quien ya ha sido preñada para el nacimiento del mesías… MI MESÍAS…-  miró a Roque, (quien sonreía al sentirse elegido por el mismísimo Luzbel), -pero los dioses… requerimos más que esto (señalando el cuerpo de la chica y el salón), requerimos sacrificio de sangre para calmar nuestra sed- mientras colocaba a Roque frente a él, sonriéndole dijo:
-La lealtad debe ser hasta en la muerte de ustedes hacia mi…”

Luzbel viendo a Roque hizo un movimiento rápido y de un tajo le cortó la cabeza, que  salió volando, con una expresión de asombro, cayendo a los pies de la gente, mientras su corazón seguía bombeando sangre, que salía a presión por las venas del cuello, bañando a los que se encontraban en el altar y  mientras el cuerpo de Roque caía sobre el altar y la joven, quedando ésta bañada en sangre, lo mismo que la sacerdotisa y el propio Luzbel/Carlos, quien en el movimiento de regreso del brazo hundió la punta de la espada en el pecho de la sacerdotisa, en un movimiento abrió el pecho, y metiendo su mano,  le saco el corazón, quedando ella de pie, con los ojos abiertos, y ahogando el grito mientras veía su corazón en la mano de Carlos/Luzbel, quien de un tajo cortó las arterias del corazón con el cuerpo, y viendo como ella se desvanecía, comenzó a morderlo arrancándole un pedazo y lanzó el corazón a la gente.

La chica se encontraba con el cuerpo desnudo totalmente rojo por la sangre de los dos cadáveres; el asistente de mayor rango se puso de rodillas mientras la gente comenzaba a huir aterrada de la estancia.

Entonces saliendo de detrás del altar Jonás con un habito de monje, la cogulla levantada, avanzo entre los que huían y acercándose Luzbel/Carlos se quito la cogulla y le dijo: “has hecho un gran trabajo; Maestro.”- y Luzbel/Carlos, volteando y viéndole le dijo:
-Sacerdote; No cumpliste con todo, este cuerpo es débil; necesito mas sangre-

Jonás parándose frente a él, le dijo: -Maestro, deténgase… necesitamos estar tranquilos pero esto (señalando los cuerpos) es llamar mucho la atención de la policía.

Luzbel/Carlos viéndolo y comenzando a sonreír, le respondió: -Tal vez, pero ya no te necesito, porque a través de este cuerpo cuidaré de ella y de mi engendro- Luzbel/Carlos le tomó del cuello y jalándole hacia él le dijo:
-No eres nadie, para decirme qué hacer, soy un dios y tú sólo un mono parlante…-
Jonás, haciendo un ademán sacó otro cuchillo que traía en su vestimenta, sin que Carlos/Luzbel se diera cuenta, y enterrándole el cuchillo en el estomago varias veces, viéndolo a los ojos le dijo al oído: -“lo siento maestro, pero no puede quedarse aquí, al bebe lo cuidare yo…

Dando un grito ahogado por el dolor, Carlos volvió en sí, y tomando su vientre que manaba sangre, doblándose sobre si, vio a Jonás y preguntó:
-¿por…que?

Jonás le respondió: -Porque así seguiré con el control, he batallado mucho para llegar aquí maestro, encontrar a este envase que has utilizado, a la vez que yo controle tu poder para limitarlo; con tu hijo, tendré el poder tuyo en mis manos, tengo el círculo de protección de ti, así que no podrás hacerme daño, tu hijo lo cuidaré como propio, maestro-  A la vez que se alejaba, viendo como Carlos fallecía de las heridas hechas por él.

Jonás se acerco al altar y tomando a la joven en brazos, se dirigió afuera, ya no había nadie en la estancia ni en el exterior, todos se retiraron cuando comenzó Luzbel a matar a las personas.
Quedaron sólo los cuerpos de la sacerdotisa y Roque juntos en el altar, y el de Carlos a unos metros… Jonás se llevo a la joven en brazos hasta su camioneta que se encontraba en el exterior de la iglesia, la subió y cuando se iba a subir él, salió un perro negro grande con los ojos encendidos y comenzó a gruñirle y ladrarle,  Jonás se subió a la camioneta, y vio que había un par de perros mas en el frente pero eso no lo detuvo y se abalanzó en el vehículo sobre ellos, pero al querer salir del camino vio un perro de frente corriendo hacia la camioneta y saltó sobre el vidrio desvaneciéndose al contacto, esto hizo que Jonás perdiera el control a la salida hacia la carretera siendo embestido por un camión que iba pasando a alta velocidad, quedando él destrozado al recibir directamente el golpe del camión.

Cuando llegaron los primeros auxilios, los paramédicos lograron sacar el cuerpo desnudo de la joven con heridas serias pero siguió aún con vida, gracias a los paramédicos, que la estabilizaron y trasladaron a un hospital rápidamente.

Mientras esto sucedía en el lugar del accidente, unos oficiales se adentraron al área de donde salió Jonás, vieron la luz mortecina por las antorchas en la antigua iglesia, y al llegar al lugar vieron el dantesco cuadro en el altar y relacionaron las cosas con la camioneta, deduciendo que Jonás había matado a los tres y al salir de ahí a toda velocidad se estrelló con el camión, pero al saber que la chica había sobrevivido, decidieron que ella, como único testigo, al estar mejor diera su testimonio.

Al mes del accidente, al no despertar ella de un coma profundo debido a las lesiones, los oficiales, dejaron  el caso como de un multiasesino fanático satanista que murió en la huida…

El Puente

Estándar
En las afueras de la ciudad, en la periferia, vivía Leinad, quien era una persona algo escéptica, el decía que  no creía en cosas sobrenaturales ya que era mentira, en primero: porque nunca había visto nada en su vida, por eso siempre se reía de sus compañeros cuando contaban las historias de terror, y en segundo:  decía que todo tiene una lógica y una razón, pero que cada quien era libre de creer en lo que pensara que era real.  el trabajaba en un almacén que se encontraba ya dentro de la ciudad pero a unos kilómetros de su casa, siempre trabajaba de mañana, no le gustaba el turno de tarde, y rara vez aceptaba quedarse más tiempo; pero ese día por falta de personal y estar en inventario acepto el quedarse mas allá de las cinco, que era la hora en que el salía, ese día salió de  trabajar, después de las diez de las noche, era una noche húmeda de invierno, había amenaza de tormenta y se encontraba nublado, y con relámpagos,  había algo de llovizna, nada fuerte aun, así que subiendo a su carro y maldiciendo su suerte, se enfilo hacia su casa; salió de la carretera principal tomando el camino vecinal avanzaba en la soledad de la noche, pensando en las historias que de ese camino contaban; algunas exageradas por los accidentes que habían ocasionalmente, había varias cruces en los costados del camino, “es raro (iba pensando),  tantos accidentes ya que se encuentra bien iluminado”, casi no andaba tarde por el camino, siempre con luz de sol, pero ese dia…

Iba despacio pensando en su día y en llegar a su casa antes que comenzara la tormenta como tal,  viendo el camino, de pronto  algo llamó su atención: las luces a su paso, comenzaron a apagarse; “qué extraño!!” pensó; pero no le dio demasiada importancia, al voltear por el espejo, vio que atrás de él se volvían a encender, y  medito en lo extraño de la situación cuando de pronto su auto comenzó a fallar y se apago,  maldiciendo su suerte se orillo en el camino quedando justo en el puente que cruzaba un arroyo profundo, a medio camino de su casa.

Bajando del auto, volteo a ambos lados de la carretera, no vio otro vehiculo en el camino, vio que las luces se encontraban encendidas en el camino adelante y atrás de el, pero en el puente estaban apagadas, encogiéndose de hombros. Dijo en voz baja: “maldita suerte tenían que fundirse las luces justo donde se me descompone el carro”, saco una lámpara que traía en su guantera y se puso a revisar su auto, cuando sintió un aire frío que le envolvió y un susurro en el oído inteligible que le hizo alzar la vista mirando hacia los lados, y a ambos lados del puente hacia el río aluzando con su lámpara, en uno de los lados del puente vio la figura blanca de alguien parado en la orilla del río, le pareció extraño ya que por la inclinación del costado del río no era posible que fuera así. dejando el carro a un lado avanzo a la barandilla del puente y tratando de ver mejor se tapo la lluvia de los ojos y aluzando hacia allá, no podía distinguir bien, por lo que pensando que su mente le jugaba una mala pasada, se  abocó a seguir con el auto, estando agachado en el frente de su carro moviendo algunos cables queriendo encenderlo, cuando vuelve a escuchar ese susurro inteligible, enderezándose  aprisa y sujetando la lámpara fuerte comenzó a voltear a los lados del puente, y algo lo hizo voltear  al río de nuevo, cuando de pronto retumbando en el cielo y destellando el relámpago que cruzo el cielo iluminándolo todo por unos segundos, vio la figura que se encontraba ya más cerca de  él, dando un pequeño paso hacia atrás por la sorpresa pasando saliva y emitiendo un pequeño gemido   poniéndose nervioso por esto, se volvió a meter al carro tratando  de nuevo echar a andar el auto y mientras movía los cables en el motor, en medio de la oscuridad que lo rodeaba, ya nervioso, levanto de nuevo la vista, reconociendo la sombra blanca  como  la figura que ya identificó como una mujer, y que se encontraba en la orilla del puente, a unos 30 metros de donde él estaba,  preocupado, ya que el no creía en nada de eso, poniéndose nervioso y aumentando su desesperación por la situación, y mientras seguía moviendo el cableado de su viejo carro tratando de encenderlo, volvió a escuchar ese susurro en el viento que ahora si identifico como  una mujer que le llamaba por su nombre… “Leiinnaadd” en una suave y apenas audible  voz hueca, que se sentía fría al oído y volviéndose parte del  aire que corría, la lluvia comenzó a arreciar un poco mas escuchándose el golpeteo de las gotas de agua en el carro haciendo más tétrica la situación.
12265947_919337691465089_4149329915684420678_o
Leinad, maldiciendo su suerte; comenzó a pensar en salir corriendo de ahí y regresar por el carro al día siguiente, pero en un último intento y después de levantar la vista por encima del cofre, vio que la mujer se encontraba ya unos metros más cerca de donde él estaba, por lo que golpeando el motor mientras pensaba “prende maldita porquería”, en ese momento se encendieron las luces del puente, a la vez que volvía a escuchar el susurro de la mujer diciendo su nombre. Pero esta vez en su oído como si le tuviera a su lado a la vez que se escuchaba e iluminaba todo el primer relámpago de la tormenta que se avecinaba ya encima del lugar, por lo que en un movimiento rápido se giro viendo que no había nadie.  ya con la luz del puente encendida, se dirigió rápido al encendido y girando la llave  el carro encendió, sonriendo y volteando a todos lados no viendo a la mujer   cerro el cofre y subió a el carro; acelero para salir del puente y sin prender las luces, enfilo rumbo a su casa mientras  volteaba al puente por el retrovisor, siguió acelerando, la lluvia arrecio en ese momento, en medio de los tronidos de la tormenta que iniciaba…
images (2)
Escucho la voz femenina llamando por su nombre: “Leinad”; en un susurro apenas audible, a la vez que sintió una mano fría que le acariciaba el cuello y el cabello,  motivo por el que volteo al espejo retrovisor, vio que ella iba en el asiento trasero, una bella mujer sentada en el asiento de atrás con una sonrisa viéndolo a los ojos por el espejo, y el desconcertado, pensando mil cosas en un segundo, no dejaba de verla en el espejo sin poner atención en el camino. En un segundo el bello rostro de la mujer de blanco se transformo en una rostro desgarrado y mostrando partes del cráneo, en alguien muerto, su ropa se desgarro todo  a la vez que ella daba un grito desgarrador que aturdió a Leinad a la vez que el, dando un grito por el miedo y la desesperación pisó el acelerador inconscientemente así como estaba moviéndose para quitarse la mano helada que sentía en la nuca no atendió la curva pronunciada ni el auto que venía de frente, chocando de frente.

Una hora después los paramédicos se encontraban tratando de rescatar a los dos pasajeros del carro que choco contra Leinad.

Él, se encontraba parado en la orilla de la carretera, viendo lo que sucedía, con su cara sangrada y los paramédicos y policías caminando a su alrededor, el con la mirada fija en su viejo carro…

donde está su cuerpo deshecho, y a un lado del carro la mujer de blanco, quien le extiende una mano llamándolo. Leinad, avanza y le toma la mano, se van rumbo al rio…

Una cruz más, está en la curva donde murió Leinad.

Dicen que se durmió al volante.

Cuentan que cuando vas por el camino en la noche, solo  y en el puente tu carro se detiene, espera que la mujer de blanco te llame por tu nombre…

Lapsus…

Estándar
Era la tarde de un día cualquiera, en una plaza de la ciudad, Hugo despertaba estando sentado en una banca, se encontraba en la plaza pero al reaccionar, parpadeo varias veces se puso a voltear a todos lados,  queriendo conocer el lugar donde estaba, a la vez que se preguntaba:
-Dónde estoy?… como llegue aquí?, y tomando su teléfono para la hora, vio que tenía seis llamadas perdidas de su esposa, por lo que desesperado volteando para todos lados y vio que estaba en la plaza que está  relativamente cerca de su casa.
Ya de camino a su casa y pensando en la excusa que le diría a su esposa por la tardanza, se metió la mano a la bolsa del pantalón y sintiendo algo lo saco, vio que eran cerca de dos mil pesos, y deteniéndose de golpe y rascándose la cabeza se pregunto de donde había sacado ese dinero, y volteando hacia atrás de él, para ver que no viniera nadie detrás, y pensando en ello, llego a su casa, su mujer comenzó a reclamarle por la llegada tarde:
-vaya, se le ocurrió llegar al señor!!, yo preocupada y tu sin contestar el teléfono!!, a ver que te paso?, espero que por lo menos hayas traido dinero!, o andabas pensando tonterías como siempre?…-
Con cara de preocupación, Hugo se metió las manos a las bolsas del pantalón, y sintiendo el dinero, lo saco y extendiendo la mano, le dijo a su esposa: – es que estaba consiguiendo el dinero y mira aquí hay para pagar lo que se debe pagar.-
-y de donde lo sacaste?, si nadie te quiere prestar, eres un inútil, milagro que conseguiste esto… Hugo se sentó a cenar entre gruñidos y ofensas de su esposa, a la que dejo de escuchar, llendose después a dormir.
Durante los siguientes días todo transcurrió normal, aunque en su trabajo, su jefe lo presionaba y llegaba a su casa y tenía el mismo problema con su mujer y los gastos de la casa por lo que cada día se estresaba, pero se callaba y en sus ratos libres soñaba con estar mejor y poder sacar a su esposa adelante…
13183211_1727312240859877_1348042961_n
Días después antes de salir de su trabajo, un compañero de Hugo se estaba burlando de el, porque su esposa se presento en su trabajo y le estuvo gritando que hacía falta el dinero y que tenía que pedir un aumento y que él solo se quedo en silencio y soportando todo lo que le decía delante de los compañeros del trabajo, y Hugo viendo al compañero apretó los puños pero solo se agacho y se retiro entre las risas de su compañero.
Era tarde cuando Hugo tuvo un despertar poco usual, ya que se encontraba en medio de la nada en un lote baldío, el aire de la noche corría fresco y sacudiendo la cabeza mientras agarraba su sien, tratando de calmar el zumbido que estaba en sus oídos, volteo para todos lados viendo que se encontraba solo, y al querer agarrarse la cara con las manos; vio que tenía sangre en ellas y su camisa se encontraba manchada también de sangre, por lo que con miedo se puso a revisarse viendo que no era suya, al revisarse noto que algo tenía en la bolsa del pantalón, por lo que metiendo la mano saco de nuevo una cantidad grande de dinero, y levantando la vista alrededor  ahora con preocupación apretó el dinero en su mano, y al ver  que no había nadie se retiro de ahí pensando en cómo el tenia ese dinero: -como lo obtuve?, que hago  aquí?, de quien es esta sangre?, y se fue rumbo a su casa con estos pensamientos, pensando que habría tenido un desmayo, o que había hecho un pacto con el diablo, y que hizo el sacrificio de algún animal, por lo que el diablo le dio el dinero.  en ese momento, avanzando cauteloso por las calles, y cuidadoso de que nadie lo siguiera o que lo vieran con la sangre en su camisa, pensando en que le diría a su esposa por la sangre, no podía recordar nada por más que hacia el intento de recordarlo, no podía, solo recordaba que su jefe le había gritado por nada y que había discutido con su esposa, de nuevo por teléfono… avanzando, y diciéndose a sí mismo: -ella siempre quiere más, consigo dinero y quiere más… pero Salí del trabajo, y me vine a casa… pero como, solo recuerdo salir de la oficina… no recuerdo nada mas…
Llego a su casa y viendo primero por la ventana, vio que su esposa no estaba en la sala por lo que se metió rápido y silenciosamente, metiéndose al baño, se quito la camisa rápido y de ahí le hablo a su mujer, -amor, ya llegue, entrare al baño, la comida me hizo daño, y ando mal del estomago. Hugo se quito la camisa, y la escondió se lavo las manos y la cara, para quitarse la sangre y escondió el dinero también en el baño
Si esposa no contesto, pero salió del cuarto y se dirigió con él, y lo espero a que saliera para comentarle: -todo está bien??,
-porque no llegabas?… Sales a las 5 y mira, son más de las ocho.
– en las noticias dicen que por esta zona andan asaltando. Y estaba preocupada.
-Estoy bien, solo me quede en el parque y se me paso el tiempo. Dicho esto se dirigió al cuarto donde le dijo que se sentía mal y que se iba a acostar; siguió en su mente dando vueltas al asunto, pensó en decirle a su esposa lo de los tiempos que no recordaba, pero como justificaba la posesión del dinero así como la sangre, ni él sabía que había pasado…
Así se quedo dormido, en los días siguientes, transcurrió con normalidad con lo usual de siempre, que su esposa le pedía mas dinero y lo insultaba por cualquier cosa, pero él pensaba: -la amo, no puedo dejarla…-  hasta ese día que se equivoco con unos reportes y pareciera que todo se juntaba ya que hacia un momento le llamo su esposa para gritarle que le urgía dinero para ir a con su madre unos días fuera de la ciudad con insultos y gritándole por teléfono y el queriendo calmarla ella le seguía gritando hasta que le colgó, así que la tensión de Hugo aumento y con los reclamos de su jefe.
salió de la oficina y con la mirada encendida, salió y se fue a el parque más cercano pero en un área distinta de la zona de su casa, y ahí con la cara de enojado se quedo viendo a la gente pasar, como estudiándolos de pronto se quedo viendo a un hombre algo mayor que estaba comprando algo con un vendedor ambulante y viéndole la cartera, poniendo una sonrisa en los labios, solo dijo en voz baja: -ESE-, se fue tras de él y en el cruzar de una zona solitaria del parque se le acerco hablándole y al voltear el señor a ver quien le hablaba, sintió el golpe del puño de Hugo, quien con furia se le abalanzo dando golpe tras golpe con saña, y no importándole que ya estuviera bañado en sangre, inerte en el piso, él siguió golpeando y pateando, le tomo la cartera y vio que solo había unos billetes, así que enojado, por suponer mal, ya que nunca erraba al escoger las víctimas, se dirigió a la plaza del parque donde había más gente y con las manos y su ropa manchados de sangre, estuvo viendo a las personas y escogió una joven que pensó podría servir, así que comenzó a avanzar hacia ella sin darse cuenta que las demás personas lo estaban viendo, su ira no le permitió cuidar los detalles que en veces anteriores si cuido, como que estaban llamando a la policía, teniendo solo en su vista a la victima (algo llamado efecto túnel, los psicópatas lo entenderán bien) siguió avanzando pero lo desconcentro el que ella volteara y con horror comenzara a correr alejándose de el,  mas enojado por esto, comenzó a correr tras ella y en uno de los caminos del parque la alcanzo tirándola al suelo y comenzando a golpearla mientras le gritaba como si fuera su esposa ofendiéndola y dando más golpes, tomo su bolso, cuando ella ya no se movió, le quebró la quijada y la mato de un golpe, sacando la billetera vio que tenía más que el señor anterior, sonriendo junto ambos botines y se estaba levantando cuando escucho tras de sí la voz del policía diciéndole que se quedara donde estaba, el volteando de reojo al policía vio como el se le acercaba, por lo que haciendo una mueca a forma de sonrisa, se quedo quieto con las manos a medio levantar, al acercarse el oficial y en un momento que volteo a ver a la víctima y en ese momento una persona grito por descubrir el cuerpo del primer muerto, en un movimiento rápido Hugo fuera de sí, se aventó contra el oficial en cuanto lo tenía cerca, y tumbándolo, en el forcejeo le quito la pistola, y diciendo –ESTOY HARTO QUE QUIERAN QUE HAGA LO QUE USTEDES QUIEREN… AHORA MANDO YO!!!, y sin remordimiento le disparo en la cara al oficial, mientras se acercaban otro par de oficiales, que al escuchar el disparo, sacaron sus armas y al verlo le dijeron que soltara la pistola… Hugo, despertando de su lapsus, con horror vio que estaba sobre el oficial y el con el arma en la mano, y poniendo  cara de horror se pregunto a si mismo que paso, y no escucho la advertencia de los oficiales; el poniéndose de pie, con el arma en la mano, volteo hacia los oficiales y queriendo hablar, a la vez que levantaba la mano con el arma hacia los oficiales y con cara de miedo les quería decir que tomaran el arma; pero los oficiales al ver la acción de levantar la mano, reaccionaron disparando creyendo que les dispararía, matando a Hugo…
al dia siguiente apareció en el diario, y por las noticias era la nota principal:
“OFICIALES DEL HEROICO CUERPO DE SEGURIDAD PUBLICA ABATEN A ASALTANTE Y ASESINO DE LA COLONIA STA ISABEL, QUIEN YA TENIA EN SU HABER SEIS MUERTES Y VARIOS ASALTOS CON VIOLENCIA Y QUIEN MATO A DOS TRANSEUNTES DESPUES DE ASALTARLOS ASI COMO A UN OFICIAL DE UN TIRO EN LA CARA”.
“LA FAMILIA Y AMIGOS DEL ASESINO DE LA COLONIA, DICEN QUE ERA UNA PERSONA APASIBLE Y QUE NO MOLESTABA A NADIE, EN SHOK TODOS POR CONOCER LA VERDADERA CARA DE EL APACIBLE VECINO”…

No estas solo…!!!

Estándar

Luis era alguien escéptico, un joven moderno de internet y que nada lo impresionaba porque ya lo conocía todo por las redes y eso lo hizo alejase de las creencias de antaño, y no creer en nada que no le pueda dar una explicación; Silvia, su mama era alguien que tenía sus creencias arraigadas, ya que era alguien tradicionalista y educada en las formas antiguas en donde lo sobrenatural tenía su espacio aparte y merecía respeto, por lo que veía y aprendía en redes,  Luis nunca atendía las recomendaciones de Silvia en las cuestiones de creencia…

Hace un par de años se cambiaron de domicilio a una casa antigua, de la que había  la leyenda que se encontraba embrujada, aunque nadie podía asegurar nada, porque nadie había visto en realidad nada, pero eran los rumores aparte que la casa llevaba tiempo sola y quien la habitaba se salía antes de un año siempre. Por los rumores que había se cree que en las noches se escuchan ruidos en las estancias de la misma. Luis después de meses de vivir ahí, seguía dando una explicación lógica, que en ocasiones no existía, a los ruidos de la casa; siempre encontrando explicación a todo.

Había ocasiones que las cosas que usaban y dejaban en ciertos lugares de la casa no se encontraban en donde las dejaron, o estaban escondidas donde menos lo esperaban.

Así estuvieron por cerca de un año. Silvia por sus creencias rezaba y hacia las cosas que su creencia y lógica le decía  para alejar las cosas que sucedían en la casa. Y Luis, daba explicaciones en ocasiones ilógicas a las mismas cosas.

Cierto día Silvia, recibió una llamada de trabajo, que tenía que ir y tardaría en volver por lo que le dio aviso a Luis que se encontraba en su cuarto escuchando música y en la computadora por lo que al escuchar el llamado de Silvia indicando que saldría a trabajar, solo respondió “aja”

Un par de horas después, estando entretenido, escucho un golpe que provenía desde la sala, por lo que se levanto y dejando la música encendida y la computadora también, se dirigió abajo llamando a su madre, – Mama?… Mama?..  No recibiendo respuesta, se dispuso a bajar y revisar  la planta baja, encontrando en la puerta de la cocina, tirada la maceta que su madre tenía en la mesita de la sala, y volteando para todos lados, encogió los hombros y dijo –seguro tembló,- y levantándolo lo coloco donde estaba, se fue a la cocina a servirse un vaso de jugo para volver a su cuarto. Y sirviéndose el jugo dejando el vaso en la barra, se volteo para guardar el jugo en el refrigerador, escuchando el golpe de el vaso cayendo al piso, quebrándose, cerrando el refrigerador, y volteando rápido, para ver qué había sido,  y viendo el vaso en el piso y la barra donde lo dejo, pensando –maldita sea, porque se cayó?- encogiendo los hombros dijo: -seguro lo deje en  la orilla y eso lo hizo caer.

Tomando un vaso de nuevo después de limpiar, se volvió a servir jugo y se dirigió a su recamara al ir subiendo por la escalera, noto que estaba todo en silencio, extrañado, pensó en la música que había dejado encendida, en ese momento escucho una voz a su espalda que dijo: –NO ESTAS SOLO!…- volteando tras el no encontró nada y encogiéndose de hombros siguió a su cuarto pensando en la música, llegando vio que la computadora se encontraba apagada, poniendo en la cara un gesto de extrañado, se puso a revisar y vio que estaba desconectada, lo que le pareció raro, pensó -la desconecte al bajar, seguro con el pie jale el cable, la volvió a conectar y estaba encendiéndola cuando volvió a escuchar la voz diciendo: -NO ESTAS SOLO, BAJA PARA QUE COMPRUEBES QUE NO ESTAS SOLO…- esto lo puso algo nervioso, por no tener respuesta lógica a la situación de la voz, pero centrándose, se dispuso mejor a ver la televisión, en eso estaba cuando escucho un portazo en la planta baja, pero no escucho la voz de Silvia (que siempre lo saludaba al entrar a la casa) extrañado, se dispuso a bajar para ver qué pasaba, bajando las escaleras, volvió a escuchar la voz que le dijo esta vez: – NO ESTAS SOLO, TE ESTAMOS ESPERANDO…-  extrañado y volteando a los lados buscando de donde salía esa voz, haciendo una mueca de sorpresa por la voz; dijo en voz alta: -vamos mama, esto no es gracioso, crees que porque traes a alguien para que haga esto, voy a creer?… ya salgan de donde están, es buena la broma pero no me asusta-

Al no recibir respuesta, se decidió a terminar de bajar de la escalera, y recorriendo la planta baja vio que no se encontraba nadie, lleno a la cocina y no habiendo visto a nadie, se regreso pero encontró en la sala, una figura humana de color obscuro, atas de el sillón por lo que al verle, sonrió, y señalándole dijo: -es lo mejor que puedes hacer?, vamos ya estoy grande para creer esto, así que dile a mi madre que estaré arriba y cuando terminen de jugar me avisan,- alejándose escalera arriba ignorando la sombra que estaba en la sala.

Silvia llego tarde esa noche y encontró a Luis despierto, por lo que se dirigió a él para verlo y darle las buenas noches, después de saludarlo, Luis le hizo el comentario de la sombra y las cosas que sucedieron, -sabes que no creo en eso, no sé porque traes a alguien para que se disfrace y me quiera asustar…-

Silvia, poniéndose pálida le pregunto: -entonces ya lo viste tú??-

-ahora si me crees cuando te digo que asustan aquí??-

-Como lo viste??-

-Espera mama, te dije que vi a alguien vestido, pero no que era un fantasma tu truco no funciono.-

– No es nadie que yo haya enviado como te explico para que entiendas toda tu vida no has querido creer… pero bueno lo bueno es que no te paso nada-

Esa noche paso sin mayor cosa, al día siguiente transcurrió normal hasta la tarde noche en que Silvia tuvo que salir a trabajar de nuevo, Luis estaba en su cuarto en la computadora cuando Silvia se retiro.

Siendo un poco más tarde ya obscuro; Luis, que se encontraba entretenido escucho un gran ruido que vino de la cocina, como la caída de todos los trastes de la casa,  pero todo al mismo tiempo, por lo que sin pensar se bajo de inmediato encontrando todo normal, pero estando ahí escucho otra vez: -AUN NO CREES QUE ESTAMOS AQUÍ?… NO ESTAS SOLO!-  por lo que volteando rápido alcanzo a ver que el florero que se encontraba en la mesa de centro se movía por la mesa y después de levantarse solo se cayó al suelo, y de pronto sin salir del asombro y su cabeza tratando de dar una explicación lógica a lo que acababa de ver, pero no terminaba cuando vio que detrás del sillón, se comenzaba a formar una figura nebulosa, pensando: Perfecto ahora se quema la casa…! Pero antes que se moviera, vio que la figura tomaba forma de una persona gris obscura, de la que salió la voz que le volvía a repetir –LUIS… NO ESTAS SOLO, AQUÍ ESTOY, Y VENGO A HACER QUE CREAS…

Reaccionando pero con cierto nervio, le dijo: -y quien se supone que eres tú?

-TE DIJE QUE NO ESTABAS SOLO… – dijo el ente con voz fría y hueca.

Y Luis ya con más miedo que nervio vio como la entidad atravesó el sillón a la vez que comenzó a sentir un hedor putrefacto retrocediendo a la vez que decía: – tu no existes!… los fantasmas no existen!…-

Y la entidad acercándose a Luis, mientras las cosas de la casa comenzaban a caerse como si fueran lanzadas por algo o alguien, así como los cuadros de las paredes se caían.

Luis poco a poco iba retrocediendo mientras que la entidad, como si estuviera enojada, le decía: -LUIS, NO ESTAS SOLO… ESTA ES MI CASA… Y TE DEMOSTRARE QUE DEBES TENERNOS MIEDO… – decía esto mientras se acercaba a Luis y de repente la entidad  se abalanzo sobre Luis cubriéndolo, y entrando en forma de humo en su cuerpo por la boca y nariz, mientras Luis queriendo gritar, -AAAHHHGGGG!!!…- solo salió un quejido ahogado

Solo pudo emitir un grito ahogado mientras caía de rodillas y se comenzaba a retorcer como si tuviera un ataque, a la vez que se escuchaba una carcajada que provenía de la garganta de el propio Luis, -JA JA JA JA JA!!!… –

Paso el tiempo… no se sabe cuánto pero ese día Silvia llego un poco más tarde que de costumbre, siendo ya en la madrugada, al abrir la puerta, soltó la bolsa que traía en la mano por ver como estaba todo, dando un grito al ver a Luis tirado en la puerta de la cocina, como muerto, así que corriendo ella se dirigió a él, tomándolo en sus brazos, viendo que se encontraba bien mientras le acariciaba el rostro y llorando le llamaba: LUIS…!, LUIS…!, DESPIERTA AMOR…!,  a la vez que decía una oración mental, y revisaba a su hijo pensando que lo habían asaltado.

Luis después de un par de minutos en brazos de su madre se despertó de repente y sobresaltado, a la vez que se separo de su madre se levanto de golpe, y volteando para todos lados, comenzó a gritar: -LARGO!… DEJAME!… NO ME TOQUES!… a la vez que se soltó llorando cayendo hacia atrás quedando sentado en el piso de la cocina y llorando, con las manos en la cara se tiro al piso  hecho un ovillo, y su madre queriendo ayudarlo, se acerco a la vez que se escucho un portazo fuerte que los hizo voltear. Y vieron como esa sombra que estaba en la sala de la casa se acerco hasta cerca de ellos y ambos escucharon esa voz hueca que se escucho como si viniera de la casa misma: NO ESTAS SOLO… NO ESTAS SOLO… NO ESTAS SOLO… HAHAHAHAHA…!

Ese mismo día se fueron de la casa, y sacaron las cosas en los días siguientes, se cambiaron a una colonia vecina del lugar, pero Luis, aparte de dejar de ser escéptico y volverse creyente, también termino con un trastorno, ya que se la pasaba diciendo a todo el mundo que si escuchaban la voz que le dice: NO ESTAS SOLO…!! Y que mira la sombra de un fantasma que lo persigue porque no cree en ellos, a pesar de rezarles y ponerles veladoras, tuvo que ser internado en un hospital psiquiátrico donde hace una semana  fue encontrado con una expresión de terror en su rostro, los médicos al revisarlo comentaron: -muerte por paro fulminante… la muerte del pánico….- Silvia se suicido el día siguiente por el dolor de perder a su hijo, su historia fue conocida por los vecinos  amigos de la familia, y por la comunidad entera, cuentan que por las noches se ve dos sombras pasar por las ventanas de la planta baja de la casa…

Que ahora es conocida como “LA CASA DEL ESCEPTICO”…

La Consulta, (La decision)

Estándar
Era lunes por la mañana, el último del año, y el Psiquiatra Dr. Guzmán, en su consultorio estaba esperando a su  paciente -que era yo-
Como paciente, llego puntual a la cita, eran las diez de la mañana, después de los saludos formales ante la recepcionista, esta le llamo al Dr. por el teléfono para que  me recibiera:-“Dr. el Sr. Álvarez ya se encuentra aquí”
-Gracias Alma, páselo por favor.

-“Buen día Dr. como esta”, -“Bien Sr. Álvarez, buen día, espero que se sienta un poco mejor con el medicamento, y que en esta  consulta nos sirva para avanzar con su problema”

Y mientras el me hacia una señal con la mano, yo me acomode en el diván del paciente  y comenzó a platicar con el Dr. mientras el acomodaba la grabadora que usaba en sus consultas y comenzaba platicábamos sobre la consulta anterior, el se acomodaba en él su sillón, y tomando su libreta de apuntes me dijo para comenzar la consulta en forma.
-“ok, que le parece si hoy  vemos los, o parte de los motivos que piensa usted, le hacen creer en que tiene que hacerle daño a otros seres, como me explico en la sesión anterior, cree recordar cuándo o como inicio esto??”.

-“sí, bueno… esta necesidad que siento, comenzó cuando tenía 10 años, primero me llamo la atención como reaccionaban las  mascotas en casa cuando  les causaba daño”.

-“mmm…” a ver platíqueme como es eso, puede ser un poco mas especifico?” me dijo mientras escribía en su libreta de anotaciones y me veía de reojo y a la grabadora de audio que utilizaba en las sesiones.

-suspirando, comencé a platicarle: -“bien Dr. Mi primer victima por así decirlo, ya que fue algo no planeado, y en realidad no le lastime demasiado, fue un gato que teníamos en casa, un día lo tome en mis manos y acariciándolo, el me araño, lo que me molesto y comencé a ahorcarlo, pero cuando lo vi que se estaba ahogando, lo solté”… -“le diré que la sensación de poder que sentí, y la adrenalina que tuve ese día al sentir como se moría en mis manos, la cual por mi edad no entendí, me llenaba todo el cuerpo y ser”, “me sentí poderoso, pero temeroso a la vez, no sé cómo explicarlo, pero me venció el miedo a mis padres por lastimarlo”.

-“Entonces se sintió poderoso, una especie de dios?” pregunto el Dr.

-“No podría decirlo así, pero esa sensación, la tuve mucho tiempo, tuve un debate por así decirlo conmigo mismo, la adrenalina y el miedo, lucharon en mi ser, al grado que un par de meses gano el miedo a mis padres pero después, en que tuve la oportunidad de agarrar otro gato pequeño en la calle, y lo volví a hacer pero esta vez sí lo mate. Asfixiándolo con mis manos” fue una sensación extraña. Sentir como la vida del gato se escapo entre mis manos, fue… grandioso sentirla, sabe que el cuerpo se va aflojando conforme se escapa su vida? –le pregunte mientras me volvía sobre el diván para ver su cara-, aunque a la vez sentí temor por lo hecho, mi conciencia se debatió durante más de medio año con lo del gato.”
-“Después de eso, lo volvió a hacer??”, -“es decir, lo ha hecho de nuevo con otro gato??”

Volteando desde el diván, a ver al doctor que me miraba inexpresivo, con la libreta en la mano, le respondí después de pensarlo un momento, y sin dudar, casi como en secreto en voz baja: -“Si, con otro gato. – y recomponiendo la voz, agregue-  aunque no sentí lo mismo, quería mas algo un poco mas difícil… y así que después lo volví a hacer, pero con un perro, aunque me alcanzo a morder, lo ahorque igual… asfixiándolo con mis manos”. “y a la vez aprendí que no todos los animales reaccionan igual a ese trauma” -mientras que hacia el movimiento con las manos en el aire, y dibujaba una sonrisa en la boca.-

-“tenia 11 años, y sentí la adrenalina otra vez, y quise mas… pero me tuve que controlar un tiempo”

-“porque?”

-“porque les extraño a mis padres la herida y les tuve que decir que me ataco y que lo golpee con un palo y se murió… niño bueno, obediente… me creyeron”, pero me tuve que dejar esa hambre guardada, y sentirla crecer cada vez mas… y más”

-“Entiendo… pero si vio que se complicaban las cosas porque no detenerse ahí?, porque seguir?.

-sonriendo a la vez que de nuevo volteaba a verlo a los ojos,- “porque es usted Psiquiatra??
“porque me gusta, porque lo desee toda mi vida y por ayudar a las personas como usted, pero no hablamos de mi. Dígame, cuánto tiempo espero para volverlo a hacer?”
Entonces porque me pregunta lo que ya conoce de respuesta, le decía girado sobre el diván
-ok, continuemos, dígame cuanto tiempo espero para volverlo a hacer?
como tres años, ya en la secundaria las cosas eran difíciles había un bravucón, que era el que nos hacia la vida difícil, un día me siguió a casa molestándome en el camino, ya no lo soportaba,  pero en un baldío que tenía que atravesar, con más coraje que miedo porque ya no lo soportaba voltee y lo enfrente, jejeje… en serio que no medí las consecuencias, pero me le deje ir al cuello y tomándolo con las manos, no le di tiempo de reaccionar y tirándolo al suelo, comencé a ahorcarlo entre los golpes que me comenzó a dar para defenderse, no lo soltaba y apretaba más fuerte, era más grande que yo, pero tome la iniciativa y pude tomarlo como si tuviese tenazas en las manos, valieron los golpes que me dio en la cara hasta que sentí que se aflojaba igual que el gato…. que el perro… pero de repente, en mi vista lo vi, vi que era alguien como yo, una persona, y el miedo me invadió soltándolo y saliendo corriendo de ahí, se quedo jadeando tratando de recuperar el aire…
Entonces no lo mato??
No…

Porque??

Tuve miedo!!
A que tuvo miedo?

-era un ser humano como yo!!… no es lo mismo con un animal que con otro ser humano… -dije mientras agachaba la miraba, y con un tono de arrepentimiento en la voz.
-no fui a la escuela un par de días porque lo que sentía me enfermo, tuve fiebre un par de días. Y cuando fui tuve temor a las represalias o que les dijera a los maestros, y mis padres me reprendieran, o algo peor. Así que me hice el enfermo pero no podía estar así mucho y falte ese par de días, al volver el me miro y me evadió todo el día, su miedo me hizo sentir fuerte… poderoso, no sé si me entienda?? Aparte que esa energía… la adrenalina se volviera a disparar en mí, me hizo escoger un animal de camino para volver a hacerlo, pero ahora me prepare para evitar accidentes, y agarre n perro callejero y lo hice. Me sentí bien con la energía renovada, pero mi mente no dejaba de ver la cara del niño cuando se aflojaba su cuerpo, y se sembró la idea de hacerlo otra vez, de terminar el trabajo con el…             o con alguien mas… así que espere el momento para hacerlo. Estuve viendo a los compañeros de la escuela tratando de escoger a alguno que no me pusiera mucha resistencia, y a los días la mire… a una compañera del salón contiguo, la cual comencé a observarla por días,  me di cuenta que era la idónea, ya que se iba por lugares solitarios y por el área de mi casa, era algo distraída, siempre se iba agachada, era como retraída, solitaria, era la idónea. Así que me gane su confianza en los días siguientes.

-Espere… me está diciendo que mato a una compañera de la escuela??
-Dr. pero espero que esto quede en secreto profesional. Por favor, lo que necesito es ayuda de su parte para quitarme esto… ya no lo quiero hacer.
-pero no me ha contestado… mato a una compañera suya de la escuela??

-si me permite terminar lo entenderá…
– como le decía… me gane la confianza de ella, y la comencé a acompañar a la salida, un día me arme de valor para hacerlo, pero al intentarlo… al comenzar a ahorcarla, ella no mostro miedo, sino que me dijo que le gustaba y seré sincero, eso me desarmo… así que no lo hice a ella, pero el bravucón, volvió a las andadas conmigo y con ella. un día que salí de casa a pasear en bicicleta, me lo encontré en el baldío molestando a un niño mucho más chico, llegue y sin avisarle lo golpee con la velocidad de la bicicleta,  y cayo con el golpe, y yo con él, le dije al niño que se fuera, y con mis 14 años, y en dos segundos, tome la decisión de mi vida, lo que me haría lo que soy, lo tome por la espalda y ahorcándolo con el brazo desde la espalda mientras le decía todo lo que le odiaba, todo lo que todos lo odiábamos por ser así, por molestarnos, pero no sentía esa energía que la primera vez, así que ya que estaba débil, lo voltee y quede  sentado sobre su cuerpo, vi como se iba ahogando y se ponía flojo poco a poco, a la vez que esa energía comenzaba a invadirme… le aflojaba para que tomara aire, y volvía a apretar, y cada vez que lo hacia sentía ese hormigueo en mi cuerpo, y mi visión se nublaba, mientras se nublaba mi vista… deje de apretar hasta que sentí como dejo de moverse y pelear por aire… fue mi noche de graduación… fue el primer ser humano que ahorque y mis manos le quitaron la vida… doctor, como hace rato: me sentí poderoso, no sentí remordimiento. -mientras volteaba a ver al Dr. vi su rostro desencajado, entre miedo y sorpresa, dibuje una sonrisa de complicidad hacia él,
El componiéndose, me dijo:
-ok… entonces me dice que paso la línea de los animales a los hombres, y que mato a un muchacho??
-si, pero se lo aseguro que era una escoria que sería peor que yo…
-bien, Sr. Álvarez, veamos… en primera eso no lo puede saber  usted, en segunda, me dice que ya mato a dos gatos y un perro, y después de varios años volvió a hacerlo pero ahora con un compañero de la escuela??
si, algo por el estilo, además solo fue un gato, pero también deseo que se entere que el hacerlo, me hizo sentir poderoso, la adrenalina que traía era demasiada, me fui de ahí temblando, y le diré que pase días sin poder dormir bien, cerraba los ojos y veía el rostro de le ahogándose, y luego muerto… así que deje de hacerlo, el remordimiento me llego horas después de hacerlo, sentía que mi conciencia me reclamaba, pero cuando ya tenía 23 años, en que un problema en el trabajo hizo que regresara esa sensación  y deseo, me golpeo un compañero por hacerlo quedar mal en el trabajo, y de nuevo volvió a salir eso que pensaba que ya no lo traía conmigo, el deseo de ahorcarlo… lo veía en mi cabeza como se retorcía entre mis manos, y espere el momento, pero como sabía que era más fuerte y no sería tan fácil hacerlo con mis propias manos, use un cable para matarlo, pero la sensación no fue la misma.

Está bien, entonces me dice que el matarlo con un objeto no le hizo sentir lo mismo que con las manos?.
Así es Dr. No sentí lo mismo y eso me  frustro, por lo que busque la forma de satisfacer la necesidad que tenia…
Sr. Álvarez, creo que por hoy es suficiente, como sabe tengo que analizar lo que me está diciendo para poder encontrar la solución a su problema, pero el tiempo no se detiene. Que le parece si continuamos mañana con esto para terminar, ya que saldré de la ciudad, pero quiero terminar esta etapa para poder darle un diagnostico firme y un tratamiento adecuado, le parece bien si continuamos mañana?.
Como usted diga doc. Al final de cuentas usted es el que manda…
Le parece bien a las dos así le daré un par de horas, para terminar lo que me está comentando, y comenzar su tratamiento más en forma, así que no olvide donde vamos me interesa saber que mas hizo con su necesidad.
Está bien Dr. Mañana a las dos aquí estaré para continuar… hasta mañana.

Al día siguiente, llegue puntual como esos días en que tenía cita, recibiéndome Alma y dando aviso al Dr. De mí llegada…
Dr. Guzmán: -“Bien, gracias Alma, páselo por favor y puede retirarse, nos vemos al regreso de mis vacaciones, que tenga un buen fin de año.”
-“Gracias Dr. e igualmente espero que lo pase igual”.
Una vez que entre al consultorio la secretaria se despidió de ambos y se retiro, quedando solos en el consultorio ambos.
Siguiendo la rutina anterior, me acomode en el diván, mientras el acomodaba las cosas para comenzar la sesión.

Ok, recapitulando, ayer me comentaba que este compañero de trabajo lo mato con un cable porque era más fuerte que usted, y eso le hizo sentir mal, entonces ¿como se animo a hacerlo?, ¿que hizo para sentirse mejor?.

-Bueno, en la escuela aprendí a observar a la gente y es algo que se queda uno con las costumbres, (le decía esto mientras en mi mente pasaba una serie de personas que tenia observadas y sabia que en cualquier momento podía saciar mi sed con ellas). En mi caso todos los días observaba a las personas y veía que hay gentes que son más vulnerables que otras no solo por lo fuertes o débiles, sino por detalles… los detalles que parecen normales para ellos mismos pero en realidad los vuelven vulnerables… fáciles de atacar, presas fáciles… son víctimas potenciales.
-bien pero él, como se volvió vulnerable ante usted?
-su afición al teléfono, se mete tanto en eso que no mira nada a su lado que no sea el teléfono.

-ok, y que hizo para compensar la falta de la satisfacción de hacerlo con las manos?

-fue sencillo, había una muchacha que ya había visto, y había fantaseado con matarla… y lleve a cabo mi fantasía… la mate en un callejón a la salida de el trabajo a dos calles de su casa… siempre caminando por donde mismo… siempre agachada sin ver a las demás personas, solo fue de tropezar con ella y poner las manos en su frágil cuello y adiós…
entonces deje ver si entiendo… me dice que en su vida la “sed” de hacer eso, le nació a los diez años y ha matado varios animales así como a un chico, y a dos personas de adulto… esto último hace qué??.. Diez años?.

-quince para ser preciso, doctor.

-Y dígame, Sr. Álvarez, desde entonces no lo ha hecho de nuevo?, es decir, no ha vuelto a tener esa necesidad?..

-si, si la he sentido en varias ocasiones más pero con el tiempo me he perfeccionado, al principio, me fue difícil, aunque tenía los patrones de la gente que creía seria más vulnerable, peor con los errores fui aprendiendo y dándome cuenta que no todos los que se ven “fáciles”, lo son, pero ahora con la tecnología es más fácil ya que la gente anda con el teléfono todo el tiempo y ello me facilita el que puedan ser más sencillo dominarlos por mi… o por otros que tienen las mismas aficiones que yo.

– o sea que, me dice que lo ha vuelto a hacer en este tiempo, y si se siente a gusto haciendo esto, porque entonces acude a mí para que le ayude a controlarlo o retirarlo…

-sentándome en el diván quedando casi frente al, y viéndolo a los ojos, seriamente le dije: porque quiero ser normal, no tener esta sensación y que voltee a ver a la gente sin necesidad de estudiarla para ver las posibilidades de si puedo matarle o no… porque en cada persona que conozco veo una víctima que puedo hacer daño, y me imagino cómo será matarle, que tan difícil se puede poner para hacerlo o dejarse matar, o cuánto tiempo podría tardar en que muera en mis manos…

– bien Sr. Eso es un avance, -me decía mientras hacia sus anotaciones y tomaba la grabadora que había dejado de grabar.

-en ese momento la idea paso por mi cabeza…tenia visto que, el doctor es delgado, no se ve muy fuerte, siempre está metido o en el teléfono o en el cuaderno…definitivo… es una buena victima…
-Entonces veo que esta descuidado y revisando su teléfono, por lo que sin pensarlo, me le abalanzó a tomarlo por el cuello, pero el doctor, no era tan débil como pensé, y tomándome de los brazos al caer, me sorprendió ya que me aventó en un movimiento, chocando con el escritorio pero recomponiéndome rápidamente a la vez que enfurecido me le abalancé de nuevo sobre el cuello con mis manos como tenazas queriéndolo agarrar, esta vez tuve suerte ya que al tomarlo y con el empuje que llevaba, caímos tumbando varias cosas pero lo tenia tomado del cuello él se preocupaba mas por lograr quitarse mis manos del cuello, y yo por hacerle más presión, mientras le decía “lo siento Dr. Pero su familia pasara un fin de año de luto”… en el forcejeo  de una patada tumbamos unas cosas que estaban en el escritorio rompiendo algo, pero lo que me sorprendió mas fue el hecho que tomo algo que traía en la cintura una especie de control… y lo presiono al comienzo de mi intento por matarlo, y por estar tan enfrascado en ahorcarlo no me di cuenta que entraron dos personas las cuales me aventaron quitándome de encima del Dr. Y me detuvieron para evitar que matarlo. Mientras forcejeaban conmigo el Dr. Recobro el aliento, y tosiendo mientras se tomaba el cuello, se levantaba mientras que a mí me tenían en el piso esposado… y viendo al Dr., quien era atendido ya por uno de ellos, le comencé a gritar que debería entender y ser feliz por ayudarme, no escojo a cualquiera… era algo especial… peor no lo vio así…
-y tú no sabes que ya no podemos tener secreto profesional en estos casos??, (eso es lo que me dijo), por eso estaban estos oficiales en el exterior por si hacías algo así??

Los policías, ya que eso eran me llevaron después a  prisión. Ya tengo casi un año aquí, es donde termine, acusado de varios asesinatos… me dijeron que nunca saldré, ya que las grabaciones con el doctor las usaron como pruebas confesoras, hoy estoy en la enfermería, desde que llegue aquí seguido me han golpeado y los otros presos han abusado de mí, me van a matar. Dicen que porque me han acusado de matar niños también, Aquí voy a morir, ya es noche buena y me han roto dos costillas, y también la nariz, dijeron que de regalo de navidad… y todo por mi falta de experiencia, por escoger a la victima equivocada

Muerte en el 1402 (Odio)

muerte en el 1402 (odio)
Estándar
El día de ayer, Domingo.  Siendo el día que regularmente uso para dormir y descansar. Tuve que trabajar ya que un compañero no fue.
Pero en la mañana al pasar por mi del trabajo, el compañero me incitó el comprar La comida (birria). El muy desgraciado me llevo hasta el negocio en que la venden, que a pesar de estar casi enseguida de la casa no llego ni paso por ahí…
Aahh, pero como el, si quería y no quería comer solo, cuando me estaba diciendo de la birria, con temor dentro de mi ya que me encuentro en un régimen alimenticio para controlar un poco el peso…  tome mi teléfono y marque el teléfono de emergencia para esos casos… el maldito de mi amigo, mientras yo marcaba a quien es mi monitor en el club de alimenticio, me abrió la puerta del carro y casi me llevo de la mano, mientras me decía ¨HUELE, QUE SABROSA, HUELE LA BIRRIA, VAMOS A COMPRAR SOLO UNA MEDIA ORDEN Y NOS VAMOS OK??¨… yo desesperada y con apetito, vuelvo a marcar el numero entrando el buzón de voz… mientras el me lleva platicando hacia el local ya dentro del local, viendo la lista y todo lo que lleva la comida, vuelvo a marcar y pienso… ¨ESTO NO ESTA BIEN¨… ¨PERO QUE RICO HUELE…¨  ¨DIABLOS CONTESTA, PARA QUE ME DIGAS QUE ESTOY MAL Y QUE ECHARE A PERDER TODO LO HECHO…¨  ¨LA MANTEQUILLA SE VE DELICIOSA EN LAS TORTILLAS, NO… TENGO QUE AGUANTAR, CONTESTA¨. Esto mientras sudo un poco y estoy peleando entre el antojo y mi dieta… en eso hecho mano a mi teléfono desesperada porque sonó de regreso, veo que es un mensaje que dice “ESTOY EN MISA, NO IRÉ HOY PERDONA QUE NO TE CONTESTE”… ¨que le pasa¨…  ¨estoy en crisis y me dice que esta en misa¨… ¨el desgraciado de mi compañero pide dos medias y dice una para ti y otra para mi¨… Sin contenerme ya y con la voluntad rota por el mensaje recibido…  acepto la comida y saliendo del local, le digo que se dirija a donde podemos comprar unas tortillas y mantequilla… llegando a la oficina me dispongo a comer la birria, viendo la cara de maldad de mi compañero al darse cuenta que se salió con la suya…  después de comer me entra el sentimiento de culpa y de arrepentimiento… maldita sea como fue que me deje vencer…. El día de hoy, cuando me toca ir a el negocio marcado con el 1402, por el desayuno del programa, tomo un BATE, con el que previamente le rompí el brazo y la espalda al infeliz de mi compañero por sonsacarme el día de ayer. y mientras avanzo al local voy pensando en lo que decía el mensaje y que todo mi esfuerzo se fue a la basura porque se encontraba en misa…. Al llegar me saluda y me pregunta lo que deseaba ayer. Ni siquiera fue para regresarme la llamada… y se dice mi monitor?? Con coraje le cuento lo que paso y comenzando a regañar me porque no me pude contener… tomo el bate que traía y tomando impulso le doy en la cabeza viendo como se revienta bajo el impacto… y gritándole que como era posible que se decía mi amiga… que no me dejaría sola en este esfuerzo por controlarme le sigo dando uno tras otro golpe…. En eso llega la policía que llamo un vecino que vio y escucho todo… llegan tres patrullas y como cuatro o cinco oficiales… uno de ellos me habla y me dice que lo suelte… pero me siento segada y no escucho con claridad, y atacando al oficial entre golpe y golpe le doy en la cabeza también pero el oficial que se encuentra tras de  el tomo su arma y me da uno y dos disparos… hasta donde llegue… estoy en el hospital por las heridas, detenida… acusada de matar a una persona y de herir a otras dos, todo por no contestar la maldita llamada de apoyo… todo por estar en misa…

El Cruce de Caminos

Estándar
Me encontraba en la feria del aniversario de fundación del pueblo, es un pueblo chico y tiene pocos años de fundado, era el aniversario 66 de este, y como todos los años por la fecha, era festejo doble ya era el día 31 de octubre, y se festejaba la fundación así como las fiestas de Halloween y de los difuntos en los dos días posteriores… Con menos de 2000 habitantes, muchos nos conocíamos. Tengo mas o menos cinco años viviendo aquí ya que por trabajo me enviaron y aquí me quede, me case, y vivo feliz.

Este año vinieron unos amigos de la ciudad a pasar conmigo el festejo del pueblo, y andábamos deambulando por la feria que se puso para el festejo, mis tres amigos y yo llegamos a la fonda del pueblo y estábamos tomando algo cuando entre la gente vimos a Joel, un amigo que teníamos varios años sin ver, lo llamamos, volteando se acerco con nosotros, había algo raro en el ya que la mirada era como si estuviese ausente, a pesar de eso, su comportamiento con nosotros era normal.

Platicando nos llamo la atención que solo pidiera agua y que no la bebiera pero con la platica no le dimos excesiva importancia… después de un rato Joel nos pregunto, ¨Saben que el día de hoy, se juntan los tres mas grandes espíritus y pueden conceder un deseo sin pedir nada a cambio???…

Quedándonos serios y mirándonos unos otros le preguntamos que de donde sacaba eso, y con una sonrisa medio perdida nos contó la historia:

Todos los años en la noche de las brujas y el amanecer de los ángeles, el diablo, la muerte, el arcángel Uriel, se juntan y recorren la tierra sin hacer mal solo para ver como esta la tierra y si alguien llega a encontrarlos en su paso, le es concedido un deseo que lleva a cabo uno de los tres, se dice que hay que estar en un cruce de caminos en medio de un panteón porque la energía ahí es fuerte por los muertos, las cruces y la espiritualidad, es mas fácil que se puedan ver. Y burlonamente viendonos unos a otros le preguntamos que se ocuparía para hacer la ceremonia, velas incienso y cosas así??? El sonriendo dijo que no creyéramos todo lo que cuentan, que solo se necesitaba un espejo, una mesa, cuatro vasos y una botella de vino, así como algo de pan y frutos secos, para invitarles, sorprendidos por la respuesta le preguntamos como era eso y nos comento que el vino y los frutos son como ofrenda que se debe dar al pedirlos ellos, las sillas y la mesa, son para que descansen un momento de su viaje, después de tomar las viandas y esperar para que pidas el deseo… Arturo, le pregunto que para que era el espejo entonces, y viéndonos seriamente nos dijo: es para que si tienes valor los veas realmente como son… sonriendo y viendo entre la gente dijo, disculpen después nos vemos… y se perdió entre la gente no lo volvimos a ver.
comentando entre nosotros lo que nos dijo y lo raro que estaba, creímos que estaba por ahí de paso, le restamos importancia, pero Arturo, dijo, los veo esta noche y separándose, fue al almacén a comprar el vino y las viandas, por la tarde en la merienda, lo vimos que llego con algunas bolsas y revisando vimos que llevaba todo lo que Joel dijo que se necesitaba, viéndolo con curiosidad dijo; que?? No esta de mas hacerlo quien quita y pido la inmortalidad… y se soltó riendo al igual que nosotros. Por la noche como a las once y media dijo que entraría al panteón que se encontraba a media calle de mi casa, y comenzando a cargar las cosas le ayudamos a llevarlas.

Entrando al panteón lógicamente no es muy grande así que llegamos al unico cruce de caminos que esta en medio de el panteón y acomodo la mesa, pidió que nos retiráramos y que si no volvía a la una fuéramos por el…

Siendo mas de las doce treinta pero antes de la una, llego a la casa caminando lento y con una mirada de preocupación a la vez que algo perturbada, por lo que lo abordamos de inmediato y le pedimos nos dijera que paso, levantando la vista, mirándonos nos dijo; es verdad, los he visto, han venido… entrando a la casa y tomando asiento en la sala tomamos lugares alrededor de el, y con mas curiosidad que un niño pedimos nos platicara y nos dijera que pidió el nos comenzó a contar: iban a dar dar las doce cuando me dieron ganas de acomodarme en uno de los caminos, y de pronto un aire frio de mas comenzó a soplar y de los otros tres caminos vi que llegaban uno por cada uno, Uriel, un joven cabello algo largo y bien vestido, llego y se sentó sin voltear a verme, un minuto después llego la dama con un vestido algo viejo, muy hermosa, de cabello castaño largo y bien peinado, ojos profundos, me miro y me dio una sonrisa a la vez que se sentaba, inmediatamente después llego un hombre de mediana edad, bien vestido, pulcro quien al verme vi un brillo en sus ojos, que sere sincero me dio miedo.

ya sentados los tres voltearon a verme y me invitaron a sentarme con una sonrisa y un gesto con su mano izquierda los tres al mismo tiempo, después de eso, me preguntaron si eso que estaba ahí era de ellos o si les iba a invitar, solo pude decir que se sirvieran ya que era para ellos por lo que destape la botella y ofrecí las viandas a los tres, sin decir palabra ellos comieron, y bebieron la botella de vino, al terminar, se quedaron un momento quietos reposando y ella dijo: bien, ha sido un largo camino, gracias por las viandas, has pensado en pedir algo a cambio o solo es una ofrenda?? Me quede mudo por un momento, el joven mirándome me pregunto: porque no ordenas tus ideas y dices lo que quieres, tenemos solo un momento, y el hombre mirándome dijo: no piensas usar el espejo??, algo confundido, trate de tomar el espejo que deje en la mesa, pero la voz del joven, me detuvo diciendo: estas seguro, tal vez te arrepientas de ello, y viendo el espejo ya en mi mano voltee a verlos y les pregunte: que clase de deseo podrían darme, ella me respondió que no había limites, solo que estuviera seguro de lo que pedía ya que podría haber consecuencias, el hombre con tono mas serio y algo molesto, dijo: anda con lo que quieres, y usa el espejo si lo vas a hacer, todos amenazan con ese espejo y al final solo unos lo han usado… que ya tenemos que retirarnos… a la vez que nos decía esto cerro los ojos y llevo mi amigo las manos a la cara.

Tensos nosotros por lo que estaba contando, le apresuramos a decir que pediste?? A lo que respondió… les dije que antes de pedir mi deseo quería verlos realmente como eran pero sin el espejo, verlos directamente, y que ustedes los vieran también, y Uriel contesto que era algo no recomendable ya que no lo soportaría, pero que si estaba seguro que así seria, y  que solo alcanzaria a decirnos lo que vio antes de morir, y que ese seria mi deseo, ya no podría pedir nada mas, y que viviría con esa imagen hasta el ultimo momento de mi existencia ahí… a lo que respondí que si, que así quería, entonces se escucho un trueno que me hizo parpadear un momento y entonces vi realmente como eran… es… algo que no puedo describir, Uriel, no es como nos han hecho creer… nada es así… y viendo como se ponía cada vez mas pálido a la vez que se llevaba la mano derecha al hombro izquierdo, y su respiración se hacia mas rápida, le preguntamos otra vez que es lo que nos engañan, diciendo a la vez que cerraba los ojos y una lagrima salía de sus ojos.
El ángel, Uriel, salieron sus alas de la espalda pero no como lo hacen creer, alas blancas… eran color gris verdoso, como de murciélago, con garras en la punta superior y en la de abajo… y su rostro se hizo como de lagarto… – tranquilo amigo-, le dijimos, pero el continuo… – el hocico algo alargado y los ojos rojos… sus manos se hicieron unas garras… y volteando hacia ella… ella. se convirtió en un ser deforme… traía una balanza en la mano derecha y una daga en la izquierda… me dijo que era al balanza para el juicio del corazón y del alma de las personas al morir… y la daga es para abrir el pecho y sacar ambas cosas el cuerpo del muerto… y el… el diablo… se detuvo un momento… y cayendo hacia al frente lo detuvimos y acomodándolo hacia atrás en el sillón… tomando aire… nos termino de decir, en lo que llamábamos a una ambulancia ya que vimos que estaba sufriendo un colapso nervioso y cardíaco, antes de llegar la ambulancia nos dijo: el diablo era como Uriel, pero mas grotesco ya que lleva cuernos por todo el cuerpo…  los hombros y la espalda es mas grande y es un color gris azulado, en eso se escucho la sirena de la ambulancia que llegaba (la unidad estaba a siete calles de mi casa). esos ojos eran amarillos y profundos, tenían odio total a todos… me dijo antes de irse que ellos vendrían… po…

ahí sufrió el ataque, a la vez que entraban los paramédicos, lo reanimaron ahí y se lo llevaron al hospital, nos fuimos con el pero llegando murió, nos dijo el medico que sufrió varios ataques cardíacos que no pudieron hacer nada… no pudo decirnos que le dijeron…
pero recuerdo que me miraba fijamente a mi, han pasado dos años de eso, he querido hacer lo mismo pero tengo miedo… veo a los seres que nos describió atreves de mi ventana, uno de mis amigos murió hace poco… es el segundo… solo quedamos dos, que estuvimos aquel día con el… cuando volvió del panteón solo traía en la mano el espejo que se llevo… estaba estrellado pero no roto, aun lo conservo, en las noches siento que me habla atravez de el, pero no lo quiero ver… solo quiero saber una cosa, tal vez tu puedas decirme… que nos quiso decir…